domingo, 21 de julio de 2019 Actualizado a las 02:24

Mascotas

Las mascotas también pasan frío: ¿es necesario abrigarlas?

por 15 junio, 2019

Las mascotas también pasan frío: ¿es necesario abrigarlas?
Muchos afirman que los animales no necesitan abrigo porque en la naturaleza enfrentan cualquier invierno, por más crudo que este sea. Sin embargo, las mascotas sí pasan frío, y debemos cuidar especialmente a los animales enfermos, cachorros o ancianos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con el invierno ad-portas, temperaturas increíblemente bajas y pocas horas de sol que además apenas entibia, debemos tener en cuenta que tal como a nosotros nos afecta el frío, también lo sienten nuestras mascotas.

Si bien es cierto que los animales cuentan con protección natural (el pelo y la grasa), a veces esto no es suficiente para paliar los efectos de las bajas temperaturas. También hay que tener en cuenta que el frío no afecta de igual manera a todos; por ejemplo, los perros de razas nórdicas cuentan con una gruesa capa de grasa y un pelaje bien tupido, pero los de pelo corto y pequeños de tamaño sufren con mayor intensidad.

En perros y gatos ancianos son muy comunes los problemas articulares, como las artrosis a nivel lumbar, patologías que siempre empeoran con el frío intenso, pudiendo llegar a impedir que el animal logre levantarse y caminar. Obviamente es necesario abrigarlos cuando salen a la calle o si están en el jardín.

Los perros de tamaño pequeño también padecen mucho con el frío, porque su superficie corporal es muy grande en relación al tamaño, y esto facilita la pérdida de calor. Además, sus reservas calóricas son menores y tienen menos capacidad para generar calor durante un tiempo prolongado.

La edad y el estado de salud, además de la raza, también son factores que influyen; los animales enfermos y los cachorros son más sensibles al frío, por eso es importante protegerlos, ya que su sistema inmunológico no está suficientemente preparado.

Además, igual que con los humanos, hay que evitar los cambios bruscos de temperatura. Es aconsejable que el perro o gato no esté demasiado cerca de un foco de calor, y que no salga a la calle en horas de máximo frío.

“Cuidar a nuestras mascotas en invierno implica tres dimensiones claves- señala Rodrigo Núñez, gerente comercial de Southpoint, empresa importadora y distribuidora de alimentos premium para mascotas. Lo primero es mantenerles una nutrición balanceada, las mascotas de exterior suelen comer un poco más para generar calor. No suspender los paseos diarios, pero hacerlos a horas de menos frío y cubiertos con chalecos, y si duermen en el exterior, asegurarse que no esté mojado y que sea un espacio cubierto. Finalmente, chequear que estén las vacunas al día y estar atentos a síntomas como decaimiento, congestión o falta de apetito”.

Con qué abrigarlos

Existen innumerables modelos de abrigos para perros, que se pueden obtener en diversos colores, tamaños y calidades. Los hay más o menos abrigados y también impermeables para protegerlos de la lluvia. Incluso hay botitas o zapatos, aunque muchos no las toleran y no paran hasta lograr sacárselas. También hay abrigos para gatos, o se puede usar uno de perro pequeño, aunque para los gatos es más apropiada una manta de piel o térmica, donde pueden descansar cómodos y bien calentitos.

¿Cómo saber qué tamaño? Se debe medir el lomo, desde la base del cuello hasta el nacimiento de la cola; es importante que la prenda cubra todo el lomo para que lo proteja realmente del frío.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador