jueves, 23 de enero de 2020 Actualizado a las 12:41

Será en la Casa de la Ciudadanía Montecarmelo desde el jueves hasta el 27 de agosto

Cultura - El Mostrador

Conmemoran los 75 años de la llegada del Winnipeg con exposición artística

por 4 agosto, 2014

Conmemoran los 75 años de la llegada del Winnipeg con exposición artística
La muestra “Reflotamiento del Winnipeg”, a cargo del curador español Juan José Santos, recopila testimonios y relatos de hombres y mujeres que hicieron aquel viaje que trajo a 2.200 personas que huían de la dictadura del español Francisco Franco al término de la Guerra Civil, y que fueron acogidos por el gobierno del presidente Pedro Aguirre Cerda. La programación contempla conferencias especiales, proyección de documentales, un recital poético y obras de teatro para adultos y niños.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los 75 años de la llegada del “Winnipeg”, un barco repleto de refugiados españoles que llegó a Chile en 1939 por gestión de Pablo Neruda, serán conmemorados en la Casa de la Ciudadanía Montecarmelo (Bellavista 0594) con una exposición colectiva y diversas actividades culturales.

La muestra “Reflotamiento del Winnipeg”, a cargo del curador español Juan José Santos, se inaugurará este jueves a las 19:30 horas y permanecerá instalada hasta el 27 del mismo mes. Recopila testimonios y relatos de hombres y mujeres que hicieron aquel viaje que trajo a 2.200 personas que huían de la dictadura del español Francisco Franco al término de la Guerra Civil, y que fueron acogidos por el gobierno del presidente Pedro Aguirre Cerda.

Muchos de ellos y sus descendientes se convertirían en destacadas personalidades que realizaron valiosos aportes a la cultura chilena, tales como el historiador Leopoldo Castedo, los pintores José Balmes y Roser Bru y el dramaturgo Luis Fernández Turbica, entre otros.

winni2

Para niños y adultos

Esta muestra dará inicio a la programación, que contempla también la proyección de cuatro documentales, la realización de tres conferencias especiales en las que participarán Faride Zerán (Premio Nacional de Periodismo y vice rectora de Extensión de la Universidad de Chile),  Víctor Pey (quien viajó en el Winnipeg y es fundador del Diario El Clarín),  José Maza (astrónomo y Premio Nacional de Ciencias, cuyos padres llegaron en el barco) y José Bengoa (escritor y rector de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano), entre otros destacados intelectuales.

En lo artístico, Casa de la Ciudadanía Montecarmelo también ha organizado una actividad denominada “Winnipeg para niños”. Para ello, se han programado, durante el mes, tres presentaciones de los autores de las obras hechas para los más pequeños, con cuentos relativos a las historias del llamado “Barco de la Esperanza”.

Como broche de oro, el homenaje a los 75 años contempla la presentación de un recital poético que estará a cargo de Julio Jung, Humberto Duvauchelle y Pedro Sánchez Ruiz, bajo la coordinación del propio Codina, curador general del homenaje.

Las actividades son organizadas por la Casa de la Ciudadanía Montecarmelo, en conjunto con la Agrupación de Amigos del Winnipeg, y contaron con la activa colaboración de la Corporación de Españoles Progresistas de Chile, la Universidad Academia de Humanismo Cristiano y la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Chile.

winnipeg

Viaje y exilio

Para Patricio Olavarría, coordinador general de Casa de la Ciudadanía Montecarmelo, los eventos permitirán abrir “un espacio a la memoria y la imaginación”.

“Con esta exposición que vamos a montar, no sólo estamos abriendo una puerta en el tiempo que nos lleva a reflotar cientos de emociones que acompañan esta maravillosa travesía, sino que también con ella queremos abrir un camino para generaciones más jóvenes que podrán imaginar lo que significó este viaje de un continente a otro, repleto de esperanzas. Por cierto que los más viejos también podremos hacer un ejercicio de la memoria y asomarnos nuevamente a utopías entrañables como las que traían esos 2.200 tripulantes que cruzaron el atlántico hace setenta y cinco años”.

Olavarría asegura quería llegar con este tema no sólo a los que conocen la historia del barco, sino también a las generaciones más jóvenes y al público en general, lo que explica entre otros la actividad para los niños. “El Winnipeg es un barco simbólico, metafórico, más allá de lo político y el impacto histórico que tiene”.

Adolfo Bimer y  Jose Ricardo Morales Foto: Gentileza Juan José Santos

Adolfo Bimer y Jose Ricardo Morales
Foto: Gentileza Juan José Santos

El colectivo de artistas chilenos que montarán la exposición son Adolfo Bimer, Francisca Lafuente, Gabriel Holzapfel, Bárbara Oettinger, Diego Lorenzini y  Diego Santa María. Todos ellos trabajaron con los testimonios de José Ricardo Morales, Luis Cabello Pascual García, Felipa Morcillo, Víctor Pey y Eduardo de las Heras.

Oettinger, ilustradora y artista visual, por ejemplo, sostuvo varias conversaciones con Morcillo, una mujer de 75 años que llegó de cuatro meses a Chile, para conocer su experiencia. La artista cuenta que quiso centrarse en tres conceptos: “el viaje”, “el exilio” y “el mar”.

Barbara Oettinger y  Felipa Morcillo Foto: Gentileza Juan José santos

Barbara Oettinger y Felipa Morcillo
Foto: Gentileza Juan José santos

“Le propuse que escribiera en una carta algún mensaje sobre su experiencia, sus recuerdos del exilio, sobre sus padres, que le contaron esto del Winnipeg”, explica. “Ella escribió esta carta, la metió en una botella y fuimos juntos a Isla Negra a dejarla al mar. Todo eso fue documentado en fotografías”, imágenes que además incluyen algunas del archivo personal de Morcillo.

“En su caso me pareció potente cosas como que ella incluso fue apátrida, fue doblemente exiliada; primero de España a Francia y de allí a Chile, y luego nuevamente durante la dictadura militar. Siempre ha tenido que desprenderse de su tierra, de añorar su tierra, de vivir del recuerdo de sus padres. Por eso utilicé la fotografía y esta acción poética de catarsis o de liberación frente a esto”.

Gente joven

Otro que enganchó enseguida con el proyecto fue el curador Santos. “Primero porque soy español y estoy viviendo en el exilio también, aunque no es en nada parecido al que vivieron los republicanos en la Guerra Civil. Yo también estoy fuera de mi país, por otras circunstancias. Creí o intuí que podía ser una experiencia personal interesante, y así ha sido. Estoy muy contento”.

Un punto clave fue la selección de los artistas. “Quise trabajar con gente joven. Antes he visto homenajes y obviamente siempre han estado involucrados Balmes y Bru, que son dos artistas muy, muy importantes que estuvieron en el Winnipeg. Pero no había un tono que reactualizara en términos más contemporáneos ese recuerdo o esa experiencia”, como finalmente pudo hacerse en esta ocasión.

Agrega que los creadores presentes en la muestra fueron elegidos por su trayectoria y porque Santos estimó que “podían trabajar bien con el tema de la memoria, de experiencias pasadas, de rememorar”, algo que a su juicio hicieron con resultados “muy satisfactorios” para la exposición.

“Creo que lo que pueden aportar, más que al viaje del Winnipeg como hecho histórico, es generar otro tipo de sensaciones, de recuerdos, de experiencia, fruto de conversaciones personales con los supervivientes”, señala.

“Es más una experiencia de a dos –entre superviviente y artista- que un diálogo con la historia”, con obras que reflejan sobre todo “un estado de ánimo de alguien que está en incertidumbre, porque no sabe lo que va a pasar cuando llegue a otro país, y también de optimismo, ilusión, esperanza, al venir de una experiencia pésima, que es la Guerra Civil, de un viaje duro”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV