viernes, 30 de octubre de 2020 Actualizado a las 10:07

Opinión

Sector hotelero: la correcta gestión de las operaciones durante la crisis

por 27 mayo, 2020

Sector hotelero: la correcta gestión de las operaciones durante  la crisis
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A medida que los negocios se vuelven cada vez más globalizados, los eventos no previstos, como el actual Covid-19, tendrán un efecto cada vez más disruptivo. La gestión de las crisis durante estos periodos puede asumir varias formas, en este caso la restricción de realizar viajes -implementada ya sea por el gobierno, organizaciones o empresas privadas- como precaución necesaria para mantener la seguridad de las personas.

En este sentido, uno de los sectores más afectados, como el rubro hotelero, precisa estar atento para adaptarse a la contingencia. La forma en que los hoteles consideren este tipo de eventualidades afectará la gestión de la facturación y la estrategia de las proyecciones realizadas.

Cómo cuidar de los huéspedes y empleados durante una crisis global

Atender las necesidades de los huéspedes y de los empleados en la medida que ocurren los hechos y contar con un plan de fácil implementación, ayudará a disminuir los miedos y peligros creando una atmósfera de calma en épocas atemorizantes. El mensaje principal debe estar centrado en la seguridad de todas las personas, ya sean empleados o huéspedes. Cuando los hoteles logran emitir un mensaje de calma y orden, ayuda a disipar el pánico y evitar incidentes que pueden generar incertidumbre.

En el caso de una pandemia como el virus Covid-19, esto significa mirar las cosas prácticas que ayudan a asegurar que los huéspedes conozcan las medidas que el hotel está tomando para garantizar su salud y seguridad. La colocación de señales visibles en áreas comunes, así como los ajustes en las operaciones comunicando que el hotel está tomando las precauciones necesarias, es una estrategia a mediano y largo plazo que puede garantizar frutos en el futuro transmitiendo confianza a los huéspedes, lo que ayuda a disminuir la inseguridad en situaciones inciertas.

La importancia de la flexibilidad

La adaptabilidad y la flexibilidad en las operaciones son fundamentales para el éxito durante una crisis. Dependiendo de los locales involucrados, eso puede significar cerrar algunas partes del hotel para adaptarse y lograr una mayor economía de los costos.

Cuando se ven afectadas las fechas de reservas ya realizadas, se deben ofrecer fechas alternativas para los posibles huéspedes, junto con estar al tanto de las noticias sobre los factores relevantes que están causando el inconveniente, para poder prever cuándo se podrá retomar las actividades con normalidad. En estos casos las políticas de cancelación deben relajarse. Las decisiones basadas en la empatía a la larga rinden sus frutos.

Cómo perfeccionar la gestión de la facturación

Aunque las crisis sean temporarias, estas pueden tener efectos a largo plazo sobre la gestión de la facturación de los hoteles y en su estrategia. Cuidar a los huéspedes y empleados es la prioridad del hotel, por lo que es importante considerar un periodo de crisis en su planeamiento, aun cuando el trastorno finalice.

Comparar las reservas actuales con las registradas un año atrás es útil para contar con una imagen más precisa de los niveles de demanda esperados, que serán afectados por la nueva situación. Se deben monitorear los hechos, pues ellos afectan a todo el sector, incluso a la competencia.

Cualquiera sea la herramienta de gestión de facturación usada, el periodo de crisis debe ser registrado adecuadamente en los reportes para poder ser consultado o usado como referencia en el futuro. Esto debe incluir la cantidad de días en que los negocios fueron afectados y en qué momento la demanda retornó a los niveles comparables con el año anterior.

Focalizarse en los datos para prever estrategias en tiempo de crisis es la mejor manera de superar la ansiedad y concentrarse en las áreas que se pueden controlar. Este es un factor muy importante cuando la preocupación y el estrés está en su máximo nivel.

Próximos pasos

Luego de un cambio en los negocios, el ciclo de evaluación es recomendado para ajustar, analizar y evaluar el impacto durante un período de demanda incierta. Trabajar con especialistas y asegurarse de que las soluciones correctas estén listas lo antes posible, ayudará a formar un plan de gestión de crisis para el futuro.

Es decir, lo más importante es cuidar a los huéspedes y a los empleados y adoptar medidas de seguridad en las instalaciones a nivel operacional para garantizar la salud, seguridad y bienestar de todos en el predio.

En este momento, existen muchos recursos disponibles para ayudar a los hoteles a entender esta crisis y los trastornos que están causando.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador