lunes, 28 de noviembre de 2022 Actualizado a las 17:58

MUNDO

Muere Frederik de Klerk, último presidente blanco de Sudáfrica y Nobel de la Paz junto a Mandela

por 11 noviembre, 2021

DW
Muere Frederik de Klerk, último presidente blanco de Sudáfrica y Nobel de la Paz junto a Mandela
El exmandatario, retirado hace décadas de la política, sufría un tipo de cáncer grave y poco común. De Klerk propició el fin del sistema racista poco después de haber asumido el mando, al suceder en 1989 al presidente Pieter Willem Botha, debilitado por un infarto. El 2 de febrero de 1990 anunció el inminente término de la dominación blanca en Sudáfrica al señalar, en el Parlamento, que había llegado "la hora de las negociaciones”, y ordenando la libertad incondicional de Mandela, que estuvo 27 años preso.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A los 85 años y víctima de un cáncer murió el último presidente blanco de Sudáfrica, Frederik Willem de Klerk, quien allanó el camino hacia la democracia en el país africano, liberó al ícono de la lucha contra el apartheid Nelson Mandela y compartió con él el Premio Nobel de la Paz. La noticia de su deceso fue anunciada por la fundación del exmandatario este jueves (11.11.2021).

"Es con la mayor tristeza que la Fundación FW de Klerk anuncia el deceso del expresidente FW de Klerk de forma apacible en su domicilio de Fresnaye (un suburbio de Ciudad del Cabo, en el suroeste de Sudáfrica) esta mañana tras haber luchado contra un cáncer mesotelioma", dice un comunicado emitido por la entidad.

De Klerk propició el fin del sistema racista poco después de haber asumido el mando, al suceder en 1989 al presidente Pieter Willem Botha, debilitado por un infarto. El 2 de febrero de 1990 anunció el inminente término de la dominación blanca en Sudáfrica al señalar, en el Parlamento, que había llegado "la hora de las negociaciones”, y ordenando la libertad incondicional de Mandela, que estuvo 27 años preso.

Cáncer poco común

De Klerk también puso término a la prohibición que pesaba sobre los partidos antiapartheid, lanzando así un proceso de transición que, tres años más tarde, dio lugar a las primeras elecciones multirraciales en la historia del país, las que fueron ganadas por Mandela. Fue De Klerk quien entregó el mando al histórico líder sudafricano en 1994 y fue, a la vez, vicepresidente hasta 1996.

Su discurso más famoso fue precisamente ese de febrero de 1990, cuando sostuvo que "es tiempo de que salgamos del ciclo de violencia y nos abramos camino hacia la paz y la reconciliación. La mayoría silenciosa lo ansía". Pese a su rol en el fin del apartheid, su legado sigue siendo muy controvertido en Sudáfrica.

De Klerk anunció en marzo pasado que le habían diagnosticado un tipo de cáncer poco común, pero grave que afecta al mesotelio, el tejido que recubre los pulmones, el estómago, el corazón y otros órganos. La familia de De Klerk anunciará en el curso de la jornada la fecha y lugar del funeral.



Síguenos en El Mostrador Google News

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV