sábado, 26 de septiembre de 2020 Actualizado a las 06:51

BRAGA

Organizaciones de mujeres rechazan medidas cautelares contra Martín Pradenas: “La valoración que hizo de los hechos el juez es lamentable, sesgada y está llena de estereotipos judiciales”

por 22 julio, 2020

Organizaciones de mujeres rechazan medidas cautelares contra Martín Pradenas: “La valoración que hizo de los hechos el juez es lamentable, sesgada y está llena de estereotipos judiciales”

Crédito: Agencia Uno

Tras la resolución de la formalización de Martín Pradenas, -acusado de delitos de abuso sexual y violación-, quien solo quedó arresto domiciliario total, arraigo nacional y la prohibición de acercarse a las víctimas, las agrupaciones de mujeres feministas repudiaron en conjunto la decisión del juez Federico Gutiérrez, quien rechazó la prisión preventiva solicitada por la Fiscalía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las redes sociales estallaron en críticas esta mañana, tras hacerse pública la decisión del juez Federico Gutiérrez, del Juzgado de Garantía de Temuco, quien rechazó la petición de prisión preventiva para Martín Pradenas, -acusado por delitos de abuso sexual y violación-, realizada por la Fiscalía y los abogados querellantes.

Según la resolución del juez, el acusado de violación quedó con arresto domiciliario total, arraigo nacional y con la prohibición de acercarse a las víctimas, ya que “la medida cautelar no puede ser una especie de condena anticipada". En ese contexto las agrupaciones de mujeres y feministas, rechazaron en conjunto la decisión de Gutiérrez.

“No se utiliza una perspectiva de género en los procedimientos por delitos sexuales”

Por su parte la Directora Ejecutiva de Abofem, Barbara Sepulveda, manifestó que esta medida cautelar “si bien es apelable, es una decisión que pone en evidencia algo que pasa siempre, precisamente porque no se utiliza una perspectiva de género en los procedimientos por delitos sexuales”.

“Basta recordar casos emblemáticos y el trato que se le ha dado a las víctimas de violencia de género, como la exposición pública de la vida sexual de Nabila Rifo y el cuestionamiento moral al que fue sometida en juicio, hoy el sistema ha quedado en evidencia nuevamente por un caso mediático, esas miles de personas que vieron en vivo estas audiencias se dieron cuenta de los sesgos, estereotipos, humillaciones de las víctimas por parte de algunos intervinientes”, agregó.

Finalmente destacó que “miles de mujeres se vieron reflejadas en estas audiencias, en sus propias experiencias de vida, en sus propios abusos y violaciones, la expectativa de justicia en el caso de Antonia es simbólica, porque es la justicia que anhelan todas esas mujeres y que hoy nuevamente vemos que para ellas esa justicia nunca llega”.

La valoración que hizo de los hechos el juez es lamentable”

Por su parte, la coordinadora legal de la Corporación Miles, Javiera Canales, valoró el trabajo del Ministerio Público en este caso en particular, destacando que están satisfechas con la “recolección de pruebas, creemos que ha sido contundente, que ha sido ilustrativo, que se ha peleado, lamentablemente incluso en los tiempos de prescripción, se ha establecido además una circunstancia de la violación y del abuso sexual, una interpretación súper amplía, recordar que en nuestro país además no tenemos una regulación del consentimiento, entonces es súper escueto lo que tenemos en nuestro código penal y valoramos que el Ministerio Público lo haya hecho en ese sentido”.

Sin embargo, consideran también que “la valoración que hizo de los hechos el juez es lamentable, es sesgado y está llena de estereotipos judiciales, estereotipos que viven día a día las víctimas sobrevivientes de violencia sexual y las no sobrevivientes también, desafortunadamente… con la valoración que dan las magistradas y los magistrados al momento de tener que revisar hechos de carácter de delitos sexuales”, añadió Canales.

En este sentido, consideran que “más allá de la prisión preventiva que evidentemente es desalentadora, para el resultado de las víctimas, más allá de eso eventualmente puede llegar a ser corregido más adelante, (…) lo realmente preocupante acá es la valoración de los hechos que hizo el juez al momento de considerar la concesión o no de la medida cautelar”.

“Esto habla como bien dije anteriormente, de estereotipos judiciales que existen, que existe el reproche sobre la vida sexual, que existe el reproche sobre el consumo o no consumo de alcohol, en definitiva se le sigue cargando la culpa a las víctimas y se le sube el volumen a lo que no queremos escuchar y se le baja el volumen a lo que realmente importa, que en definitiva aquí son varias mujeres que no se conocen y que están acusando a una misma persona”, finalizó la coordinadora legal de la Corporación Miles.

“Es urgente una reforma sustantiva con perspectiva de género a la justicia”

En tanto la abogada de la Corporción Humanas Constanza Schönhaut, señaló que este caso está siendo un caso histórico desde distintas perspectivas. “La cantidad de personas que han seguido la formalización y el activismo que se ha desplegado en redes, habla de una conciencia feminista que sigue avanzando”.

“Por su parte, las argumentaciones de la Fiscalía y querellantes han sido contundentes y contrastan con una defensa que expresó lo peor del machismo y el patriarcado, con planteamientos que reproducen la cultura de la violación. Lamentablemente, como dicen las tesis, el patriarcado es un juez, y queda la angustia por las familias de las víctimas y por todas, de saber que el imputado se va a su casa y no queda en prisión preventiva, lo que hubiese sido del todo pertinente a la luz de los hechos”, agregó Schönhaut.

Finalmente afirmó que es “urgente una reforma sustantiva con perspectiva de género a la justicia y a la regulación de los delitos sexuales, aún hay muchos casos que quedan en el silencio por la revictimización y frustración que significa enfrentarse al actual modelo de justicia”.

“Da cuenta de lo importante que es que todas las personas que intervienen en el sistema judicial tengan formación en temáticas de género y derechos humanos”

En esta misma línea habló la abogada penalista de AML Defensa de Mujeres, Paloma Galaz, para quien con la resolución de hoy se da cuenta de lo importante que es que todas las personas que intervienen en el sistema judicial tengan formación en temáticas de género y derechos humanos”.

“La audiencia de hoy fue una clase magistral de cómo los estereotipos respecto de las mujeres y las victimas operan en las magistraturas. En este caso en particular se desvalorizó por parte del magistrado completamente el relato de las víctimas, porque no entiende la dinámica de las agresiones sexuales y las consecuencias de estas en sus víctimas y que es algo que no solo está presente en el discurso de este magistrado en particular, sino que en podríamos decir que en la mayoría de las magistraturas”, agregó.

“Como AML Defensa de Mujeres, nos parece gravísimo que para el sistema judicial no sea desproporcionado que por ejemplo para quienes violan la cuarentena se les decrete la prisión preventiva y en el caso de ataques sistemático de una agresión sexual parezca totalmente excesivo que se decrete esta medida cautelar, porque en el fondo lo que sucede es que el imputado se presente incluso como una persona inofensiva tanto para las víctimas como para la sociedad”, concluyó Galaz.

“Fue un proceso de revictimización masiva”

Finalmente la vocera de la Coordinadora Feminista 8 de Marzo, Javiera Manzi, dijo que lo que experimentaron las mujeres al ver la formalización del imputado “fue un proceso de revictimización masiva que a través de la defensa de Pradenas, nos expuso a los mismos argumentos con los que se pretende desconocer, enjuiciar a las víctimas y normalizar la violencia patriarcal que nos quita la voz”.

“El desfile de juicios misóginos, la relativización de la violencia denunciada donde vimos declararse prescritos 2 de los delitos imputados y hoy la desestimación por parte del juez de 3 de los 4 delitos  restantes. Con ello el único delito que se le imputa es la violación de Antonia Barra. Toda la violencia institucional vista ayer y desplegada especialmente por el abogado defensor Gaspar Calderón, explican por qué tantas mujeres deciden no denunciar”, añadió Manzi.

Para la CF8M la determinación del juez en este caso es aberrante, ya que “si esto pasa en el caso de Antonia, con toda su visibilidad, con miles de ojos atentos, ¿qué podemos esperar de la actuación de la justicia en tantos otros casos? El Estado pidió prisión preventiva para Sara, acusada de parricidio por defenderse de un femicidio inminente. El Estado pide 10 años de cárcel para un niño, acusado de quemar el metro de santiago. Este caso lo deja de manifiesto una vez más: la justicia en Chile es una justicia de clase, patriarcal y racista”.

 

Más información sobre El Mostrador