sábado, 26 de septiembre de 2020 Actualizado a las 10:17

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Robert Capa, el fotógrafo que mejor captó la Segunda Guerra Mundial

por 11 septiembre, 2020

DW
Robert Capa, el fotógrafo que mejor captó la Segunda Guerra Mundial
Capa fue probablemente el fotógrafo de guerra más famoso del siglo XX. Tuvo una vida agitada y excitante, pero un día en Indochina lo cambió todo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las imágenes son borrosas, un poco desenfocadas. Y sin embargo, las once fotografías que Robert Capa tomó el 6 de junio de 1944, el llamado Día D, en la playa de Normandía, aseguraron su reputación como el más famoso fotógrafo de guerra. Incluso 75 años después del final de la Segunda Guerra Mundial, siguen estando entre las imágenes que se recuerdan en todo el mundo. Capa fue el único fotoperiodista que desembarcó con los soldados estadounidenses durante la invasión. Otras fotos, como "El hombre en el mar" (ver arriba), muestran a los soldados tumbados hasta el cuello en el agua o poniéndose a salvo. Una operación audaz y valiente, pero también se puso en duda el origen de las fotografías y, por tanto, la reputación de Capa como fotógrafo de guerra.

"Si una foto no es suficientemente buena es porque no estabas lo suficientemente cerca”

La carrera de Capa comenzó durante la Guerra Civil Española (1936-39), cuando fotografió la lucha de las tropas republicanas contra el aliado de Hitler, el general Francisco Franco. Junto con su compañera alemana Gerda Taro estableció un nuevo estilo de del reportaje gráfico utilizando pequeñas cámaras portátiles para acercarse a los combates. De Capa viene la famosa frase: "Si una foto no es suficientemente buena es porque no estabas lo suficientemente cerca". Taro murió mientras trabajaba en España en 1937.

Amigos desde la Guerra Civil Española: Capa (izq.) y Ernest Hemingway (der.) en camino con las tropas de EE.UU. en Francia en julio de 1944.

Amigos desde la Guerra Civil Española: Capa (izq.) y Ernest Hemingway (der.) en camino con las tropas de EE.UU. en Francia en julio de 1944.

Robert Capa, nacido en Budapest en 1913, tuvo que huir de los nacionalsocialistas porque era judío. Fue desde Berlín hacia París, y desde allí viajó repetidamente a España por su trabajo. En 1939 entró en EE. UU. con un visado de visitante. Allí pudo usar sus buenos contactos con periodistas, fotógrafos y autores para conseguir trabajo. Robert Capa, que había adquirido este alias durante su exilio parisino, y cuyo verdadero nombre era Endre Friedmann, no fue el único fotógrafo de guerra de la Segunda Guerra Mundial. Pero se lo consideraba, incluso dentro de las tropas aliadas, particularmente valiente y ambicioso. En su libro "Slightly Out of Focus” (Ligeramente desenfocado), informa sobre su trabajo en la Segunda Guerra Mundial, pero también sobre su miedo y su motivación. Capa quería fotos exclusivas, y quería estar allí como reportero durante la invasión aliada. El Ejército de EE. UU. aceptó que formara parte del pequeño círculo de reporteros del planeado Día D, a pesar de que era un ciudadano húngaro de un país aliado con la Alemania nazi.

De ”Omaha Beach” a Nueva York

En el Día D no solo era importante para el joven Capa, de 30 años, porque quería sobrevivir a su misión. También tenía que cumplir con el plazo de la editorial. Los negativos tuvieron que ser transportados desde la costa francesa, a través del Canal de la Mancha, hasta Londres. Allí fueron revelados, y el censor militar tuvo que dar su visto bueno. Un avión estaba listo para llevar los negativos a través del Atlántico a tiempo, a fin de que llegaran a la revista estadounidense Life, para la cual Capa trabajaba.

Robert Capa en la Guerra de Indochina, 1954.

Robert Capa en la Guerra de Indochina, 1954.

Después de la invasión de Normandía, Capa estaba dentro de un jeep militar el 25 de agosto de 1944 durante la liberación de su amada París. En marzo de 1945, cerca de la ciudad alemana de Wesel, saltó detrás de las líneas alemanas enemigas junto con paracaidistas estadounidenses. Capa no fotografió la batalla de Berlín. "Había otra historia que Capa quería fotografiar: la liberación de Leipzig", escribe Alex Kershaw en su biografía de Capa "Blood and Champagne - The Life and Times of Robert Capa".

Aventura amorosa con Ingrid Bergman

Capa no llegó a Berlín sino hasta después del fin de la guerra, en el verano de 1945, y tomó fotografías de la ciudad liberada y de su gente. Fue acompañado por la estrella sueca de Hollywood Ingrid Bergman. Su aventura amorosa comenzó en el destruido Berlín y terminó a principios de 1947.

A partir del 9 de septiembre de 2020, una exposición en Berlín mostrará numerosas fotos de las fotografías de Capa del verano de 1945.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Robert Capa fundó la agencia fotográfica Magnum junto con los fotógrafos Henri Cartier-Bresson, David Seymour (Chim) y George Rodger, que aún hoy se considera una de las más renombradas. Capa también fotografió otras dos guerras: la Primera Guerra árabe-israelí, después de la fundación del estado de Israel, en 1948, una obra que fue muy importante para él, y la Guerra de Indochina (1946-1954).

El 25 de mayo de 1954, Capa acompañó a una unidad francesa en una acción contra los soldados vietnamitas comunistas. Se apartó un poco del camino, pisó una mina y fue herido de muerte. Se dice que aún en su muerte se había aferrado a su cámara. Si el biógrafo Kershaw tuviera la oportunidad de conocer a Capa hoy, tendría dos preguntas: "¿Valió la pena el riesgo de morir a los 40 años?" Y "¿cómo es que Ingrid Bergman esté locamente enamorada de ti?"

DW

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV