lunes, 22 de abril de 2019 Actualizado a las 00:54

Afecta la fertilidad en ambos sexos

Cómo el sobrepeso afecta a la posibilidad de quedar embarazada

por 15 febrero, 2018

Cómo el sobrepeso afecta a la posibilidad de quedar embarazada
El exceso de peso puede ser un problema tanto para mujeres como para hombres a la hora de concebir, ya que afecta directamente la calidad del semen y salud ovocitaria. El bajo peso también puede ser un problema.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El exceso de peso puede ser una gran complicación para quienes busquen un embarazo. De hecho, especialista aseguran que las complicaciones obstétricas pueden ser dos a tres veces superiores en mujeres obesas, como por ejemplo, ser causa de diabetes gestacional. Además el riesgo de aborto y muerte fetal se encuentra aumentado en relación a personas con su peso normal.

Pero eso no es todo: el sobrepeso de la mujer durante el embarazo puede llevar a sufrir presiones altas, poniendo en riesgo tanto la vida de la futura madre como el de la guagua por la posibilidad de sufrir convulsiones. También traería complicaciones a la hora de aplicar anestesia o incluso desangramiento al realizar una cesárea.

El sobrepeso es un problema de gran magnitud hoy en día. Es más, según el último informe sobre alimentación y nutrición de la Organización Mundial de la Salud junto a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la alimentación y la agricultura, “Chile lidera el índice de obesidad en mujeres en Sudamérica”. En dicho estudio se indica que un 32,8% de las mujeres mayores de 18 años tienen obesidad o sobrepeso, en tanto, los hombres adultos, que ocupan el segundo lugar en la región, tienen un porcentaje que llega al 24,8%.

Pero el exceso de pero no es solo un problema para la mujer a la hora de concebir, sino que una mala dieta afecta la calidad del semen del progenitor, pues la recomendación para una concepción más efectiva sería el aumento de consumo de Vitamina C. Este tipo de vitaminas mejoraría la calidad del semen y podría ser importante para la salud ovocitaria de la mujer, lo que ayudaría a reducir el riesgo de infertilidad en ambos sexos.

“La obesidad puede afectar a la reproducción masculina desde varios puntos de vista. Por un lado, se puede afectar la calidad seminales, al disminuir el volumen del eyaculado, disminuir la concentración espermática y la motilidad de los espermios. Además, por un aumento de la temperatura escrotal se puede producir daño a nivel del ADN espermático”, aclaró el doctor Carlos
Troncoso, director de la Clínica IVI Santiago.

Troncoso acotó además que la obesidad se asocia a una mayor prevalencia de disfunción eréctil y a una disminución del deseo sexual, lo que se explica por una disminución de la testosterona circulante.

Por otro lado, para aquellas mujeres que también tengan bajo peso el panorama no es muy alentador si se desea concebir, pues pueden tener menores tasas de éxito tras métodos de reproducción asistida y se ha asociado a complicaciones obstétricas tales como parto prematuro y bajo peso al nacer del o la recién nacida. La especialista en reproducción asistida de IVI Santiago, Dra. Rose Marie Meier, acota que “lo ideal para comenzar un tratamiento es estar normopeso, lo que quiere decir, un índice de masa corporal entre 18,5 y 24,9 kg/m2”.

“Tanto si la madre está bajo peso o con lo que se alimenta no cubre los requerimientos energéticos de la mujer se puede asociar a restricción de crecimiento fetal, es decir del bebé, que deje de crecer lo que potencialmente debería crecer y por lo mismo bajo peso al nacer. Podría asociarse al menor incremento ponderal durante la gestación a partos prematuros”, afirma la especialista en fertilidad.

La doctora agrega que “lo ideal para bajar de peso es hacer ejercicio y seguir una dieta equilibrada y prolongada en el tiempo para que los resultados sean efectivos, duraderos y saludables para nuestro organismo”. “Han aparecido ‘dietas milagrosas’ que son practicadas durante el periodo estival. El problema de este tipo de dietas es que la mayoría no cuenta con un respaldo científico por el cual funcionen y muchas de éstas no son equilibradas en cuanto a nutrientes aportados”, puntualiza Meier.

“Se recomienda que una pareja que busca embarazo debe seguir una dieta balanceada, principalmente una dieta mediterránea. Hay ciertas cosas que están relacionadas con una peor calidad en los gametos (genérico de esperma u óvulos), por ejemplo el exceso de tabaco. Fumar más de 10 cigarrillos al día, tanto en el hombre como en la mujer puede afectar la calidad de los ovocitos y espermatozoides. Por otra parte, el exceso de café también es dañino y altera la calidad de los gametos y se recomienda consumir menos de dos tazas de café al día, lo que equivale a 100 o 200 ml por día”, comenta la doctora.

Pero no es lo único con lo que hay que tener cuidado. "Con respecto a drogas, principalmente evitarlas porque esto también podría alterar la calidad de los espermios”, señala.

Dentro de las exigencias para un buen tratamiento de reproducción asistida, la especialista aclara que “idealmente se requiere que tanto los hombres como las mujeres sigan un estilo de vida sano, que hagan ejercicios, esto mejora la calidad de los gametos. Idealmente que no estén sometidos a un estrés psicológico muy alto, también podría alterar los ciclos en las mujeres”.

Por eso se recomienda seguir una dieta variada compuesta por una gran amplitud vitamínica, donde cada una posee una propiedad beneficiosa:

Vitamina A: la falta de ésta desarrollaría la degeneración y la caída de la cantidad de espermatozoides. Se recomienda ingerirla en alimentos con su precursor, el Caroteno.

Vitamina B: su deficiencia podría conducir a un exceso de estrógeno, lo que dificulta la fertilidad en ambos sexos.

Vitamina C: mejoraría la inmunidad, calidad del semen y es de gran importancia para la salud ovocitaria en la mujer, lo que ayuda a reducir el riesgo de infertilidad tanto para hombres como para mujeres. Las frutas cítricas son ricas en antioxidantes, por lo que podrían disminuir el impacto de las hormonas producidas por el estrés, lo que pueden dificultar la erección en el varón o los ciclos en las mujeres.

Vitamina D: Esta vitamina que conseguimos a través de la exposición moderada y responsable al sol mejoraría la acción de la secreción de insulina, la ovulación y ayudaría a aumentar la probabilidad de embarazo después de la Fecundación In Vitro.

Por otro lado, existen beneficios en el consumo de semillas y frutos secos, ya que contienen grasas saludables y nutrientes como el zinc, selenio y la vitamina E, que podrían ser importantes en la producción de hormonas sexuales y espermatozoides. Y no hay que olvidar la Fibra, que retarda la absorción de azúcares en el intestino impidiendo un gran aumento de la insulina
después de una comida.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día