martes, 19 de enero de 2021 Actualizado a las 05:41

BRAGA

Empoderamiento femenino en bicicleta: inquietudes y nuevas iniciativas para un 2021 pedaleable

por 11 enero, 2021

Empoderamiento femenino en bicicleta: inquietudes y nuevas iniciativas para un 2021 pedaleable

Créditos foto: Bianca Gonçalves en Pexels

¿Crees que la bicicleta puede estimular el empoderamiento femenino? ¿Recuerdas alguna situación injusta andando en bicicleta por ser mujer? Desde experiencias de empoderamiento hasta situaciones de agresión y acoso fueron los testimonios que nuestras lectoras compartieron cuando les preguntamos sobre el uso de la bicicleta, la que sin duda ha ganado protagonismo a nivel mundial de vuelta a las calles después de la primera gran ola pandémica.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Sobre el empoderamiento femenino en el transporte, creo de manera absoluta en las palabras de la feminista Susan B. Anthony: ‘la bicicleta ha hecho más por la emancipación de las mujeres que nada en el mundo’”, comenta la fundadora y directora de la revista Pedalea, Myriam Salazar, una de las mujeres que conversó con El Mostrador Braga sobre el uso de la bicicleta urbana con perspectiva de género.

Testimonios como: “La bicicleta es algo que ha estado presente durante toda mi vida. Nunca voy a olvidar la primera vez que llegué desde donde yo vivía hasta el centro de Santiago, ¡No podía creer hasta donde me habían llevado mis piernas! – A todo esto yo tengo 45 años, así que te estoy hablando de muchos años atrás- ¡Yo que toda la vida llegaba al centro de Santiago en micro y se me hacía una eternidad! y después llegar en bicicleta al centro de Santiago ¡me sentí la mujer maravilla! Entonces, en ese sentido, la bicicleta aporta ene al empoderamiento y de todos, no sólo de género”, fueron algunas de las experiencias que nuestras lectoras compartieron para esta entrevista, reflejando el rol y la importancia que la bicicleta puede cumplir en la vida de una mujer.

En tal sentido, conversar sobre ciclismo con una visión de género ayudaría a llevar a la luz pública los desafíos que se deben enfrentar en la búsqueda de una mejor convivencia en el espacio público, más cuando la tónica de los países desarrollados ha sido tendiente a fomentar el uso de la bicicleta y re pensar ciudades pedaleables. “La participación de las mujeres me parece determinante en la visibilización por el derecho al uso del espacio público. La calle siempre se nos ha presentado como un lugar hostil, peligroso y solo de tránsito, no como un espacio donde también puede transcurrir nuestra vida. En ese sentido, la bicicleta nos otorga la posibilidad de ser parte activa de la ciudad”, dice Myriam para comenzar esta entrevista.

Cada vez somos más

Comienza el año 2021 y en las calles podemos observarlo, las bicicletas lideran las preferencias de la ciudadanía para transportarse de manera segura, económica y amable con el planeta, bondades a las que se suman el fomento de actividad física y salud mental. Y aunque el uso de la bicicleta viene en auge desde hace ya unos años atrás, actualmente se ha presentado como una excelente alternativa para disminuir los trayectos en el transporte público; iniciativa que afortunadamente no ha dejado a las mujeres de lado.

Esa es la visión de Myriam Salazar, fundadora y directora de revista Pedalea, quien desde una perspectiva de medios especializados en ciclismo y urbanismo, destaca la participación femenina como usuarias de este medio de transporte “Cada vez somos más las mujeres que nos movemos en bicicleta, y me refiero a la diversidad de mujeres que habitamos la ciudad. Me encanta ver como cada día somos más las que nos atrevemos a pedalear, es una pequeña gran acción de lucha por seguir ganando espacios”.

Esta opinión es compartida por Lucía, una de nuestras lectoras, quien comparte su experiencia pedaleando “el 2019 cuando comencé a moverme en bicicleta, de las personas con las que me cruzaba en la ciclovía era una mujer de cinco personas y ahora hay más y yo creo que hayan más mujeres ciclistas en la calle te hace sentir más segura y más cómoda”.

En este sentido y ante el aumento del uso femenino de la bicicleta en la ciudad, los aspectos que debemos tener en cuenta cuando hablamos de apoderarse del espacio público para construir conciencia de género, van un poco más allá del simple hecho de moverse más rápidamente y de manera tranquila y cómoda; las brechas de género, la generación de autonomía, normas de tránsito, códigos de convivencia vial, mecánica de bicicletas, acoso y seguridad, entre otras, fueron las principales temáticas que nuestras entrevistadas pusieron sobre la palestra.

Es por esto que conversar sobre ciclismo se vuelve sumamente necesario, más en el contexto actual en que países desarrollados se han abierto a democratizar el uso de la bicicleta y a re pensar el espacio público en pos de fomentar el uso de este medio de transporte. En esta línea, la autonomía, libertad y seguridad serían unos de los principales beneficios que nuestras entrevistadas rescatan cuando de andar en bicicleta se trata, esa es la opinión de Madeleine, una de nuestras lectoras, que expresa “Siento que la bicicleta fomenta la autonomía en las personas, más aún en las mujeres, a las que generalmente se nos ha enseñado que no podemos andar solas que debemos andar con alguien más (…)", o la visión de Lucía, que opina "lo que la bici puede generar como empoderamiento es la sensación de libertad", dice y agrega, "no tienes que depender que nadie te vaya a buscar, que nadie te vaya a dejar (...) en mi caso yo me siento mucho más segura en la calle ahora que es verano y tengo que andar 'con ropa más corta' o exponer más mi cuerpo, me siento mucho más cómoda transitando en una bicicleta que si fuese caminando, entonces creo que los factores 'libertad que te da' y la compañía de otras ciclistas influyen en que te sientas más empoderada al momento de transitar por la calle".

Hay cosas que aprender: talleres, cursos, cicletadas y más   

Masificar el uso involucra nuevos aprendizajes, desafíos y espacios para conversar, pedalear, protestar y hasta hacer amigas, ese es el panorama actual; convocatorias para cicletadas, rutas, cursos, entrenamientos, manifestaciones y más, son algunas de las actividades de ciclistas que semana a semana podemos encontrar en las redes sociales, instancias que han dado lugar al nacimiento de organizaciones de mujeres y disidencias, que buscan sumar kilómetros y compartir conocimientos sobre este deporte históricamente dominado por los hombres.

“Hay un tema que aún me cuesta mucho que es: ¡El taller de bicicletas! El taller de bicicletas es históricamente un lugar de hombres para hombres y con hombres y cada vez que entra una mujer es una cosa muy extraña, yo no me he sentido nunca cómoda en un taller de bicicletas, porque es un espacio muy machista, me imagino que debe pasar algo parecido con los talleres automovilísticos”, expresa Madeleine, lectora de Braga, sobre algunos de sus desafíos como ciclista.

Esta opinión es reforzada por Karla, quien comparte experiencias de momentos en que sus conocimientos se han visto a prueba a manos de los hombres “Pasa mucho que porque la mayoría de los hombres creen que por ser mujer una no tiene idea de mecánica, pasa en auto, pasa en bicicleta, que creen que una como mujer desconoce las leyes del tránsito, la ley de convivencia vial, que no tienes idea de la mecánica de la bicicleta, entonces también me ha pasado por ejemplo ir a echarle aire a las ruedas y se acercan como creen que una  no sabe, se acercan con una falsa amabilidad y te cuestionan hasta la presión de aire que le pones al neumático“.

Por lo tanto, parte importante del empoderamiento femenino pasaría por sentirse capaces de enfrentar todos los desafíos de la bici y en esa tarea educativa e informativa, las agrupaciones de ciclistas han sido fundamentales, así lo describe Myriam Salazar “para mí las nuevas organizaciones ciclistas han hecho un gran trabajo al realizar cicletadas y talleres formativos, destaco a Revolución Ciclista FEM, Pedaleras Antipatriarcas y Ciclosororas". Además Salazar aprovecha la instancia para comentar las actividades de formación que revista Pedalea impulsará durante el año 2021 “En Pedalea también hacemos nuestro aporte con Escuela Pedalea Mujer con la cual queremos apoyar en la formación de nuevas ciclistas a través de talleres de dictaremos todo este 2021 de manera presencial y también virtual”.

Punto aparte para las iniciativas laborales que ha surgido a partir del uso de la bicicleta, como emprendimientos y servicios de bicimensajería. Hoy son muchas las mujeres emprendedoras que buscan alternativas sustentables para promover sus productos y repartir sin dañar el ambiente. Myriam Salazar sugiere, "emprendimientos de bicimensajería como Pantera Courier y Encargo destacan por su profesionalismo y liderazgos femeninos”.

Los medios y la arremetida ciclista en el contexto social

Desde hace años, hemos sido testigos del creciente impacto que ha generado el movimiento de ciclistas, sobre todo con las manifestaciones que se llevaban a cabo mes a mes, las que se intensificaron a partir del estallido social del 18 O y actualmente con la demanda “No más ciclistas muertos”. En este contexto, la arremetida feminista también ha sido participe de estas manifestaciones dando lugar a distintas agrupaciones de mujeres y disidencias.

¿Cómo se ha observado la diversidad de movimientos al interior del ciclismo en chile? ¿Cuáles han sido las reacciones de la comunidad ante tal diversificación? ¿Qué es lo más positivo que se puede rescatar de esta situación?

Respecto de este punto Salazar, explica “durante estos 6 años de trabajo en Pedalea hemos tenido la suerte de ver la evolución del movimiento ciclista. Cuando empezamos no eran muchas las agrupaciones entorno al ciclismo urbano y creo que esta diversidad que vemos hoy en día era una renovación necesaria para avanzar en temas de movilidad” y agrega sobre los desafíos que los medios de comunicación tienen para estimular  y promover el empoderamiento femenino en los medios de transporte:

“Interesarse por cubrir el tema me parece un gran avance. Creo que el ciclismo urbano es tan importante que merece periodistas especializados y medios que le den la relevancia que le corresponde, ya que el aumento de la movilidad activa no solo beneficia al usuario de la bicicleta, sino que a la población completa por su aporte al medioambiente, la economía, la salud  y lo más importante por estos días, el uso de la bicicleta es una gran herramienta para prevenir contagios de covid  ya que permite mantener la distancia física. Mientras más personas usen la bicicleta menos congestión habrá en el transporte público para quienes realmente lo necesitan”, finaliza.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día