domingo, 4 de diciembre de 2022 Actualizado a las 03:27

OPINIÓN

Autor Imagen

Mirando al 2025: carrera presidencial en la derecha, ¿hay alguna sorpresa?

por 27 septiembre, 2022

Mirando al 2025: carrera presidencial en la derecha, ¿hay alguna sorpresa?
Por su buena evaluación en las encuestas, durante la campaña por el plebiscito destacó la figura de Evelyn Matthei, que tuvo una importante presencia mediática esos meses, mientras otras figuras, como el ex Presidente Sebastián Piñera o José Antonio Kast, se mantenían en silencio frente a las posibilidades de perjudicar a la opción del Rechazo. Ahora que el plebiscito ya pasó y la derecha salió fortalecida, la arena está libre para que la carrera presidencial comience a mover sus primeras piezas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde que la reforma constitucional de 2005 redujo el período presidencial a 4 años sin reelección, ha sido común que a poco de comenzar el nuevo Gobierno se adelante la carrera presidencial. Más aún hoy, con un Gobierno derrotado en las urnas tras el triunfo del Rechazo, viéndose obligado a iniciar un “segundo tiempo” a poco más de 6 meses de iniciado su mandato popular.

Esto ha traído como consecuencia una tácita pero decidida precarrera presidencial en la derecha, teñida de un visible enfrentamiento por el liderazgo del sector. ¿Quiénes son los candidatos que se van perfilando para la presidencial del 2025?

Por su buena evaluación en las encuestas, durante la campaña por el plebiscito destacó la figura de Evelyn Matthei, que tuvo una importante presencia mediática esos meses, mientras otras figuras, como el ex Presidente Sebastián Piñera o José Antonio Kast, se mantenían en silencio frente a las posibilidades de perjudicar a la opción del Rechazo.

Ahora que el plebiscito ya pasó y la derecha salió fortalecida, la arena está libre para que la carrera presidencial comience a mover sus primeras piezas.

Matthei, perjudicada en la elección del 2021 por su propio partido, que no le permitió competir, ha mantenido su estrategia de ser una alcaldesa en terreno que analiza la política nacional en matinales y noticieros, acompañado esto de una potente presencia en redes sociales (tiene 149 mil seguidores en Instagram, 70.6 mil en TikTok) para contrarrestar su conocida imagen de “Dama de Hierro” de la derecha chilena. Ser una alcaldesa con experiencia, con calle, decidida y mostrarse cercana y afable parecen ser los principales atributos que busca mostrar su equipo comunicacional para mantenerla como una de las figuras políticas mejor evaluadas en las encuestas. Por ahora su estrategia se asemeja a la que tuvo Lavín como alcalde de Las Condes para convertirse en el presidenciable del sector, intento que terminó resultando fallido. ¿Dará resultados esta vez?

Por su parte, el ex Presidente Sebastián Piñera, que se mantuvo en silencio durante los últimos seis meses, ya concedió tres entrevistas a distintos medios criticando al Gobierno de Gabriel Boric y ofreciéndose como líder de su sector para un eventual nuevo proceso constituyente. Frente a la pregunta de si sería candidato presidencial nuevamente, el ex Mandatario señaló enfáticamente que no. Pero la vez anterior también respondió más o menos lo mismo.

Recordemos que en el año 2016, al ser consultado por El País de España sobre si iba a ser candidato el año 2017, respondió lo siguiente: “No soy candidato, no está en mis planes ser candidato”. Finalmente terminó siéndolo y se convirtió por segunda vez en Presidente, sellando ese extraño ciclo histórico de la política chilena llamado Bachelet-Piñera-Bachelet-Piñera. Y sabemos que el incombustible ex Presidente, más allá de lo complejo que resultó ser su segundo Gobierno, tiene una obsesión por trascender en la historia. Convertirse en el primer Presidente en la historia de Chile que ocupa tres veces el sillón de O´Higgins debe ser un desafío que de todas maneras le quita el sueño.

Esta serie de entrevistas en distintos medios fue acompañada de una reunión con la directiva de RN antes de partir junto a su familia a un viaje por Europa.

¿Y los liderazgos jóvenes?

Pareciera que en la derecha aún no hay capacidad de renovación de liderazgos. Sigue atrapada en la antigua “patrulla juvenil” de los 90. Sin embargo, tras la noche del plebiscito destacan dos figuras que pueden emerger como futuros presidenciables.

Una sería la del joven y actual presidente de la UDI, Javier Macaya, que se paseó por todos los canales de televisión los días posteriores al resultado del plebiscito mostrando una mesura que no se le conocía. Esto ha ido acompañado de una estratégica apertura en la serie de conversaciones con las dos coaliciones oficialistas para enfrentar el nuevo proceso que culminaría en una nueva Constitución. Para Macaya, la “encerrona” protagonizada el día domingo pasado por “Pancho Malo” y su “Team Patriota” en contra suya, demuestra que va por el camino correcto.

Otro probable presidenciable es el timonel de RN, Francisco Chahúan, que pese a su falta de carisma es conocido en el sector por ser una máquina electoral. Recordemos que le ganó a Joaquín Lavín en una elección senatorial por un estrecho margen, siendo que las encuestan daban por seguro ganador al expresidenciable UDI.

El problema de Chahuán es que se percibe en él demasiada ansiedad por ser Presidente y aún su figura no es capaz de despegar y generar los espacios para representar a todo el conglomerado. Su figura no concita un apoyo transversal en la derecha más allá del sector que lidera su partido, y representa a un sector conservador en RN muy alejado de la directiva que encabezó en su momento Mario Desbordes.

¿Y Evópoli?

Frente a la irrelevancia política que ha mostrado Felipe Kast en el último tiempo y las pocos dotes de candidato que demostró Briones en las primarias presidenciales de Chile Vamos (salió tercero, sacando 9,82% de los votos), sería del todo alentador potenciar la figura del diputado Francisco Undurraga, que ha demostrado un buen manejo tanto político y comunicacional como diputado (no se le conocen frases desafortunadas ni errores) y se puede potenciar su conocimiento público mediante su historia de superación personal, junto con el ideal de inclusión que este dice representar. Lo anterior permitiría a la derecha generar un relato plausible para atraer a las grandes mayorías.

Fuera de Chile Vamos, José Antonio Kast parece que no será capaz de atraer a la coalición más allá de los republicanos (un partido de nicho), porque ya quedó demostrado en las urnas que no puede lograr la mitad más uno del electorado para convertirse en Presidente de la República. Aprovechó la noche del plebiscito para tratar de posicionarse, pero en la derecha tienen claro que su figura genera demasiada reticencia en parte importante de la ciudadanía como para convertirse en el líder del sector.

Veremos quién gana el partido que ya comenzó a mover sus primeras piezas.

Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV