miércoles, 28 de octubre de 2020 Actualizado a las 19:29

Techo de cristal

Educación superior: sólo el 27% de los altos cargos están ocupados por mujeres

por 3 agosto, 2017

Educación superior: sólo el 27% de los altos cargos están ocupados por mujeres
Estudio revela que existe una brecha importante en la representación del género femenino en los cargos directivos de primer nivel en universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica de nuestro país.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El tema de la equidad de género tiene una tarea pendiente en la educación superior de nuestro país. Así lo evidencia el estudio “Participación femenina en cargos directivos en instituciones de educación superior chilena”, realizado por el área de estudios de Aequalis que dirige José Venegas.

De acuerdo al académico, la investigación analizó la participación femenina en cargos directivos de primer nivel jerárquico, rector o director ejecutivo, y de segundo nivel jerárquico, vicerrector o director, además de los decanos en el caso de las universidades. Se levantó información desde 133 Instituciones de Educación Superior (IES), lo que significó constatar la existencia de 883 cargos de rector, director ejecutivo, vicerrector, decano y director. El resultado muestra que el 27% de estas posiciones son ocupadas por mujeres.

Continuando con las conclusiones de este análisis, Venegas dice que al desagregar ese número entre los tres tipos de IES, se concluye que las universidades son las con más baja participación, con un 22%, en tanto los Institutos Profesionales (IP) alcanzan un 37% seguidos de los Centro de Formación Técnica (CFT) con un 36%. Asimismo, afirma que la posición de rector o rectora es el cargo directivo en el que existe menor presencia femenina con un 13%. En primer lugar se ubica el cargo de director con un 41% seguido de vicerrector con un 30%.

A juicio del académico, el principal aporte de este estudio es “relevar la importancia del tema, en particular que la equidad de género contribuye, a fin de cuentas, a una mejor gestión del talento en las organizaciones lo cual aplica, sin dudas, a las IES. Múltiples estudios, citados en la investigación, señalan que desde la perspectiva organizacional la equidad de género contribuye positivamente al desarrollo de las organizaciones, pues no considerar el aporte de la mujer en estas posiciones directivas implica no aprovechar al máximo la gestión del talento”.

Por otra parte, el ejecutivo del Foro de Educación Superior Aequalis agrega que el análisis realizado “da cuenta de un hecho concreto: aún existe una brecha en la representación del género femenino en los cargos directivos de nivel superior, particularmente en la rectoría”.

Analizando el documento, Venegas explica que resulta interesante constatar que en el segundo nivel jerárquico la participación femenina supera el tercio a nivel promedio del sistema y que en el caso de los IP este valor se encumbra al 45% y en los CFT al 39%. “Es importante este resultado ya que estudios señalan que superar el umbral del 30% es positivo en cuanto a que a partir de él las organizaciones, de algún modo, comienzan a acelerar hacia la paridad de género. Por otra parte, un informe encargado por el gobierno Británico desarrolló un conjunto de propuestas que, entre otros, considera deseable promover que en el segundo nivel jerárquico exista mayor presencia femenina y que, de este modo, las organizaciones puedan contar con más opciones a la hora de elegir a los directivos de los gobiernos corporativos de las empresas.

Comparando los resultados obtenidos por el estudio chileno  con los de otros países, Venegas señala que, “por ejemplo, en Suecia el año 2010, el 43% del cargo de rector fue ocupado por mujeres, comparado con el 10% en los 27 países de la Unión Europea. En Estados Unidos, en tanto, el porcentaje de mujeres presidentas de College y Universidades era, el año 2011, del 27%. En el caso de Chile en las universidades apenas se observa un 4%”.

Agrega que un estudio publicado por el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, de los profesores Barrientos y Hess del año 2016, indica que en el ámbito de las empresas chilenas IGPA de la Bolsa de Comercio, la participación femenina en los directorios y plantas de alta gerencia alcanza el 4,5%.

“Sin lugar a dudas, los resultados a los que llega Aequalis en esta investigación confirmarían el denominado "techo de cristal" señalado en la literatura. Es decir, las mujeres que se encumbrarían a las primeras posiciones de la organización, en general pocas, se "estrellarían" con una barrera invisible denominada "techo de cristal". Las causas de ello son numerosas y propias de la cultura. Al parecer esto también aplica al ámbito directivo en la educación superior chilena”, concluye.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día