sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 21:10

YO OPINO

Chile Vamos y sus argumentaciones discriminatorias contra hijos e hijas de familias LGBTIQ+

por 3 julio, 2020

Chile Vamos y sus argumentaciones discriminatorias contra hijos e hijas de familias LGBTIQ+
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El miércoles 1 de julio con 27 votos a favor y 13 en contra se aprobó la idea de legislar el proyecto de ley Boletín N°10626-07 que regula la filiación para hijas e hijos de familias lesbomarentales, transparentales y homoparentales  que fue presentado el 12 de abril 2016 por las Agrupaciones Lésbicas Rompiendo el Silencio, Visibles, Familia es Familia y Corporación Humanas, con el patrocinio de las Senadoras Isabel Allende, la Senadora y Presidenta del Senado Adriana Muñoz y los Senadores Harboe, Lagos-Weber y De Urresti.

Desde Familia es Familia, valoramos tremendamente este importante e histórico paso, a la vez vemos con ojos críticos el hecho de que haya tardado 4 largos años en lograr que se votara la mera idea de legislar.

Comprendemos mejor que nadie que nuestra sociedad se mueve a pasos gigantescos, más evolucionados con respecto a las temáticas relacionadas con el avance en derechos del niño, niña, niñe y adolescente, los derechos de las mujeres y los derechos humanos de todas las personas.

Estos sesgos son violentamente perturbadores para nuestros hijos y familias, y llama fuertemente la atención que los y las honorables no sean lo suficientemente conscientes de que la transmisión es pública y que nuestros hijos están pendientes viéndolos en vivo pronunciarse con una bajeza en contra de ellos y sus familias.

Apreciamos ver la capacidad de poner en primer lugar el interés superior de nuestros hijos e hijas, dentro de los discursos de senadoras y senadores que votaron a favor, esto nos confirma que todas las audiencias que sostuvimos con cada honorable en estos 4 años, valieron la pena y dieron fruto.

Es más, nos sorprende ver como incluso desde el oficialismo también existe la capacidad de poner en primer lugar el bienestar de nuestros hijos e hijas, dejando sus propios creencias o prejuicios de lado para trabajar por sus derechos tan esenciales como son los derechos de filiación.

Por otro lado, repudiamos tajantemente los discursos arbitrariamente discriminatorios, arcaicos y ofensivos por parte de senadores y senadoras que no tuvieron el mismo valor de velar por los derechos de nuestros hijos e hijas y decidieron poner por sobre su bienestar, sus propias ideologías religiosas y fundamentalistas.

Estos sesgos son violentamente perturbadores para nuestros hijos y familias, y llama fuertemente la atención que los y las honorables no sean lo suficientemente conscientes de que la transmisión es pública y que nuestros hijos están pendientes viéndolos en vivo pronunciarse con una bajeza en contra de ellos y sus familias. Este nivel de argumentación es perjudicial y doloroso para ellos y no debiera ser posible que los senadores y senadoras utilicen un lenguaje tan discriminatorio ante todo el país, en una sala que se supone es de todes.

Es justamente este tipo de discriminación y otras que son más directas y que afectan la dignidad de nuestros hijos, que queremos enfatizar que cada día que nuestros hijos, hijas e hijes viven sin sus derechos a su filiación es otro día más en el que el Estado se encarga de discriminar en contra de ellos, negándoles: su identidad familiar, la posibilidad de ser legalmente representados por sus dos madres en casos de emergencias, la protección legal en caso de la separación de sus madres a una relación directa y regular, a alimentos, y al apoyo financiero por sus estudios hasta los 24 años, y más grave aún que a pesar de ser un Estado firmante de la Convención Internacional de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, les niega la posibilidad de permanecer en sus familias en caso del fallecimiento de sus madres gestantes.

Este riesgo se agudiza en medio de esta pandemia COVID-19, causando una angustia y afectación psicológica en los hijos e hijas, y sus familias dado que no cuentan con la seguridad, ni la garantía de quedarse con su otra mamá en caso de perder a su madre que dio a luz al coronavirus.

A la falta de la promulgación de nuestro proyecto de ley, sus vidas quedarían en las manos de un tribunal, donde será un juez o una jueza que decidirá por sus futuros, donde no existe garantía que la madre de crianza que los haya criado toda la vida pueda seguir haciéndolo y todo a raíz de la falta de regulación al respecto.

Ni siquiera las sentencias históricas y valorables de doblematernidad como del caso Attilio, ni del año 2011 de tres hijos y sus dos madres mapuches sirven como garantías que todos los hijos puedan contar con la misma protección legal. Es por esto que en 2015 partimos las agrupaciones lésbicas y feministas con el trabajo de redactar, presentar e incidir políticamente y con mucha perseverancia nuestro proyecto de ley que busca regular la filiación de todos los hijos, hijas e hijes, sin exclusiones, sin condicionarlo a la relación de las madres e independiente del proyecto del matrimonio igualitario, porque somos conscientes de que no se puede retroceder 22 años en el pasado y crear nuevamente una distinción entre hijos matrimoniales y no matrimoniales en los casos de familias LGBTIQ+, es por esto, que decimos trabajar por los derechos filiativos y enfocarnos en proteger la relación entre hijos, hijas e hijes y sus madres o padres por el interés superior de nuestros niños, niñas, niñes y adolescentes.

Por lo mismo, vemos con alegría que ahora comenzamos una nueva etapa en la cual contamos con un apoyo mayoritario en el Senado y en la comisión de infancia y tenemos la certeza que una vez que se ingresen las indicaciones y se de la discusión en particular, lograremos que los derechos de nuestros hijos e hijas sean prioridad durante dicha discusión y que se repetirá el apoyo y compromiso mayoritario por el interés superior de los niños, niñas, niñes y adolescentes de familias LGBTIQ+ en el congreso y que finalmente lograremos erradicar la ilegitimidad que el Estado chileno ha ejercido en contra de nuestros hijos por tanto tiempo. ¡Derechos Filiativos Ahora!

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día