martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:15

PAÍS

Caso Bulnes: víctima de violenta agresión interpuso querella contra José Alfonso Bulnes Concha y Enrique Searle Martínez y alista demanda civil

por 9 octubre, 2020

Caso Bulnes: víctima de violenta agresión interpuso querella contra José Alfonso Bulnes Concha y Enrique Searle Martínez y alista demanda civil

Max Raide (al medio), y los agresores José Alfonso Bulnes Concha (izq.) y Enrique Searle Martínez (der.)

José Alfonso Bulnes -uno de los agresores- es hermano del ex subsecretario de Bienes Nacionales del primer Gobierno de Sebastián Piñera, Juan Carlos Bulnes, y también de José Miguel Bulnes Concha, integrante del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel). En su caso también se cumple la agravante de que se encuentra en libertad vigilada tras ser condenado por la Ley Emilia tras conducir en estado de ebriedad, provocando la muerte de un joven en 2017. La querella criminal interpuesta por el abogado Juan Domingo ACosta fue por el delito de lesiones graves, gravísimas con el agravante de alevosía. En paralelo, a través del ex fiscal regional Pablo Gómez, Raide presentará una demanda civil contra Bulnes y Searle.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El empresario Maximiliano Raide Prunes -dueño del restaurante “El Europeo” y expublisher y actual asesor de El Mostrador- interpuso una querella criminal por la violenta agresión que sufrió la noche del 1 de octubre a manos de José Alfonso Bulnes Concha y Enrique Searle Martínez, hecho ocurrido en la comuna de Vitacura. En paralelo, a través del ex fiscal regional Pablo Gómez, Raide presentará una demanda civil contra Bulnes y Searle, cuyos fondos serán donados íntegramente a la Fundación Emilia.

José Alfonso Bulnes Concha es hermano del ex subsecretario de Bienes Nacionales del primer Gobierno de Sebastián Piñera, Juan Carlos Bulnes, y además fue condenado por la Ley Emilia tras conducir en estado de ebriedad, provocando la muerte de un joven en 2017, por lo que se encuentra en libertad vigilada. También es hermano de José Miguel Bulnes Concha, integrante del Consejo Directivo del Servicio Electoral (Servel).

La querella además apunta al círculo de ambos agresores, ya que va dirigida “en contra de todos quienes resulten responsables como autores, cómplices y encubridores” de la acción de Bulnes y Searle. Asimismo, apela en el caso de ambos a la agravante de “alevosía” prevista en el artículo 12 N°1 del Código Penal y el caso de Bulnes “concurre además la agravante de reincidencia impropia, prevista en el artículo 12 N°14 del Código Penal, esto es, cometer el delito mientras cumple una condena o después de haberla quebrantado, y dentro del plazo en que puede ser castigado por el quebrantamiento”. Cabe recordar que tras la brutal agresión, los antisociales “se retiraron del lugar, escondiéndose en una casa de las cercanías”.

La querella

De acuerdo a la querella interpuesta por el abogado Juan Domingo Acosta, a la que accedió El Mostrador, alrededor de las 22:45 horas, del mencionado día "el sr. Maximiliano Raide Prunes se retiró del restaurante “Europeo” ubicado en calle Alonso de Córdova N° 2417, comuna de Vitacura, Región Metropolitana para dirigirse a su hogar".

"Luego de avanzar algunos metros hacia el norte por calle Alonso de Córdova, el Sr. Raide detuvo la marcha en la esquina de Francisco de Aguirre puesto que enfrentaba un semáforo en luz roja. En ese momento se dio cuenta que en la esquina sur oriente del cruce de ambas calles, frente a la tienda Sotheby´s (corredora de propiedades) y aproximadamente a ocho metros del lugar en que él se encontraba, se encontraban dos hombres adultos bebiendo alcohol en la vía pública mientras molestaban a dos mujeres jóvenes, aparentemente acosándolas, ya que ellas se veían muy incómodas", agregó.

"El Sr. Raide Prunes intentó ayudar a los dos mujeres para lo cual bajó la ventana de la puerta del copiloto de su auto y sin descender de él les dijo que dejaran de beber en la calle, que era tarde por lo que debían irse a sus casas (...) Mientras ello ocurría, una de esas personas (que luego supo se trataría del Sr. Enrique Searle Martínez) se acercó a la puerta del copiloto del automóvil de mi representado y desde afuera de la ventana comenzó a insultarlo y a decirle que el Sr. Raide no era nadie para pedirles que se fueran a sus casas, ni para solicitarles que dejaran de beber y que tampoco devolverían las copas. En un momento, el señor Searle abrió la puerta del lado del copiloto del automóvil del Sr. Raide y comenzó a agredirlo físicamente, razón por la cual el Sr. Raide intentó abandonar su automóvil por la puerta del piloto y tratar así de ponerse a salvo saliendo del automóvil, lo que no logró ya que el Sr. José Alfonso Bulnes Concha (a quien luego pudo reconocer) cruzó por delante del vehículo y, aprovechando que la puerta del piloto estaba entreabierta, comenzó a insultarlo, amenazarlo (dijo que lo iba a “reventar”) y a agredirlo físicamente".

La querella también señala que "los agresores, desde ambos lados del vehículo del Sr. Raide, lo golpearon mientras éste se encontraba en su interior, sin poder defenderse dado lo estrecho del espacio interior. El Sr. Bulnes propinó golpes de puño en la cara, especialmente en el ojo izquierdo del Sr. Raide y recuerda haber recibido también un golpe con una copa de vino y también golpes del Sr. Searle con un objeto contundente, que también podría ser una copa de vino. La agresión sólo pudo detenerse cuando en auxilio del Sr. Raide llegó una persona que trabaja en lugar estacionando autos, quien logró sacar al Sr. Bulnes desde el interior del automóvil. Luego llegó para ayudar una mujer (aparentemente una de las que había sido molestada anteriormente por los agresores), y momentos después llegaron personas que estaban dentro del restaurante Europeo. Los Sres. Bulnes y Searle se retiraron del lugar, escondiéndose en una casa de las cercanías".

Producto de la agresión, Raide fue derivado a la Clínica Alemana, donde recibió atención médica, y el oftalmólogo Nelson Inzulza Barrientos diagnosticó que había sufrido “Uveitis traumática izquierda, trauma ocular izquierdo severo, con fractura de piso”.

Además, el recurso judicial recalca que "en ningún momento el Sr. Raide agredió ni insultó a sus agresores ni realizó algún otro acto que pudiera razonablemente explicar o motivar la golpiza de que fue objeto".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

In memorian

Envíada por Aland Tapia | 26 octubre, 2020

Cartas al Director

Noticias del día

TV