sábado, 3 de diciembre de 2022 Actualizado a las 02:06

Agenda Inclusiva

Presentado por:

Opinión

¿Y donde quedó la ReCreación?

por 31 julio, 2018

¿Y donde quedó la ReCreación?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No solo estamos frente a un modelo socioeconómico que nos limita en cuanto a recreación, tiempo libre y ocio, también el Estado ha involucionado a la par. ¿Qué entiende usted por recreación? ¿Qué piensa de la palabra ocioso? ¿Qué considera usted
tiempo libre?

Solo por simplicidad y para ser concreto, quisiera explicar por medio de ejemplos, lo que No es recreación y sus vinculaciones al ocio y el tiempo libre en Chile.

No es recreación, prácticas para las personas que no incorporan a sus protagonistas en el diseño y gestión del programa (plan, momento, actividad) invisibilizando los intereses, motivaciones y afectos de los participantes. ¿Les habrán preguntado a los vecinos de las plazas, respecto al equipamiento recreativo de dicho espacio (juegos para niños y adultos, maquinas deportivas,
rejas, espacios para mascotas, etc.)? ¿Y por qué todas parecen gemelas entonces?

La primera idea de recreación que quisiéramos instalar es la que permite desarrollar a las personas y sus comunidades, incorporándolos como sujetos activos y protagónicos, para que los mismos recursos destinados a las plazas gemelas se optimicen en función de la rentabilidad social de un espacio público que responda a las necesidades e intereses de la comunidad involucrada.

No es recreación llevar a los niños y niñas al parque de entretención que simula una cuidad de adultos, pero a escala infantil. Con promedios de 6 o 7 años, pequeños ejecutivos de banco, asistentes de farmacia, productores de TV e incluso militares, deben trabajar para conseguir dinero y gastarlo solo en el supermercado del hipopótamo, no en otros, porque el banco tiene
marca, la farmacia tiene marca, el canal de TV es otra marca y así nuestros pequeños, desde su inocencia y vulnerabilidad son fidelizados no solo con marcas, sino con un modelo de sociedad que permite el tiempo libre solo cuando no se está trabajando y en un sistema de compra -con dinero- de recreación, validando la lógica del consumo como satisfactor de la dimensión del ocio
del ser humano, excluyendo a quienes no trabajan o no tienen los suficientes recursos para jugar a la oferta y la demanda.

El Doctor Manuel Cuenca, referente en Ocio de la Universidad de Deusto Bilbao España, al igual que muchos intelectuales del continente, apuesta por un concepto de ocio, recreación y tiempo libre para el desarrollo dumano, dentro de un marco ético que trascienda desde lo individual a lo común y que no replique los sinsabores y lastres del modelo, sino que los combata en función de transformar y mejorar entre todos la sociedad.

La palabra ReCreación, a propósito escrita con la primera C mayúscula, nos refiere a experiencias y vivencias, que logran significar o resignificar la realidad y las relaciones implícitas en ella: con la naturaleza, con otros semejantes, con otros distintos, con la comunidad, con las distintas cosmovisiones que comulgan en nuestro Chile actual y nos desafían hacia el 2030.

En concreto, la recreación ha venido desapareciendo de la política pública chilena desde los 90. Actualmente, no existe política, plan o ley respecto a ella, ni definición por parte del Estado. Se ha instrumentalizado y subordinado al campo del deporte, cuando son muchas veces diametralmente opuestos (competencia vs. cooperación entre otras).

Es posible aprender de las experiencias de nuestros vecinos. Los países del continente, muchos con el aval de contar con la palabra “Recreación” plasmada en sus constituciones, vienen desarrollando el campo de la recreación con vasto camino recorrido hace décadas.

El caso de Colombia es notable. Desde hace cerca de 20 años han trabajado Planes Nacionales de ReCreación, donde se genera la articulación de toda la institucionalidad en función de objetivos para periodos de 4 años. Así, lo que muchas veces ocurre en Chile respecto a la duplicidad de programas en un mismo colegio donde, por ejemplo, llegan maquillados distinta forma por un
ministerio y otro, restando alcance a las políticas sociales bien focalizadas y desperdiciando dineros de todos.



Lejos estamos de Colombia, México, Perú, Argentina o Brasil. Uruguay, como casi todo el continente, cuenta con carreras profesionales en prestigiosas universidades de Montevideo que imparten la carrera de Licenciado en Recreación. Peñarol y Danubio, equipos de la primera división de fútbol de dicho país, cuentan con duplas psicólogos + recreador y trabajan con el primer equipo y como miembros del cuerpo técnico.

Sin dudas existen muchos temas que tienen que ver con la sociedad y su sustentabilidad pensando en el 2030. Existe amplia evidencia de prácticas y modelos recreativos actuales interviniendo en la educación, las terapias en salud y rehabilitación, recreación para organizaciones, para la integración multicultural, para el rescate patrimonial, para la construcción de espacios públicos y privados… en fin… está presente en las áreas de nuestra vida más importantes y por eso son garantes de sustentabilidad en cuanto aportan al desarrollo humano.

Hoy propongo pensar en la recreación, el tiempo libre y el ocio como protectores de la humanidad, tal cual lo vivieron las primeras civilizaciones y que por estos días se extraña en Chile.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV