martes, 26 de enero de 2021 Actualizado a las 16:39

BRAGA

Vivir Quintana, cantautora de Canción Sin Miedo: “El odio hacia las mujeres es la pandemia que más nos mata”

por 26 noviembre, 2020

Vivir Quintana, cantautora de Canción Sin Miedo: “El odio hacia las mujeres es la pandemia que más nos mata”
En entrevista exclusiva con El Mostrador Braga, la destacada cantautora mexicana reflexiona en torno a la violencia de género que golpea muy fuerte en Latinoamérica, junto a su más reciente lanzamiento, “Llamadas de emergencia”, una canción en memoria de las víctimas de violencia machista en este contexto de encierro, cuarentena y pandemia.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Cantamos sin miedo, pedimos justicia. Gritamos por cada desaparecida. Que resuene fuerte: ¡Nos queremos vivas! ¡Que caiga con fuerza el feminicida!” Esta es una parte de Canción Sin Miedo, el tema de la cantautora mexicana Vivir Quintana, quien emocionó a todo el continente por lo crudo y real de sus letras, haciendo referencia a la verdadera pandemia de violencia de género que arrebató en manos de femicidas, las vidas de 2.755 mujeres entre enero y octubre de este año, a lo largo y ancho de Latinoamérica.

Es por ello que, en entrevista exclusiva con El Mostrador Braga, Viviana, mejor conocida como Vivir Quintana, nos relata el proceso creativo de sus obras, además de reflexionar en torno a la terrible realidad latinoamericana que hace peligrar la vida, dignidad y derechos de las mujeres, situación que se ha visto acrecentada por el Covid.

Hace pocos días, la cantautora, junto a la banda holandesa SnowApple y el coro El Palomar, lanzaron “Llamadas de emergencia”, una canción en memoria de las víctimas de femicidio en este contexto de encierro, cuarentena y pandemia.

Sus letras, tal como Canción Sin Miedo, reflejan una estremecedora realidad de la que todas y todos podemos ser víctimas o testigos. “No importa si cruzo calles o estoy en casa, el monstruo que me atormenta jamás descansa, el virus de la violencia soporta el jabón y el agua. El odio hacia las mujeres es la pandemia que más nos mata. Y llaman al 911 y no se reporta nada, porque alguien allá en lo alto dijo que hay muchas llamadas falsas. Y llaman al 911, mujeres desesperadas, si no les responden pronto serán la cifra de la mañana…”, dice parte de la canción.

La cantautora tiene una relación muy estrecha con nuestro país, y se ha convertido poco a poco en una gran referente y representante a nivel hispano, de las voces de aquellas mujeres cuyas vidas se perdieron a manos del machismo y misoginia. En este contexto, Canción Sin Miedo surgió como parte de la preocupación de Quintana y de Mon Laferte por la cantidad de femicidios que ocurren en México, donde la estadística revela que son 11 diarios. De esta forma, Mon invita a Quintana a participar del concierto que daría en El zócalo, y con las voces del conjunto El Palomar, interpretaron la icónica canción.

“El otro día yo estaba platicando con un profesor de la Universidad y él me preguntaba que si yo había leído algo en particular, antes a la canción, si había hecho un estudio sociocultural para que estallara en todos los estratos sociales, pero también hacia hombres, mujeres, hacia todos los países. Y yo le digo que no era necesario, sino más bien es observar, observar rotundamente lo que está pasando ahorita en nuestro país (...) Esto nos conecta muchísimo y nos llega por igual a todos lados, porque es algo que estamos viviendo en todos lados”, cuenta Quintana.

Proyecto Silenciadas

Además de Canción Sin Miedo, Quintana colaboró en agosto con la Corporación Miles Chile, en el proyecto musical “Silenciadas, donde la voz de algunas, hoy será la voz de todas”, en donde por cada femicidio ocurrido este año, diversas cantautoras escribieron e interpretaron las historias de aquellas víctimas, porque sus vidas no son un número para una estadística, son personas, con nombre y apellido, cuya historia no debe ser olvidada.

La canción de Quintana es sobre la vida y caso de Alejandra Castro, la segunda víctima por femicidio de este 2020, para componerla, Vivir se sumergió lo más posible dentro del contexto del crimen, investigó profundamente sobre ella.

“Cuando me dan el caso de Alejandra, me dieron un parrafito de lo que trataba su historia, pero a mí cuando yo hago una canción me gusta mucho irme hasta el fondo, y más si voy a hacer una canción que hable de alguien. (...) Llegué hasta encontrar el perfil de su Facebook personal, me di cuenta de que tenía mucho tiempo viviendo violencia por sus posts, encontré el Facebook de su asesino también, y veía lo que posteaba uno y otro. Fui escarbando en las noticias que había también sobre el caso, también un video en YouTube para ver cómo era Requínoa, que es donde había pasado todo, me metí a Google Maps para para ver cómo era su contexto social. Quería que fuera como si ella me contara cómo había sido su vida”, explica la cantautora.

Pandemia, pero de violencia de género y femicidios

Para la artista, una de las razones por las que los Gobiernos no se comprometen como deberían en la lucha por la erradicación de la violencia hacia la mujer, es el hecho de que admitir que en su país están matando a 10, 11 mujeres diariamente, es aceptar a nivel mundial que se tiene un problema.

“Entonces, pues casi siempre, ¿qué es lo que quieren? hacer como no, no, aquí no está pasando nada, aquí no tenemos ese problema. No quieren que mundialmente nos tachen como un país al que no se puede venir o en el que no se puede vivir”, expresa.

En este sentido, para Vivir, ahora más que nunca está en las manos de todas y todos los ciudadanos el poder evitar que estas situaciones sean invisibilizadas, con las redes sociales de nuestra parte, todos podemos hacer algo.

“A mi México me encanta, siento que es un país que he tenido el privilegio de recorrer, está lleno de una diversidad tanto cultural como paisajista, lleno de magia y de cosas hermosas. Y muchas veces eso es todo lo que nos enseñan. Hemos crecido en una sociedad en donde nos enseñan a mostrar lo bonito. En las redes sociales pasa lo mismo, en la educación, en todos los sistemas. Sin embargo, creo que también tenemos que mostrar que tenemos una situación muy fuerte detrás de todas esas maravillas, que existe en esa diversidad algo horripilante, y es que, en sus calles, en sus patios, en sus casas, estén sucediendo estos asesinatos todos los días”, relata.

Para Quintana, el arte es una de las formas de denunciar, visibilizar esas situaciones, y diversos tipos de artistas, tienen para ella el deber de alzarse y mostrar este contraste. “Tengo una esperanza muy puesta sobre muchas compañeras, artistas que ahorita están haciendo ese tipo de denuncias en la música, en la danza, en la pintura, en la ilustración, en todas las artes”, cuenta.

Cuando el sistema falla y la justicia se toma por las propias manos

Uno de los muy recientes proyectos en los que Quintana ha trabajado se titula, “Cosas que sorprenden a la audiencia”, fueron dos años de trabajo que justamente la jornada de ayer, 25 de noviembre, Día Internacional de la eliminación de la violencia hacia las mujeres, entregó. Son 10 cancioneros donde relata las historias de mujeres que, en su defensa, acabaron su infierno como víctimas de violencia terminando con las vidas de sus agresores.

Estas mujeres privadas de libertad fueron víctima no sólo de sus agresores, sino de un sistema que les falló completamente, y fueron juzgadas sin una perspectiva de género.

“Pude entrevistar a algunas de ellas y el sentimiento se repite, me decían, yo denuncié muchas veces, conté muchas veces, llamé muchas veces. Una de ellas me decía: bueno, es que yo hablé por teléfono muchas veces cuando me golpeaba mi pareja y nunca vino la policía a tiempo. Una vez llegaron 24 horas después. Sin embargo, el día que les habla ella por teléfono para contarles, oigan, pues acabo de matar a mi esposo, llegaron en cinco minutos. ¿Me explico? No existe un protocolo de seguridad como para darle seguimiento a estos casos. Sin embargo, creo que también hay muchas instituciones y hay muchas mujeres dentro de colectivas que luchan por esta gran preocupación”.

Vivir también conoció la historia de una chica que estuvo privada de su libertad alrededor de cuatro o cinco meses, porque mató a su violador mientras se defendía de ser violada. “Si no se hubiera hecho un ruido a nivel mundial, tal vez ella seguiría dentro de la cárcel por haberse defendido ¿no? O sea, fue como ¿hasta dónde te puedes defender de tus agresores. Creo que nos hace falta más información sobre el caso, tanto a nosotras como a toda la gente que puede cambiar este sistema judicial”, narra.

Próximos proyectos

Para la artista se vienen semanas llenas de trabajo y proyectos musicales interesantes, a mediados de diciembre lanzarán una canción de despedida por todas las personas que han fallecido en la lucha contra el Covid 19. Además, lanzará un álbum con canciones nuevas y con canciones que ha interpretado para el público pero que no tienen su versión de estudio.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día