martes, 11 de agosto de 2020 Actualizado a las 12:10

Metlife y Principal están en la mira

FNE investiga compra de Isapre Colmena y analiza ventas de AFP

por 12 febrero, 2013

FNE investiga compra de Isapre Colmena y analiza ventas de AFP
La Fiscalía Nacional Económica busca conocer los aportantes del fondo de inversión de LarraínVial que compró Colmena. Además ha pedido información por venta de Provida y Cuprum.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Aunque febrero es mes de vacaciones y parte importante de las autoridades dejan la capital, la seguidilla de compras de empresas en enero pasado ha obligado a la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a mantener el ritmo de trabajo del año 2012.

La compra de la isapre Colmena en unos US$ 500 millones por parte de un fondo de inversión gestionado por la corredora LarraínVial y la venta de la AFP Provida y Cuprum a las aseguradoras estadounidenses Metlife y Principal están en la mira de la FNE.

Ayer la Fiscalía hizo público el inicio de una investigación a la operación que provocó el cambio de dueño en Colmena. LarraínVial, a través de un Fondo de Inversión Privado (FIP) adquirió la Isapre y entre sus principales aportantes estaría el holding Bethia, que pertenece a una de las ramas del grupo Solari, controladores de Falabella.

Bethia es propiedad de Liliana Solari y es gestionado por su hijo Carlos Heller y su hijastro Gonzalo Rojas. El grupo es dueño además de un 11,3 % de Clínica Las Condes, lo que sumado al 16 % que tiene la hermana de Lilian, Maria Luisa junto a su hija Cecilia Karlezi, ubican a las Solari como el segundo accionista de la más renombrada clínica del país detrás de un grupo de doctores dueños de la empresa.

La compra de Colmena incluye además un 50 % de la Clínica San Carlos de Apoquindo y otros como el centro médico Dial.

Pero toda esta información ha sido conocida gracias a publicaciones de El Mercurio, ya que hasta ahora ni LarraínVial ni Colmena han hecho pública información al respecto.

“La falta de claridad acerca de la identidad de los compradores de Colmena, no existiendo información fidedigna y públicamente disponible sobre los aportantes de dicho fondo privado ni sobre los respectivos montos de sus aportes”, señala la primera de las causas aludidas por la FNE para iniciar la investigación.

Esto se suma al convencimiento de la fiscalía que dirige Felipe Irarrázaval de que hay alta concentración en el sistema privado de salud y que existen importantes barreras de entrada, como lo revela un estudio encargado a la Universidad Católica de Valparaíso (UCV) hace pocos meses.

“Lo anterior hace de éste un mercado altamente sensible, lo que obliga a analizar en mayor detalle las características de las personas que participan de la operación, con el fin de descartar los posibles riesgos que conllevaría, tanto en el mercado de las Isapre como en el de los prestadores de salud institucionales, un aumento en la concentración de sus actores”, destaca la publicación de la fiscalía al justificar la investigación.

El estudio de la UCV determinó un alto nivel de concentración e integración vertical en esta industria. El holding Banmédica posee las clínicas Dávila, Vespucio y Santa María, entre otras; Consalud las clínicas Bicentenario, Tabancura y la red Megsalud; Cruz Blanca las clínicas Reñaca, Antofagasta, San José y el centro ambulatorio Integramédica (también está construyendo una clínica en Florida) y MasVida tiene la clínica Las Lilas y un par de centros en Concepción.

Las AFP

La FNE no sólo está revisando las Isapres. El proceso de traspaso de la propiedad de las AFP a aseguradoras estadounidenses también es visto por la fiscalía.

Así, durante diciembre solicitó antecedentes a Principal sobre la compra de AFP Cuprum y estaría haciendo lo mismo con Provida por su venta a Metlife.

En el caso de Cuprum, aseguran fuentes conocedoras del caso, la FNE habría desestimado iniciar una investigación o requerimiento al Tribunal de la Defensa de la Libre Competencia (TDLC), aunque esto no fue confirmado con la FNE.

Cuprum es la cuarta AFP en activos administrados lo que puede explicar la aparente decisión de Irarrázaval. Eso sí, Cuprum concentra la mayor parte de los afiliados de altos ingresos, teniendo de hecho, un promedio de ingreso imponible de poco más de $ 1 millón, cuando el promedio del sistema privado de pensiones bordea los $ 400 mil.

Y el grupo Principal es el cuarto actor en el manejo de pensiones vía renta vitalicia entre la aseguradoras. A septiembre de 2012, según la Asociación de Aseguradores de Chile (AACH), Principal manejaba reservas técnicas para rentas vitalicias por US$ 4.070 millones, un 18,8 % del mercado. Cuprum, en tanto gestiona ahorros de afiliados por US$ 34.536 millones, un 20,6 % del mercado.

Entre ambas empresas, ahora bajo un mismo dueño, administrarán US$ 38.426 millones, equivalentes al 19 % del total de fondos vinculados a las pensiones de los chilenos y que administran AFP y aseguradoras.

La fiscalía habría desestimado cuestionar ante el TDLC esta operación.

Además, la entidad estaría solicitando antecedentes a Provida, por la venta de la AFP a Metlife. No fue posible confirmar la información con la FNE debido a que esos antecedentes son confidenciales. Desde Provida no hubo respuesta.

En este caso, el nivel de concentración es aún mayor.

Provida manejaba a enero de 2013 unos US$ 47.445 millones de sus afiliados, equivalentes al 28,3 % del sistema privado de pensiones, siendo líder del mercado.

Metlife, en tanto, a septiembre de 2012, poseía reservas técnicas para rentas vitalicias por US$ 4.827 millones (con valor de UF y dólar al cierre de enero de 2013), correspondientes al 13,36 % del total del mercado, siendo la tercera más grande del país detrás del grupo Consorcio de la familia Hurtado Vicuña y Corpvida de Álvaro Saieh.

Al sumar los activos que maneja Provida, Metlife tendrá a su cargo recursos por US$ 52.272 millones, que son el 25,6 % de la industria.

En todo caso, desde la industria afirman que no hay preocupación frente a estas consultas, pues existen fuertes regulaciones que impiden que se utilice de manera irregular la integración de estos negocios.

Valga decir que los fondos de pensiones gestionados por las AFP a enero de 2013 sumaban US$ 167.600 millones y las reservas técnicas de las aseguradoras para las pensiones por renta vitalicia totalizan US$ 36.200 millones. En total, platas para los pensiones por US$ 204.000 millones, equivalente a casi un 75 % del PIB chileno.

Solamente entre Metlife y Principal concentrarán la administración de un 45 % de estos dineros, algo así como US$ 90.700 millones, equivalente a casi un tercio del PIB chileno.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV