jueves, 12 de diciembre de 2019 Actualizado a las 12:08

Cada año peor: 766 especies se encuentran amenazadas en Chile

por 3 diciembre, 2019

Cada año peor: 766 especies se encuentran amenazadas en Chile
Las principales amenazas a la biodiversidad nacional, según el “Informe País: Estado del medio ambiente en Chile 2018”, son la pérdida y degradación de hábitats, contaminación, sobreexplotación de recursos, especies exóticas invasoras y el cambio climático.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un total de 766 especies que habitan en Chile se encuentran amenazadas (en peligro crítico, en peligro o vulnerables). Esto reveló el “Informe País: Estado del medio ambiente en Chile 2018”, un reporte publicado periódicamente por la Universidad de Chile y la Cepal, que ahonda en la situación de la biodiversidad, bosques nativos, bordes costeros, recursos marítimos, entre otras áreas, del territorio nacional.

Con los datos entregados por la investigación, se agregan siete especies bajo amenaza respecto a tres años atrás. Según el informe, la categoría de conservación más amenazada es la de los moluscos, además de los árboles, peces de aguas continentales, arbustos y anfibios.

El ingeniero y director del informe, Nicolo Gligo, señaló a El Mercurio de Calama que cada año se pierden entre 20 mil a 25 mil hectáreas de bosque nativo debido a la agricultura, sustitución o incendios.

De acuerdo al documento, las principales amenazas a la biodiversidad son: pérdida y degradación de hábitats, contaminación, sobreexplotación de recursos, especies exóticas invasoras y el cambio climático.

Disminución de recursos

Ninguna de las otras áreas abordadas por “Informe País” ha mejorado respecto a la versión anterior del reporte. “En el caso del suelo es bastante significativo, ya que todo lo que no es suelo agrícola de alta productividad está abandonado y con serios procesos de deterioro, con sobrepastoreo y erosión”, indicó Gligo.

Es más, solo el 9% del suelo nacional no presenta algún tipo de erosión, establece el documento.

La disponibilidad hídrica en el país también está a la baja. “Desde 1961 a la fecha, se observa una persistente reducción de los caudales de la mayor parte de los ríos de la zona centro sur del país. Sin embargo, la tasa de reducción de caudales se ha acelerado en la última década, particularmente en aquellos ríos que se abastecen principalmente del derretimiento de nieve durante los meses de primavera y comienzo del verano”, señala los autores.

Los investigadores apuntan al sector agropecuario, que consumen “el 82% del agua disponible”. Y agregan que “la tenencia de la tierra y los altos grados de concentración que se observan en la agricultura tienen una alta correlación con la titularidad de los derechos de aprovechamiento para el uso de los recursos hídricos”.

“Tenemos hoy la evidencia de que el modelo económico asociado a la concentración de la riqueza y al deterioro ambiental no es sostenible, que no podemos seguir avanzando en un modelo que se nutre del acceso privilegiado a la propiedad de los recursos naturales y a la economía financiera para unos cuantos, que se basa en una economía extractiva que ha dejado por atrás una importantísima deuda social y ambiental”, afirmó la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, durante la presentación del informe.

Más información sobre El Mostrador