sábado, 15 de diciembre de 2018 Actualizado a las 21:11

Agenda País

Consumidores

Pelotas, bicicletas y patinetas entre los productos que causan mayores accidentes en menores

por 7 diciembre, 2018

Pelotas, bicicletas y patinetas entre los productos que causan mayores accidentes en menores
Sólo el Hospital Luis Calvo Mackenna, atendió alrededor de 700 casos de niños accidentados por este tipo de productos el año pasado. A fin de ampliar la vigilancia del mercado, el Sernac firmó convenios de colaboración con el Hospital Roberto Del Río y con el Hospital Exequiel González Cortés, y renovó sus acuerdos con el Hospital Luis Calvo Mackenna y Coaniqum para compartir información sobre productos que arriesguen la seguridad de los niños y realizar acciones de prevención. Instituciones hicieron un llamado a un uso seguro de los productos, así como recordaron que la comercialización de fuegos artificiales está prohibida, pues su uso ha generado importantes casos de lesiones en niños en años anteriores.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Entre el año 2013 y hasta el 2017, el Hospital Luis Calvo Mackenna y Coaniquem atendieron a casi 30 mil niños por accidentes relacionados con distintos productos de consumo, entre ellos, pelotas, bicicletas y patinetas.

Considerando que se acerca Navidad, el Sernac quiso advertir a las empresas y a los consumidores para evitar accidentes, aprovechando la firma de un nuevo convenio de colaboración con el Hospital Roberto Del Río y con el Hospital Exequiel González Cortés, así como la renovación del trabajo que mantiene desde el año 2013 con el Hospital Luis Calvo Mackenna y Coaniquem cuyo objetivo es compartir información y desarrollar acciones conjuntas para prevenir accidentes que afecten a la población, especialmente a los niños.

En la actividad, realizada en dependencias del Sernac, estuvieron presentes el director nacional del organismo, Lucas Del Villar; la directora (s) del Hospital Roberto Del Río, Mirta Acuña; la directora (s) Hospital Exequiel González Cortés, Inés Araneda; el presidente de la Corporación de Ayuda al Niño Quemado, (Coaniquem), Jorge Rojas; el director del Hospital Luis Calvo Mackenna (HLCM), Jorge Lastra; el superintendente de Electricidad y Combustibles (SEC), Luis Ávila; el director ejecutivo del Instituto Nacional de Normalización (INN), Sergio Toro, entre otras autoridades.

Este acuerdo compromete a las instituciones de salud, a entregar antecedentes al Sernac respecto de atenciones de lesiones asociadas a productos de consumo, a fin que este organismo analice la información y conjuntamente, se promuevan las acciones de prevención o corrección pertinentes.

Su origen radica en el ingreso de Chile a la OCDE, cuando el país aceptó una serie de recomendaciones en materia de seguridad de productos, entre ellas el establecimiento de un sistema de Recolección de Datos asociado a lesiones o daños ocasionados por productos de consumo, tarea que le fue asignada al servicio del consumidor.

Gracias a este convenio con el Hospital Luis Calvo Mackenna y Coaniquem, vigente desde 2013, el Sernac ha desarrollado una serie de tareas tendientes a educar, informar y prevenir a la ciudadanía, como por ejemplo, fichas de recomendaciones para la compra de patines y scooters; para prevenir la ingesta de piezas pequeñas por parte de los niños; proporcionar información para campañas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) respecto de concientización sobre cápsulas de detergente líquido y sobre el volcamiento de muebles, entre otras.

En esta misma línea, una de las acciones más significativas ha sido la mesa de trabajo sobre hervidores eléctricos en la que, en conjunto con la industria, la SEC, INN, Coaniquem y Dieron se continua con la gestión de iniciativas de prevención.
Accidentes relacionados con productos de consumo

Entre el año 2013 y hasta el 2017, entre el Hospital Luis Calvo Mackenna y Coaniquem registran, 29.775 atenciones de salud relacionadas con accidentes ocurridos al interior de los hogares o provocados por distintos productos de consumo.
De este total, un 24% de los casos correspondieron a accidentes que afectaron a niños entre 2 a 4 años; y un 22,8% a niños entre los 5 y los 9 años.

En el caso de Coaniquem, sólo en el año 2017 registró más de 2.540 atenciones debido a este tipo de incidentes. De este total, un 19,7% de los casos correspondió a quemaduras producto de estufas, un 4,9% a hervidores eléctricos, un 4,2% a planchas de ropa y un 2,8% de planchas alisadoras de pelo.

Llama la atención este último caso, ya que se registran quemaduras en cabeza y manos en niños menores, pese a que no es un producto destinado para ellos. De hecho, se han visto en el mercado y realizado prohibiciones de comercialización y retiros de este tipo de productos por contener diseños y motivos decorativos infantiles, lo cual está prohibido por la autoridad sectorial, SEC.
Asimismo, las instituciones reiteraron el llamado respecto de la compra y uso de fuegos artificiales en las fiestas de fin de año, ya que su comercialización se encuentra prohibida, sin embargo, aunque en menor medida, persisten casos de quemaduras por este motivo.

Por su parte, el Hospital Luis Calvo Mackenna en 2017 recibió 3.955 casos por accidentes. De este total, 315 casos fueron po incidentes provocados por pelotas; 245 accidentes producto de caídas de bicicletas y 150 atenciones producto de lesiones provocadas por patinetas, juntamente tres productos altamente demandados durante Navidad, y que coincide con la tendencia estadística detectada para este centro de Salud, en que gran parte de los casos revisados, se registran precisamente entre los meses de diciembre y enero.

En este sentido, el director nacional del Sernac, Lucas Del Villar, explicó que la Ley del Consumidor (LPC), establece el derecho a la seguridad en el consumo y las empresas están obligadas a ofrecer productos y servicios que no dañen la salud de las personas o impliquen algún riesgo.

Considerando la cercanía de Navidad, la autoridad recordó que, en el caso de los juguetes, los consumidores tienen derecho a que estén correctamente rotulados, con información clara y en castellano, que tenga advertencias e instrucciones para su uso seguro.

“Nuestro consejo es no comprar juguetes que no tengan la información en castellano ni instrucciones para su uso seguro. Además, es relevante fijarse en las recomendaciones de edad, de supervisión y de contenido de partes pequeñas, imanes o pilas. Un juguete inseguro o del que se haga un mal uso puede ser como un arma puesta en las manos de un niño. Con la seguridad de los niños, no se juega”, recalcó.

El llamado del Sernac a las empresas es a cumplir la ley y ser profesionales, pues la seguridad en el consumo no sólo es un derecho relacionado con los juguetes, sino que se aplica en todos los productos y servicios de los distintos mercados.

Agenda pro consumidor

Hace algunos días el Presidente de la República y el ministro de Economía anunciaron una agenda “pro consumidor”, que incluye una serie de medidas, entre ellas, la elaboración de un reglamento, que implica elevar los estándares de seguridad de los productos que se comercializan en el país.

Recomendaciones
Fíjese que el juguete tenga información en español, advertencias e instrucciones para su uso seguro cuando exista algún riesgo, informar sobre el país de origen, razón social y dirección del fabricante o importador, puesto que si el consumidor tiene algún problema con el producto sepa adónde y a quién reclamar.

Asimismo, es importante que los padres consideren una serie de consejos para que los juguetes sean seguros:
- Que sus piezas o partes no obstruyan la respiración.
- Que los envases no contengan elementos cortantes ni punzantes.
- Que los envases adviertan que el embalaje debe estar alejado de los niños.
- Que no sea inflamable.
- Que no sea tóxico.
- Que indique la edad de uso recomendada, utilizando mensajes como “advertencia, no apropiado para niños menores de 3 años”.
- Que no sea falsificado.

Camas elásticas

Si piensa regalar camas elásticas, considere:
- Los menores de 6 años deben utilizar camas elásticas de acuerdo a su peso y estatura.
- Las camas elásticas no son recomendables para niños muy pequeños ni bebés.
- Las camas deberían ser descartadas si sus partes o piezas no están disponibles ni pueden ser reemplazadas en el mercado, o si sus piezas están dañadas.
- Cerciórese que el marco esté acolchado. Debe existir una extensa capa de relleno o acolchado para la superficie de la cama elástica. Toda conexión y accesorio metálico debe quedar cubierto (muelles, ganchos, resortes y marco).

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV