jueves, 26 de noviembre de 2020 Actualizado a las 17:31

Agenda Saludable

Presentado por:

Día del Medio Ambiente

Autor Imagen

La travesía del alerce

por 5 junio, 2017

La travesía del alerce
Muchas historias se habían contado en mi familia, especialmente por parte de mi abuelo paterno, Rodolfo Wahl, quien a sus 86 años sigue firme y activo con lo recuerdos del ayer. Una de sus tantas historias fue la explotación de alerces que hizo durante la década del 50’, en la zona forestal de Puelo, con sólo 20 años de edad fue mandado por su padre a explotar alerces a un campo de 1.000 héctareas (Campo Desesperado).
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Esta propiedad queda entre la ruta de Hornopiren a Puelo, justo en el límite norte del parque nacional Hornopiren. Con el tiempo mi abuelo me contaba todo el sacrificio y la gran faena que tuvieron por esos años. Un equipo humano de consideración, logística para cortar los alerces, y lo más díficil tolerar las fuertes inclemencias del tiempo. Un dato interesante era el método de transportar las basas desde la cordillera al pueblo, esto consistía en tirar las basas río abajo, para que las agarrara un cable de fierro cruzando el río Puelo chico, lo malo de ese sistema, era que la mitad de las basas seguían de largo hacía el estuario de Reloncaví, por lo que la producción se veía afectada, pero la historia cuenta que mucha gente, incluso de Chiloé fueron beneficiados, cuando de repente recibían las basas de Puelo, marcadas con las iniciales de mi abuelo R.W.

Así fue pasando el tiempo y los años, mi abuelo a mediados de los años 50’ dejó la faena, y se fue a vivir a Llanquihue, y desde esa fecha el campo quedó tirado. Luego el año 1976 el alerce obtuvo protección por parte de la Unesco, y por fin el futuro de este noble árbol sería distinto.

Yo oriundo de Puerto Montt e influenciado fuertemente por mi padre de enseñarme a conocer, querer y respertar toda la zona de Puelo, cuando aún estaba en pañales. No habian puentes ni caminos, y vivía muy poca gente. Aún recuerdo cuando cruzabamos el río Puelo en barcaza y el río puelo chico con su camioneta mazda 4x4. Debe haber sido por el verano de 1997 cuando me dijo la siguiente frase, que nunca olvidaré: “debemos apostar por esta maravillosa zona, en unos años más Puelo y Cochamo serán conocidos por todo el mundo”, dicho y hecho.

Fue así como por lo menos una vez al mes ibamos a ver lentamente cómo se iban desarrollando el avance de la zona. Timidamente empezaron a llegar los primeros afuerinos, a hacer patría a la zona, y en casi 20 años la zona ha ganado gran popularidad, gente de afuera se ha hecho casas, los logde de pescas y cabañas estan cada vez más presentes, y nosotros hemos sido testigo de esto. Fue entonces como el mito de los alerces gigantes fue creciendo, se decía: "Del valle del poicas hacia el sur existe un viejo campo abandonado que había sido explotado durante la década del ’50". Se hablaba que ahí estaban los alerces más grandes de Chile.

Fue así que el verano del año 2013 se hizo la primera travesía hacía el Alerce Catedral, era un rumor generalizado que existía un alerce gigante. La travesía se puede realizar desde Hornopiren a Puelo, o al revés, eso sí siempre son 3 días y 2 noches. Luego el año 2014, dado el éxito de la primera travesía, durante el mes de febrero se hizo la segunda versión, cada vez con más entusiasmo, de poder transmitirle a la gente la majestuosidad de este gigante del sur. Para el año 2015 se hizo la tercera travesía, está fue a la primera que yo pude asistir, fuimos 56 personas en total, y la ruta fue desde Hornopiren, llegando al lago Pinto Concha, donde pasamos la noche, para luego al otro día avanzar por los faldeos del volcán Yates, para dormir en el campamento los Mallines (Fundado así por mi), dejando para el tercer día la visita al Alerce Catedral. El alerce se encuentra al lado de la huella. La ruta fue hecha por Don Bernardo Beyer, quien es el único que conoce la ruta al revés y al derecho. Es más cuando nos tocó liderar la tercera expedición tuvimos una serie de complicaciones, ya que no conocíamos la ruta en un 100%, llevábamos la ruta en un track de GPS, pero a veces entre tantos árboles la señal se pierde. La travesía dura 3 días enteros, el primer día de Hornopiren al camping en el parque Hornopiren, eso son máximo 6 horas. Luego el segundo día, desde el camping del parque hacía los Mallines son unas 6 horas. Para finalizar el tercer día con el descenso a la ciudad de Puelo, el tramo más largo, cerca de 7 horas, pero la mayoría en bajada, ahí es donde está el Alerce Catedral.

Las 3 travesías habían resultado un éxito, la razón de por qué no se siguió realizando la desconozco, se comenta que el organizador tuvo algunas complicaciones. Por eso mismo el verano del 2015, junto a mi padre, hermana y amigos, hicimos nuevamente la ruta, eso si con una variación, llegamos en helicóptero directamente a los Mallines y desde ahí empezamos el descenso hacía Puelo, para poder documentar y medir al gigante. Los resultados fueron sorprendentes y simplemente venían a comprobar la versión de mi abuelo, quien me contó, que aquel alerce no lo cortaron durante la faena, porque era mucho trabajo, y que fueron entre 11 a 12 personas los que lo abrazaron al tronco.

Junto a mi papá llevamos una huincha y el perímetro fue de casi 12 metros, por lo que su diámetro sería de 3,8 metros, si se divide por π (3,14), o sea su rango de antigüedad va entre los 3.500 a 3.800 años. Soy responsable y cuidadoso al decir que esta medición no es oficial, por lo que no puedo escribir en el título de este artículo que es el más grande de Chile, pero a las personas que leyeron esto y están interesados en descubrirlo, los dejo cordialmente invitados a sumarse a la travesía del Alerce Catedral 2018. Nos contactamos y nos vemos en Puelo este verano...

 

 

 

 

 

 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV