lunes, 23 de noviembre de 2020 Actualizado a las 14:07

BRAGA

Las contradictorias cifras de Chile sobre la explotación sexual infantil en internet

por 18 noviembre, 2020

Las contradictorias cifras de Chile sobre la explotación sexual infantil en internet

Campaña PDI #todoscontraelgrooming

La pandemia, el encierro, la crisis económica y el creciente uso de internet, han generado el panorama ideal para que la explotación sexual de niñas en línea aumente alrededor del mundo. Sin embargo, en Chile, según informa la PDI, las cifras no se han agudizado durante la crisis sanitaria. Incluso, de forma inaudita, estas han disminuido en el 2020. ¿Es posible que Chile presente números positivos cuando a nivel mundial las víctimas de esta vulneración han aumentado producto de la pandemia?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Adolescentes que venden fotos íntimas, comercialización de imágenes sexuales de niñas, perfiles falsos que a través del engaño buscan obtener material sexual infantil y acosadores que difunden contenido erótico de niñas sin su consentimiento, son parte de las vulneraciones que constituyen explotación sexual infantil en internet.

“A nivel mundial, el tráfico de imágenes de pornografía infantil, que incluye graves abusos sexuales hacia niños y niñas, ha aumentado cerca de un 30% desde la aparición del coronavirus”, advirtió un artículo de Corporación Opción, institución que trabaja hace años la erradicación de esta vulneración en el país.

Sin embargo, en Chile, las cifras de explotación sexual infantil en internet no han aumentado con la pandemia, de hecho, han disminuido un 32% respecto al año anterior, según informó la Policía de Investigaciones. Esta situación nacional, no solo se opone al panorama mundial y a lo que han indicado organizaciones internacionales sobre este tema, sino a sus mismas estadísticas que siempre han ido en aumento.

La explotación sexual en línea aumenta en todo el mundo, menos en Chile

Ana tiene 16 años y debido a la pandemia está confinada en su casa sin poder ir al colegio, ni ver a sus amigos. Sus padres están cesantes y es fácil darse cuenta que la situación económica que están pasando no es la mejor. Piensa y dice ¿por qué no? y envía un “pack” -fotos explícitas de su cuerpo- a un hombre que la contactó a través de Instagram y le ofreció dinero a cambio de obtener imágenes sexuales de la niña.

El caso de Ana es un hecho más de vulneración dentro de una realidad que, lamentablemente, va en aumento. El Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados, red internacional que recibe denuncias desde plataformas digitales por contenido de abuso sexual contra menores, solo en marzo tuvo más de dos millones de notificaciones por este delito producto de la pandemia, más del doble que el mismo mes en 2019, según informó una noticia de abril del medio BBC Mundo.

Contrario a este escenario, y según información entregada por la Policía de Investigaciones, en Chile las denuncias por comercialización, almacenamiento y producción de material pornográfico infantil, además de grooming -engaño de adultos a niñas en internet para conseguir contenido sexual- han disminuido un 32% respecto al año 2019, analizando el periodo desde la llegada del coronavirus a Chile.

Desde marzo a agosto, se han generado 131 denuncias por delitos asociados a explotación sexual infantil en línea, mientras que durante los mismos meses en 2019 la cifra fue de 192 casos. Una diferencia de más de 60 niñas o niños que ya no están siendo visibilizados.

Chile no solo está siendo la excepción a la realidad mundial, sino que además, en plena crisis sanitaria, estaría rompiendo la tendencia de aumento que ha sostenido en los últimos años la explotación sexual infantil en internet. Mientras desde el 2015 al 2019, la cantidad de casos tuvo un alza del 57%, según información entregada por la Policía de Investigaciones. Hoy, la cifra es 32% menor al año previo.

Los peligros de no tener cifras

Distintos Programas Especializados en Explotación Sexual del Sename (PEE), advierten que sí han visto un aumento de casos en pandemia, respecto a otros años. La directora de ONG Raíces, Denisse Araya, señaló que los PEE del organismo han recibido durante la crisis sanitaria 28 casos relacionados a explotación sexual en línea, mientras que la coordinadora del PEE Esci Opción, Denisse Olave, advirtió que “durante la pandemia, hemos hecho más denuncias que otros meses”.

La PDI señaló que la disminución en las cifras se relaciona directamente con el “confinamiento producido por la pandemia, como también al cierre de los establecimientos educacionales, que hizo que no se generaran las instancias para que los niños y niñas, dieran a conocer a las redes de apoyo, que estaban siendo víctimas de estos delitos”. No se niega un aumento de esta vulneración, sino más bien una presencia de factores que han impedido visibilizar a las víctimas de explotación sexual infantil en internet.

No tener cifras acordes al panorama internacional, implica no visibilizar que un aumento de la explotación sexual infantil en internet sí podría estar pasando en Chile. Denisse Araya advirtió que la falta de números “es altamente riesgoso, porque si no hay claridad de cómo enfrentar los delitos sexuales contra niñas, niños y adolescentes en una situación de encierro, ¿qué políticas van a elaborar al respecto?”.

El año 2019, según informó la Fiscalía Nacional, hubieron en Chile 504 denuncias relacionadas a pornografía infantil y, de este total, 279 ingresaron a través de la Policía de Investigaciones. Es decir, un 55% de las causas fueron recibidas por la PDI, organismo que ha visto una disminución del 32% de sus cifras en plena pandemia.

Al cierre de esta nota, la Fiscalía Nacional -institución que visibiliza el total de casos a nivel país- solo entregó las cifras correspondientes al año 2019, pues las denuncias recibidas en 2020, desde la llegada de la pandemia, es una información no sistematizada al interior del organismo.  De esta forma, al día de hoy, es imposible saber cuál es la realidad que están viviendo niñas, niños y adolescentes respecto a la explotación sexual en internet, un delito que vive un auge sin precedentes alrededor del mundo.

Mientras la recesión económica, encierro e hiperconectividad constante de niñas y niños en internet han generado que en el mundo esta vulneración aumente a niveles históricos y preocupantes, en Chile, de forma inaudita, la explotación sexual infantil en línea está disminuyendo.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día