viernes, 15 de enero de 2021 Actualizado a las 13:28

Gastronomía

Vino en Rapa Nui: a un año de la primera plantación de cepas de vino en la isla

por 27 noviembre, 2020

Vino en Rapa Nui: a un año de la primera plantación de cepas de vino en la isla
Crear el primer vino rapanui con uvas criadas por la comunidad y establecer una posible variedad de vid autóctona de la isla, son los dos objetivos principales del proyecto que José Mingo junto a las familias rapanui Tuki y Avaka, instalaron en julio del 2019 en la Isla Rapa Nui.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Más de 3.000 plantas de vid y 350 esquejes de plantas “nativas” provenientes del Volcán Rano Kau se plantaron en julio del 2019 en la Isla Rapa Nui. El proyecto busca por un lado, crear el primer vino en la isla con plantas traídas desde el continente, pero criadas por la comunidad rapanui con un manejo orgánico diario y bajo la supervisión de expertos del continente, y por otro lado, formar distintos proyectos junto a las comunidades locales, a partir del análisis del genotipo de las variedades “autóctonas” de vid halladas.

José Mingo, impulsor del proyecto cuenta que este nace de un sueño fruto de una conversación con Rapanuis, “con la idea de desarrollar una plantación orgánica y sustentable. Con respeto a la tierra, al agua y a la comunidad”.

El proyecto se viene planeando desde el 2012, año que se hizo la primera plantación experimental de 1.200 plantas de vid, con el objetivo de estudiar el suelo, las condiciones climáticas y el manejo agrícola que necesita la cepa.

Mingo cuenta que “es muy complicado, como nuestro proyecto es orgánico no usamos ningún tipo de pesticida, por lo que hay que estar encima todo el día cuidando la planta”. Tras años de investigación, el pasado julio ya se instalaron más de 3.000 plantas traídas del continente y hoy en día ya se empiezan a ver las primeras uvas.

Plantar en la isla no ha sido tarea fácil. El emprendedor afirma que en un principio, la idea no tuvo muy buena recepción entre los isleños, ya que no tienen la costumbre agrícola y que tampoco están acostumbrados a los trabajos lentos, asegura que “no les gustó nada esto de estar todo el año pendiente, porque plantar uva ahí es re complicado, tienes que estar todo el día encima de la planta”.

A pesar de esta situación, Mingo logró asociarse con la familia Tuki, la cual tiene la mayor plantación de piñas de la isla y en conjunto lograron sacar el proyecto adelante.

Así el 2019 plantaron 3.000 plantas de distintas variedades, entre las que se encuentran Pinot Noir, Moscatel de Alejandría, Chardonnay y Sauvignon Blanc, y en paralelo 350 esquejes de dos variedades de plantas autóctonas existentes en la isla y recolectadas georeferencialmente desde el Volcán Rano Kau. Todos los cultivos son cuidados orgánicamente, es decir, sin pesticidas, ni herbicidas y regados con agua de lluvia, la cual se almacena y se distribuye inteligentemente con un sistema de riego por goteo.

Actualmente no está confirmado que se le pueda llamar autóctona a la vid que se encontró en la isla, ya que es una especie que fue introducida por los misioneros en el siglo XIX, pero que ha ido mutando. Por esta razón, hoy en día la planta se encuentra en un estudio ampelográfico (identificación y clasificación de las vides) en dos laboratorios distintos, uno en Chile y otro en España, con el objetivo de definir si se puede clasificar como nativa o no.

Mingo cuenta que el objetivo de este estudio es que por primera vez se le pueda reconocer mundialmente como una “rapavid” y en un futuro hacer vino con en la isla con plantas autóctonas. Se espera que para el 2022 estén listas las primeras botellas de vino producido en Rapa Nui y que el vino 100% local, incluyendo la cepa y la producción, esté viendo sus primeras luces.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador