05:33:38
05:33:38
Libro “Cuentos reunidos” de Alberto Fuguet: la crueldad del egoísmo - El Mostrador

jueves, 27 de junio de 2019 Actualizado a las 05:32

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Libro “Cuentos reunidos” de Alberto Fuguet: la crueldad del egoísmo

por 4 enero, 2019

05:33:38
Libro “Cuentos reunidos” de Alberto Fuguet: la crueldad del egoísmo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En este libro, publicado por Literatura Random House, Alberto Fuguet (Santiago, 1964), reúne los cuentos de “Sobredosis” (1990), “Cortos” (2004) e incorpora siete cuentos inéditos, introducidos por un prólogo que describe el trasfondo de estos, sus otros libros y también sus películas.

Puede ser fácil criticar a Fuguet por sus referencias y deslices pop —que quizás tengan algo que ver con su percepción de él mismo como “border”, de sentirse marginado o moverse en un espacio ambiguo—, pero no se puede negar que su escritura tiene vida y retrata la idiosincrasia chilena transversal e íntimamente. Tampoco es menor el valor con el que él mismo se expone y con el que regresa a cuentos que tienen casi treinta años, mostrándose con sinceridad y humor a través de una lectura fluida y con mucha fuerza.

En el prólogo, Fuguet confiesa que su escritura es muy autobiográfica y es inevitable preguntarse el por qué de estos personajes tan apáticos y ególatras, si es que son parte de él o del mundo del que es parte y que quizás él quisiera entender un poco mejor. De todas maneras, genera una reflexión entorno a la alta sociedad chilena y sus duras sombras.

El volver a los cuentos de “Sobredosis” permite una nueva reflexión entorno a esa generación de los noventas al inicio de una democracia ambigua, con violentas diferencias entre clases, enfocándose en la juventud, en su confusión y caos. Además, describe la etapa post universitaria donde pareciese repetirse el salir del colegio, ya que aún se mantienen las mismas inquietudes de ese entonces. Todo esto, siempre cubierto por una creciente anestesia social, una necesidad forzada de mirar hacia adelante meramente por el ritmo impuesto por el efervescente consumismo y por estilos de vida con principios banales jamás cuestionados.

“Deambulando por la orilla oscura” es un cuento que se siente más ficticio y que busca una cierta poética a través de un antihéroe, pero esto mismo demuestra y representa el renegar de los orígenes, la cultura e historia de un país, como también el magnificar la realidad en busca de algo de coherencia y dignidad, algo que permita trascender. Es un cuento que revela la contradicción de una generación supuestamente libre, pero sin rumbo.

En los cuentos “Los muertos vivos” y “Pelando a Rocío” se muestra un machismo, egocentrismo y misoginia tan fuertes y tan reales como los que aún hoy escuecen. En el primero aparecen los cabos sueltos y fantasmas de la dictadura militar bajo una atmósfera mitológica de un grupo de música. El segundo es un monólogo lleno de detalles complejos que muestran el clasismo y lo que hay detrás de las apariencias en la alta sociedad, poniendo como protagonista a una mujer que vive bajo estos códigos y después lo pierde todo, dejando un vacío tremendo en cuanto a su verdadera identidad.

“Cortos”, la segunda sección, comienza con el cuento “Prueba de Aptitud” donde hay un narrador más pasivo y reflexivo. Después, “Santiago” consta con un personaje que odia todo sin gran razón más que por sentirse ajeno al mundo. El conflicto es consigo mismo, pero él no pareciera ser consciente de ello y se enfoca en reencontrarse con un amor platónico como forma de escape.

La última parte es “Cuentos recuperados”, la cual incorpora personajes y contextos abordados en cuentos anteriores, y además cambia de nombre a sus personajes o los recicla —o remixea como Fuguet diría—, como en “Boomerang” donde se repiten varios sucesos y casi la misma narración de “Road story”. De esta manera, Fuguet va entrelazando y mezclando sus cuentos, haciéndolos parte de un mismo mundo, siempre entorno a quiebres, distanciamientos, destiempos. La mayoría de los personajes se esconde detrás de muros de apatía y crueldad, como si fueran la única forma de sostener aquel mundo álgido en el cual se llenaron de valores vacíos, carentes de amor.

En el prólogo, Fuguet confiesa que su escritura es muy autobiográfica y es inevitable preguntarse el por qué de estos personajes tan apáticos y ególatras, si es que son parte de él o del mundo del que es parte y que quizás él quisiera entender un poco mejor. De todas maneras, genera una reflexión entorno a la alta sociedad chilena y sus duras sombras.

Cuentos reunidos
Alberto Fuguet
Literatura Random House
486 páginas

Jorge Yacoman, cineasta y escritor.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
05:33:38
05:33:38
Cartas al Director

Noticias del día

TV