jueves, 22 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:32

Opinión

¡No señores animalistas! Las carreras de galgos no serán prohibidas en Chile

por 9 julio, 2019

¡No señores animalistas! Las carreras de galgos no serán prohibidas en Chile
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La semana pasada, varios medios de prensa nacionales, publicaron que las carreras de perros serán sancionadas en Chile con penas de cárcel, debido a un acuerdo favorable sobre la idea de legislar que fuera adoptado con fecha 3 de julio de 2019, por la comisión de Medio Ambiente de la cámara de Diputados por 7 votos contra 4 y 1 abstención.

Sin embargo, la votación había ocurrido ya un par de semanas antes, el día 19 de junio de 2019 y el resultado fue que se rechazó el proyecto que prohibía las carreras de perros por 7 votos contra 4.

Durante la sesión, intervino el autor del proyecto, diputado Vlado Mirosevic, quien -reconociendo la derrota- pidió a la comisión la indulgencia de suspender la votación para efectos de poder cambiar el proyecto de la Prohibición por Regulación de dicha actividad, ya que el original no contemplaba esa posibilidad. La idea era rescatar algo del proyecto.

Los diputados accedieron a la solicitud de Mirosevic y acordaron sesionar en una subcomisión y la diputada Hoffman, señaló que ella tenía una indicación al proyecto para regular las carreras de galgos.

Hasta ahí todo claro.

Sin embargo, la sesión en que se votaría finalmente el proyecto estuvo marcada por polémicas y serias amenazas cruzadas que no dejaron a nadie indiferente y que van a marcar lo que se viene para adelante en la discusión de esta “bien intencionada e inocente” ley.

En primer lugar, consultado el presidente de la comisión, diputado González, por la subcomisión para regular, este señala que se había citado para el día anterior. El diputado Prieto protestó que ni siquiera se le había convocado a dicha comisión y extrañamente, nadie señaló haber asistido.

Luego el presidente de la comisión, diputado Félix González, intentó transformar la audiencia en una “sesión secreta” ya que él iba a reproducir audios interceptados que mantenía en su poder y que supuestamente eran la gran prueba del maltrato animal que perpetraban los galgueros. Los demás diputados rechazaron dicha propuesta ante la evidente ilegalidad de reproducir comunicaciones privadas obtenidas oscuramente ya que, la inviolabilidad parlamentaria no ampara dichos actos.

Acto seguido, comenzaron las acusaciones más graves.

Toma la palabra el diputado Torrealba -visiblemente ofuscado-, y denuncia haber sido objeto de amenazas y acoso. Lo mismo ya había sido denunciado en una sesión anterior por el diputado Castro, todo por expresar sus dudas y opiniones respecto de la idea de prohibir las carreras de galgos y sus implicancias.

Luego, llega el turno de hablar de la diputada Hoffman, quien señala que fue objeto de agresiones de los grupos animalistas, que actúan “a rostro cubierto” y que, a raíz de esto, se contactó con Vlado Mirosevic y con Félix González para pedirles que calmaran a los exaltados que la atacaban. Señala que desea plantear una acusación de cyberbullying por la magnitud de la violencia sufrida. Agradeció a Mirosevic y González, por haber “intercedido” ante sus camaradas que son las organizaciones que al final… “eran conocidas”.

Félix González –el ecologista- recogió el guante y señalo irónicamente que “la puerta de la sala también está abierta para los galgueros” sin perjuicio de haber bloqueado a sus expositores acusándolos de haber “hostilizado diputados”. Dicha acusación no fue refrendada por ningún diputado y carece de toda verosimilitud.

La nota de protesta más sentida en contra del diputado González vino del diputado Meza, quien recordó a los presentes su lucha personal en tiempos de la dictadura donde, “se jugó la vida” para que hubiese libertad y le señaló al ecologista que la confrontación exhibida “le producía una amargura extraordinaria”, ya que, votar en contra del proyecto no significa estar “a favor del maltrato animal” tal y como acusan los animalistas. “Yo amo los perros, y esta cámara se atrincheró en amigos y enemigos donde todo el que piensa distinto es enemigo”, dijo Meza.

Conforme al acuerdo solicitado por Mirosevic, los diputados votaron a favor de la idea de legislar este proyecto de ley y acto seguido la diputada Hoffman –según lo pactado- sugirió la indicación para regular que se había pedido por Mirosevic. Sin embargo, González la declaró inadmisible y fue retirada. El informe a la sala quedó a cargo del diputado Sebastián Torrealba.

Los abolicionistas celebraron en redes y como era de esperar publicaron y denostaron a los diputados “maltratadores de animales” llamando a que se les envíen mensajes de funa y odio.

En fin, este proyecto de ley queda pendiendo del honor, la integridad y la palabra de Vlado Mirosevic, quien prometió que el proyecto buscará regular las carreras de perros y no prohibirlas. ¿Honrará el diputado su palabra? ¿O su acción fue solo una treta para salvar el proyecto de ley perdido?

Los audios de estas audiencias son públicos y cualquiera puede revisarlos.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador