jueves, 28 de mayo de 2020 Actualizado a las 07:57

PAÍS

Universidades toman medidas ante el impacto del Covid-19: 52% de los planteles flexibiliza pago de aranceles para sus estudiantes

por 6 abril, 2020

Universidades toman medidas ante el impacto del Covid-19: 52% de los planteles flexibiliza pago de aranceles para sus estudiantes
Entre las acciones adoptadas por los planteles figuran la postergación de cuotas por 12 meses, la posibilidad de realizar abonos de la mensualidad y la rebaja de parte del arancel, informó la Subsecretaría de Educación Superior. Los datos oficiales -requeridos por el Mineduc a las instituciones- surgen mientras el tema ya está instalado en el Congreso, con la presentación de un proyecto de ley por parte de los diputados PS Juan Santana y Maya Fernández que pretende suspender los cobros de las universidades, o los llamados de la Confech en similar sentido. “Al margen del mecanismo, lo que nos parece fundamental es que no se mantenga esa responsabilidad económica en las familias durante la crisis, pero también que si se habla de “flexibilización” esto no signifique que posteriormente se le hará un cobro abusivo a los estudiantes”, dijo Santana a El Mostrador. En tanto, el senador Juan Ignacio Latorre (RD) agregó que "se requiere una política de flexibilización de aranceles de revisar una regulación mucho más estricta de los aranceles, en eso el Gobierno se había comprometido con una mesa de trabajo para revisar todos los temas de financiamiento de la educación superior vinculados al CAE, con los reemplazos del CAE, las multas, los intereses, entre otros”. [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En medio de un año académico marcado por la pandemia del coronavirus, lo que ha obligado a los planteles a migrad hacia una modalidad online de enseñanza, la mayoría de las instituciones de educación superior decidió flexibilizar el pago de aranceles para sus estudiantes.

En efecto, de acuerdo con los datos de la Subsecretaría de Educación Superior, hay 104 instituciones de 148, que han impulsado acciones para continuar el semestre. De ellas, 52% de los planteles tomó medidas como descuentos en matrículas, postergaciones de cuotas y financiamiento de copagos. Asimismo, un 25% de las casas de estudio señaló que no cobrarán intereses ni multas a quienes no puedan pagar, informó El Mercurio.

Para facilitar el proceso de aprendizaje, un 31% de las instituciones está otorgando, en total, más de 56 mil becas de conectividad para los alumnos sin internet, informó la subsecretaría. A estos se suma que los planteles han facilitado 7.400 computadores y tablets para que los estudiantes puedan estudiar online.

Los datos oficiales -requeridos por el Mineduc a las instituciones- surgen mientras el tema ya está instalado en el Congreso, con la presentación de un proyecto de ley por parte de los diputados PS Juan Santana y Maya Fernández que pretende suspender los cobros de las universidades. En Confech, en tanto, también han hecho llamados en similar sentido.

Para el diputado Santana, “lo central es que se considere que hay miles de estudiantes que en estas circunstancias no pueden pagar normalmente un arancel de educación superior”.

“Nosotros hemos propuesto, a través de un proyecto de ley, la suspensión de éste, mientras se mantenga el estado de catástrofe. Pero al margen del mecanismo, lo que nos parece fundamental es que no se mantenga esa responsabilidad económica en las familias durante la crisis, pero también que si se habla de “flexibilización” esto no signifique que posteriormente se le hará un cobro abusivo de intereses, replicando mecanismos crediticios, considerando que además el país, luego de esta crisis, enfrentará un problema económico y laboral muy profundo”, dijo el parlamentario a El Mostrador.

En tanto, el senador Juan Ignacio Latorre (RD) comentó a El Mostrador que "la realidad de los aranceles en la educación superior chilena, dado que hay una lógica de mercado y de libertad de precios, es una realidad muy dramática para muchas familias que están perdiendo sus empleos o teniendo restricciones en sus salarios en los próximos meses y no van a poder pagar tal cual los aranceles, que además son muy caros”.

“Por lo tanto, se requiere una política de flexibilización de aranceles de revisar una regulación mucho más estricta de los aranceles, en eso el Gobierno se había comprometido con una mesa de trabajo para revisar todos los temas de financiamiento de la educación superior vinculados al CAE, con los reemplazos del CAE, las multas, los intereses, entre otros”, agregó.

“Uno de los temas importantes en esa mesa era fijar o regular de manera más estricta los aranceles en la educación superior chilena”, puntualizó.

“Creo que el Ejecutivo debería involucrarse mucho más y con aquellas universidades con las que el Estado tiene vínculo de colaboración o transferencia de recurso también tener alguna ayuda con adelantar recursos que están proyectados para todo el año, para que las instituciones no se vean perjudicadas en sus operaciones y que al menos, en términos basales, puedan gestionar los pagos de salarios a los profesores y a las plantas administrativas para seguir funcionando de manera remota u online con los estudiantes”. Esto último, "implica una gestión financiera para que las instituciones no se vean afectadas con esta crisis”.

Acciones concretas

Si bien hay algunos rectores, como Federico Valdés de la Universidad del Desarrollo, que se oponen absolutamente a la posibilidad de tocar los aranceles, señalando que “cualquier rebaja obligatoria podría llevar (a los planteles) a una situación financiera insostenible”, otros planteles han avanzado en esta senda.

Entre las acciones concretas planteadas por las universidades, el rector de la Universidad Central, Santiago González, explicó a El Mercurio que implementaron un plan de becas y beneficios por $3.000 millones anuales, para 10.300 estudiantes. Asimismo, eximieron a todos los alumnos antiguos de pagar matrícula “sin excepción de situación socioeconómica”. Adicionalmente, implementaron un plan para financiar hasta el 45% del monto que no cubran otros beneficios que tengan los jóvenes del 60% más vulnerable.

En la Universidad de Chile están distribuyendo 2 mil chips de tráfico ilimitado para tablets y smartphones, y en la Pontificia Universidad Católica entregó 2.000 becas de acceso a internet y carga directa de bolsas de datos de 70 gigas.

En la Universidad Diego Portales, el rector Carlos Peña informó a la comunidad que “se reasignarán recursos para conformar un fondo de becas para aquellos de nuestros estudiantes no gratuitos que acrediten dificultades socioeconómicas”. Asimismo, comunicó que “la universidad ha adquirido, y lo seguirá haciendo, equipos y chips para aquellos de nuestros alumnos que lo necesiten”.

“Se informará esta semana, por cada facultad, la forma en que se adjudicarán los equipos. Afrontar esta forma de enseñanza, hay que decirlo, requiere paciencia, pero sobre todo buena voluntad”, señala la misiva de la máxima autoridad de la UDP dirigida a los estudiantes.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV