miércoles, 20 de noviembre de 2019 Actualizado a las 07:29

Movilidad

La apuesta por el futuro con autos eléctricos made in Zwickau

por 5 noviembre, 2019

DW
La apuesta por el futuro con autos eléctricos made in Zwickau
Volkswagen se toma en serio la electromovilidad. En Zwickau, Sajonia, dio el visto bueno para la producción de su automóvil eléctrico llamado ID.3.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En la ciudad sajona de Zwickau, a 90 kilómetros al sur de Leipzig, existe una larga tradición en la industria automotriz de, nada más y nada menos, 115 años de antigüedad. Todo comenzó con August Horch, quien fabricó el primer Audi en 1909. Después de la Segunda Guerra Mundial, el "Trabant", el legendario automóvil de plástico de la RDA, fue construido en las plantas de Sachsenring. En 1991 y tras más de tres millones de coches, se cerró la fábrica, pero un poco antes; Volkswagen ya había sentado las bases para abrir una nueva fábrica, donde, desde entonces, se han fabricado más de seis millones de automóviles.

Y ahora, la fábrica se enfrenta a otro comienzo: en Zwickau solo se construirán coches eléctricos. "Al principio fue un shock", dice un empleado de VW, quien añade que "entretanto nos ha invadido el entusiasmo". Este lunes (4.11.2019), ha llegado el momento esperado. Muchas personas famosas han visitado la fábrica a las puertas de Zwickau. La canciller alemana, el presidente de VW o el presidente del Estado de Sajonia. Pero, sobre todo, hay muchos empleados presentes, cuando rueda el primer modelo de la serie ID.3.

El último Trabant de Zwickau fue fabricado el 30 de abril de 1991.

El último Trabant de Zwickau fue fabricado el 30 de abril de 1991.

Sector ante "cambio de sistema"

"Estamos ante un cambio de sistema hacia la movilidad eléctrica", dice el CEO de VW, Herbert Diess. "Ya no se trata de si se impondrá el automóvil eléctrico , sino qué tan rápido y en qué región del mundo lo hará primero", añade. VW comenzó tarde a tomarse en serio el tema de la movilidad eléctrica. Es muy probable que el escándalo de las emisiones diésel haya sido una especie de catalizador para que se produjera dicho cambio.

En Zwickau, VW muestra ahora músculo. Desde hace dos años y después de 1.200 millones de euros, la fábrica se ha reconvertido por completo en una planta de movilidad eléctrica. La primera etapa de expansión ya está lista, se fabricarán, a partir de 2021, hasta 330.000 autos eléctricos de varias marcas de VW. Todo de la manera más neutral posible para el medio ambiente.

El mayor problema es la brecha tecnológica: ¿Cómo preparar a los empleados para trabajar en el futuro? 8.000 personas trabajan en la planta de Zwickau. Hay muchas diferencias a la hora de construir un Golf o un ID.3. Ahora, hay 1.700 robots nuevos. Para montar la carrocería de un Golf se necesitaba antes a 25 personas; ahora solo 9 para un ID.3. Un robot monta las puertas y el complicado interior del techo. Todo un reto.

A espaldas de los trabajadores se siguen construyendo los Trabants. Los empleados presentan el primer Volkswagen Polo fabricado en Zwickau en mayo de 1990.

Tras los trabajadores se siguen construyendo los Trabants. Junto a ellos, el primer Volkswagen Polo fabricado en Zwickau en mayo de 1990.

Zwickau, modelo para otras fábricas de VW

En Zwickau comenzaron un gran programa de cualificación, por el que tienen que pasar los empleados. El problema es que hasta ahora no había material de capacitación para la conversión a la electromovilidad. Todo esto tuvo que desarrollarse bajo un gran presión. Ahora, todo el proceso de remodelación en Zwickau puede servir como modelo, es decir, para las otras plantas que VW quiere readaptar en Emden y Hannover, pero también en China y Estados Unidos. La canciller alemana está segura: "Confío en que los sajones puedan lograrlo", dijo Angela Merkel, haciendo referencia a su pasado en la Alemania Oriental.

Pero también Angela Merkel sabe que se necesita algo más que palabras de ánimo para que la gente compre los coches eléctricos. Hasta 2030 habrá un millón de puntos de recarga en Alemania.

Los empleados de Zwickau parecen orgullosos de "sus" coches. En todas partes se puede leer el lema: "Movilidad eléctrica de Sajonia: la tradición se mezcla con el futuro”. No es una frase creada por el departamento de marketing de VW, sino nacida de un concurso entre los trabajadores de la empresa. Puede ser que, en el futuro, esta fábrica de Sajonia agregue otro capítulo de éxito a la historia de esta fábrica automotriz.

DW

Más información sobre El Mostrador