martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:35

OPINIÓN

Autor Imagen

King de Milán

por 26 septiembre, 2020

King de Milán
La experiencia y visión de juego le pueden entregar esas herramientas necesarias para responder al trabajo que le pueda encomendar el técnico. Esta puede ser una temporada y estadía en Italia de relanzamiento, de protagonismo importante para Arturo Vidal, a sabiendas de su mentalidad guerrera y ganadora. El King llegó a Milán para recuperar su cetro e intentar situar al Inter en un pedestal que perdió hace varios años. Es una gran noticia ver a dos chilenos en un club tan prestigioso y que, además,  son pilares fundamentales de la selección.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta 1873, la familia Saboya gobernó los destinos del reino de Italia. Su lugar era Turín. Luego vino un transitar, que fue interrumpido por el ascenso de Mussolini y con ello, la intervención en la Segunda Guerra Mundial. En 1946, se decide crear la República de Italia.

Los equipos del norte de Italia -los llamados poderosos como Juventus, Milán e Inter- ya saben del poderío de Arturo Vidal. El volante chileno, quién ya jugó con éxito en la Vecchia Signora entre 2011 y 2015 ganando siete títulos en la escuadra que era dirigida por Antonio Conte. Eso, le valió que el poderoso Bayern Munich lo llevara a Alemania.
Y tras su salida del Barcelona, se sabía que el chileno iba a tener como primera opción el Inter de Milán, que ya en enero había tratado de llevarlo. Esto, por expresa petición de Antonio Conte, el técnico que se desvive por la categoría del King.

Más de alguna vez Claudio Borghi señaló que el chileno puede jugar en cualquier posición de la chancha por su versatilidad y capacidad. A Vidal le gusta llegar al área y si bien, sus condiciones naturales no son de pasador, se podría desenvolver en esa función sin ningún inconveniente, aunque claro, siempre llega mejor viniendo de atrás y con el factor sorpresa a su favor.

Vidal quería un proyecto ganador y donde se sintiera importante y trascendente. El cuadro lombardo le ofrecía eso, por que después de tener la opción de ganar la Serie A (donde Inter se farreó la opción de superar a la Juventus) y perder la final de la Europa League, el joven presidente de los neroazzurri, Steven Chang, atendió el pedido de su estratega de potenciar el equipo, para así discutir mano a mano la hegemonía a los de Turín e intentar llevar a Milán, el scudetto y alguna copa continental.

Por ahora, pinta bien como se está armando Inter de Milan, considerando que su mayor precio, el argentino Lautaro Martínez, quien tiene una cláusula de salida superior a 100 millones de dólares, se quedará a pesar de los intentos del Barcelona (aunque quedan días aún para el cierre del libro de pases). Mantener al seleccionado argentino ya fue un golpe de mercado.

Manteniendo la gran base del 2019-2020, más los arribos de Kolarov, Hakimi y ahora Vidal, el Inter está dando señales de poder ser nuevamente protagonista en el torneo italiano, donde hace nueve temporadas corre uno solo. Si sumamos el retorno del croata Perisic, que viene de ganar la Champions con Bayern Munich, las opciones para Conte de tener un once estelar siguen en crecimiento.

¿Dónde utilizará Conte a Vidal? De acuerdo con los principales analistas de la península, el estratega ve a Vidal cumpliendo la función de enlace, jugando detrás de Lukaku-Martínez, dadas las condiciones técnicas del chileno. En realidad y si uno hace recuerdos, Conte en la Juventus, ocupaba al oriundo de San Joaquín como volante por izquierda o derecha, en esa zona donde estaban Pirlo, Pogba y Vidal.

Pero claro, en el Barcelona, también con Valverde y Llorente, podía jugar de interior en cualquier zona, pero ahora en los interista, todo apunta a que será el abastecedor de juego para los delanteros. Tendrá como apoyos a Barella, Gagliardini, Brozovic y Sensi. Incluso el mismo danés Eriksen, que en el papel llegó para ser el enganche y que con Conte juega poco y nada, puede ser otro de los apoyos de buen fútbol para el Inter y Vidal.

Más de alguna vez Claudio Borghi señaló que el chileno puede jugar en cualquier posición de la chancha por su versatilidad y capacidad. A Vidal le gusta llegar al área y si bien, sus condiciones naturales no son de pasador, se podría desenvolver en esa función sin ningún inconveniente, aunque claro, siempre llega mejor viniendo de atrás y con el factor sorpresa a su favor.

Sin embargo, la experiencia y visión de juego le pueden entregar esas herramientas necesarias para responder al trabajo que le pueda encomendar el técnico. Esta puede ser una temporada y estadía en Italia de relanzamiento, de protagonismo importante para Arturo Vidal, a sabiendas de su mentalidad guerrera y ganadora.

El King llegó a Milán para recuperar su cetro e intentar situar al Inter en un pedestal que perdió hace varios años. Es una gran noticia ver a dos chilenos en un club tan prestigioso y que, además,  son pilares fundamentales de la selección. Veremos que puede entregar Vidal a este nuevo Inter, que busca momentos de gloria.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV