miércoles, 7 de diciembre de 2022 Actualizado a las 10:52

Cultura - El Mostrador

Grupo Planeta despide a uno de sus grandes escritores

por 23 enero, 2015

Grupo Planeta despide a uno de sus grandes escritores
Editorial Planeta lamenta profundamente la muerte de nuestro autor, Pedro Lamebel. Enviamos nuestras condolencias a la familia, amigos y seguidores del escritor.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

88Desde 1989 publica sus crónicas en diversos medios nacionales y extranjeros. En 1996 realiza el programa Cancionero en Radio Tierra. Fue invitado a la Bienal de La Habana en 1996, a ala Universidad de Harvard en 2004, a la Universidad de Stanford en 2007 y a la Universidad de Sam Marcos en 2003. En 2006 la Casa de las Américas de La Habana le dedicó una semana de autor.

En 1983 recibió el primer premio de cuentos en el concurso de la Caja de Compensación Javier Carrera, por Porque el tiempo está cerca.  Recibió la Beca Guggenhein en 1999; el premio Anna Setgers, en Berlín, durante 2005, y en 2013, el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso que otorga la Universidad de Talca.

Ha estado nominado al Premio Altazor por las obras Tengo Miedo Torero, Zanjón de la Aguada, Adiós Mariquita linda, Háblame de amores y por la antología de crónicas Poco Hombre.

En los últimos años sus obras han sido adaptadas al teatro y a registros audiovisuales. Ha traducido al inglés, alemán, italiano y francés.

Cuenta con dos estudios críticos de su obra. El primero realizado por Fernando Blanco Reinas de otro cielo (2004) y el segundo, por la Universidad de Stanford Pedro Lemebel (2009)

A continuaación recogemos textos escogidos de escritores y críticos sobre la calidad y la obra de Pedro Lemebel.

Travestido, militante, tercermundista, anarquista, mapuche de adopción, vilipendiado por un establishment que no soporta sus palabras certeras, memorioso hasta las lágrimas, no hay campo de batalla en donde Lemebel, fragilísimo, no haya combatido y perdido. Para mí Lemebel es uno de los mejores escritores de Chile y el mejor poeta de mi generación, aunque no escriba poesía y es de los pocos que no buscan la respetabilidad (esa respetabilidad por la que los escritores chilenos pierden el culo) sino la libertad.

ROBERTO BOLAÑO, escritor

A Pedro Lemebel no le importa repetirse y, como no le importa, finalmente no se repite. Sus crónicas -a veces muy cálidas y hasta cómicas, siempre emotivas, beligerantes y rabiosas- son mucho más que un alegato o un testimonio: permanecerán ahí, rondando molestosamente a quienes preferirían permanecer encerrados en las cuatro paredes del conformismo.

ALEJANDRO ZAMBRA, escritor

Pedro es un escritor y una puesta en escena. Es la biografía, la escritura y la performance, el arte y la política. La obra de Pedro aparece como una forma de vida y como un mapa de sobrevivencia. A mí me ha regalado imágenes y ritmos, me ha hecho recorrer lo inconfesable y reconocerme en su prosa con regusto de bolero fantasma. Me ha sacado carcajadas y me ha dejado rumiando penas. Tiene el valor de lo raramente nuevo, de lo inesperado y transformador, el encanto del transformista luminoso, el ingenio de la calle y la dulce elegancia de un taco aguja. Apoyo la candidatura de Pedro porque su obra le dio un nuevo lugar a la crónica chilena, la hizo un poco más diva, mucho más valiente, la sacó del país, le dio credenciales internacionales y un lugar de privilegio en nuestra narrativa.

ÓSCAR CONTARDO, escritor y periodista

Apoyo la candidatura de Pedro Lemebel al Premio Nacional de Literatura, porque Pedro ha puesto en circulación una voz inusitada, un punto de vista que no es necesario compartir para festejar, una música nueva por acá, personal, atrevida, empujada más por la necesidad que la corrección, como suele suceder con las literaturas memorables. Lo suyo nunca ha sido la conquista de mercados o galardones, sino una batalla política, en el más poético sentido de la palabra: la fascinación con el mundo de los vivos, el ensanchamiento de lo permitido, la dignificación de lo humillado. Su obra, de la que él mismo forma parte, ha sido un cuerpo de denuncia, y más todavía, la puesta en escena de una libertad. Su literatura no se impuso por el camino de la academia, sino como un rumor.  Es un cronista imprescindible. La literatura chilena, sin lugar a dudas, le debe mucho.



PATRICIO FERNÁNDEZ, escritor

Pedro Lemebel es un autor de culto, y que montado sobre sus tacones agujas, pintado como mamarracho y trasvestido hasta el paroxismo es, por sobre todo, un “desclosetado coherente”. Porque ¡¡qué duda cabe!!, es uno de los escasos autores que sobrevivió a la ferocidad de la dictadura y a la transición aguachenta y, por qué no recordarlo, también travestida, sin ceder la intensidad de su mirada crítica, marginal, irreverente y profundamente ética.

Porque tanto en la fiesta de dos décadas de transición democrática , como antes, en las tinieblas de la dictadura, Lemebel, fiel a si mismo y fuera de canon, arremete contra los prejuicios, la intolerancia, el arribismo, la desigualdad y el doble discurso sobre los que se ha construido la sociedad chilena, haciendo de su observación cotidiana, de su mirada de loca que no se equivoca, la crónica aguda y destemplada de las miserias de su tiempo.

FARIDE ZERÁN, escritora y periodista

Siento que la obra de Pedro Lemebel es un atajo cuántico en la literatura chilena; leerlo asombra, hiere y eleva; nunca deja indiferente. Sus crónicas crudas e inteligentes emocionan, estremecen; su prosa, joya, un arte mayor; con maestría devela ángulos incómodos de la realidad mientras, comprometido y sutil, rescata soles de las charcas. Lemebel, en mi opinión, hace rato se sitúa entre los más grandes escritores de habla hispana y es, por lejos, inevitable merecedor del Premio Nacional de Literatura.

FERNANDO UBIERGO, cantante

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV