miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:22

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

La pandemia no frena la crisis climática: informe de la ONU advierte que la acumulación de gases de efecto invernadero alcanza nuevo récord

por 9 septiembre, 2020

La pandemia no frena la crisis climática: informe de la ONU advierte que la acumulación de gases de efecto invernadero alcanza nuevo récord

Crédito: Archivo

El reporte de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) de Naciones Unidas señala que las concentraciones de gases en la atmósfera registran niveles sin precedentes y no dejan de aumentar, y todo apunta a que el período 2016-2020 será el quinquenio más cálido jamás registrado. “Este informe evidencia que, aunque muchos aspectos de nuestras vidas se han visto alterados en 2020, el cambio climático avanza implacable”, señala Petteri Taalas, jefe de la OMM. El estudio además confirma nuevamente que los actuales niveles de emisiones “no son compatibles” con las trayectorias que deberían seguir para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La acumulación de gases de efecto invernadero alcanzó un nuevo récord a pesar de las cuarentenas y la consiguiente paralización en la actividad por la pandemia del coronavirus, según un nuevo informe publicado este miércoles por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), una agencia de Naciones Unidas con sede en Ginebra.

El reporte, que recopila datos de varias agencias internacionales, señala que las concentraciones de gases en la atmósfera registran niveles sin precedentes y no dejan de aumentar, mientras que todo apunta a que el período 2016-2020 será el quinquenio más cálido jamás registrado.

La pronunciada, pero breve caída de las emisiones a comienzos de este año sólo representó una baja pasajera en la acumulación de dióxido de carbono.

"Las concentraciones de gases invernadero -que ya están en sus mayores niveles en 3 millones de años- han seguido aumentando", dijo Petteri Taalas, jefe de la OMM, una agencia de la ONU con sede en Ginebra.

Si bien las emisiones diarias cayeron en abril en un 17% respecto al año previo, esos niveles aún estuvieron a la par con las emisiones de 2006, lo que subraya cuánto han crecido las emisiones globales en los últimos 15 años.

Para comienzos de junio, a medida que fábricas y oficinas reabrían, las emisiones volvieron a subir hasta cerca de un 5% de los niveles de 2019, según el reporte de varias agencias de la ONU.

Incluso si las emisiones de 2020 son menores que las del año pasado en hasta un 7%, como se espera, lo que se libere igual contribuirá al incremento de la concentración de largo plazo desde comienzos de la era industrial.

Según la OMM, la reducción de las emisiones en 2020 tendrá un efecto muy limitado en la tasa de incremento de sus concentraciones atmosféricas de CO2, dado que estas son el resultado de las emisiones actuales y pasadas y del período de vida sumamente prolongado de ese gas.

Así, las concentraciones no han dado señales de tocar techo y han seguido aumentando hasta alcanzar nuevos registros sin precedentes, según el informe, que subraya que para estabilizar el cambio climático, las emisiones deben reducirse de forma sostenida hasta lograr que las emisiones netas sean equivalentes a cero.

“Este ha sido un año sin precedentes para las personas y para el planeta. La pandemia de la COVID-19 ha trastocado vidas en todo el mundo. Al mismo tiempo, el calentamiento de nuestro planeta y la alteración del clima han continuado a un ritmo acelerado”, reconoce en el documento el secretario general de la ONU, António Guterres.

“Este informe evidencia que, aunque muchos aspectos de nuestras vidas se han visto alterados en 2020, el cambio climático avanza implacable”, añade Taalas.

El estudio además confirma nuevamente que los actuales niveles de emisiones “no son compatibles” con las trayectorias que deberían seguir para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, el gran pacto sellado en 2016 para mantener el alza de las temperaturas este siglo por debajo de 2 grados centígrados con respecto a los niveles preindustriales.

Temperaturas sin precedentes

Según el informe, se espera que la temperatura media mundial del período 2016-2020 sea la más cálida de la que se tiene constancia, aproximadamente 1,1 grados centígrados por encima de la media de 1850-1900, el período que se toma como referencia para evaluar el cambio que la temperatura ha experimentado desde la era preindustrial, y 0,24 grados más cálida que la temperatura media mundial del período 2011-2015.

Entre 2020 y 2024 hay fuertes posibilidades de que por lo menos en un año se superen en 1,5 grados los niveles preindustriales, algo que se busca impedir con el Acuerdo de París.

Mientras, sigue reduciéndose la extensión de hielo marino en el Ártico, que ha disminuido en todos y cada uno de los meses entre 1979 y 2018, según el estudio.

También sigue perdiéndose masa de hielo en los glaciares y la subida del nivel del mar se ha acelerado en el último decenio, al tiempo que los océanos han visto cómo su temperatura sube de forma continuada, lo que está teniendo consecuencias meteorológicas y en la biodiversidad.

"Realmente sólo estamos adaptados y podemos lidiar con un rango muy pequeño de posibles climas", dijo a Reuters Friederike Otto, científico climático de la Universidad de Oxford. "Incluso si esto se perturba un poco, llegamos muy rápido a los límites de lo que podemos enfrentar como sociedades".

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV