domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 19:07

Luz de alerta para Julio Ponce: garantías de las deudas de la cascada caen 30%

por 30 julio, 2015

Luz de alerta para Julio Ponce: garantías de las deudas de la cascada caen 30%
SQM-A, acción con la cual las cascadas garantizan sus compromisos financieros, se desplomó en la Bolsa pese a los intentos que ha hecho Calichera por defender su valor en $16.000. Operaciones que al final del día arrojan diferencias frente a SQM-B que para el mercado son injustificables, y ello con capital de todos los accionistas. Ya surgen interrogantes sobre el asunto, desde eventuales manipulaciones de precio hasta la real situación financiera del empresario.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es muy probable que, a primera hora de hoy o al cierre del mercado, Calichera salga a defender el precio de SQM-A.

Esto, luego de que la acción con que garantiza sus deudas se viera fuertemente castigada por ventas que contrajeron su precio desde los $16.500 hasta los $12.000, una pérdida de 27,3%.

Tras la estrepitosa caída, motivada probablemente por un inversionista retail (montos alcanzaron los $900 mil), la Bolsa de Santiago procedió a suspender sus cotizaciones. Un tema que es crucial para las sociedades de Julio Ponce, dueño del 32% de SQM a través de las famosas cascadas, ya que en la medida que el precio de la serie A cae, necesariamente debe salir al mercado a comprar más acciones. De lo contrario, los bancos deben provisionar estas deudas.

Eso explica el hecho de que durante las últimas jornadas Calichera saliera al ruedo a comprar este papel en $16.000. A través de la corredora Euroamerica, adquirió el martes $3,3 millones a un valor de $16.450 cada uno, y el lunes otros $11,4 millones a $16.093. Ayer, no fue el caso luego de la suspensión aplicada por la entidad bursátil.

En medio de estas transacciones, la diferencia entre la serie A y la serie B de SQM se dispara, sin mayores justificaciones. La principal característica que distingue a una de otra es que la primera permite elegir a 7 de los 8 directores de la minera no metálica.

Por eso es que para algunos actores del mercado no hay argumentos económicos que expliquen por qué SQM-A vale cerca de $16.000 (exceptuando el cierre de ayer) versus los $8.900 en los que transa la serie B, que por lo demás es la de mayor liquidez. Entre 2010 y 2014, el premio de la serie A sobre la B promedió un 7%, sin embargo solo este año se disparó hasta el 26%, una cifra que puede ser aún mayor considerando que en la actualidad la diferencia escala hasta el 34,8%, habiendo tocado un peak de 53,7% a fines de junio.

Todas estas cifras sólo consideran los cierres mensuales de ambos papeles. Pues si consideramos el diario, la diferencia es superior. El martes el premio de SQM-A sobre SQM-B fue de 85,3%.

Para algunos actores del mercado, dicha situación podría derivar en un cuestionamiento respecto del real valor de las garantías dispuestas para los compromisos de la cascada, dado que con muy pocos montos estas son capaces de contraerse en cerca de un 30%. Al mismo tiempo, les llama la atención que los minoritarios no pongan el acento sobre esta situación, considerando que las compras de Calichera son con el capital de estos; y, finalmente, ven en estas transacciones posibles indicios de eventuales manipulaciones de precio, con tal de que la serie A no caiga a los niveles de la serie B. La pregunta de fondo, sin embargo, sigue siendo esta: ¿cuál es el verdadero valor de la serie A de SQM? ¿Por qué Calichera insiste en defenderla en los $16.000? ¿Cuál es la situación financiera de Ponce?

Cómo la cascada garantiza sus deudas

Sobre la base de su memoria reportada para el año 2014, Pampa Calichera adeuda al banco Deutsche Bank US$250 millones, compromisos que se garantizan con acciones SQM-A en una cantidad equivalente al 300% del valor de la deuda. La misma sociedad le debe a Scotiabank US$150 millones, capital que está respaldado con la misma acción, a una razón de 2 a 1, es decir, el monto de las garantías debe ser equivalente al 200% de la deuda.

Potasios de Chile tiene compromisos con CorpBanca y Scotiabank. Al primero le debe US$120 millones, garantizados con SQM-A , a una razón de 1,5 a 1, y otros US$100 millones al segundo en una proporción de 2 a 1.

Oro Blanco garantiza sus deudas con títulos de Calichera-A, mientras Norte Grande hace lo propio con acciones de Oro Blanco.

En su memoria de 2014, Calichera expuso: “Los créditos de Sociedad de Inversiones Pampa Calichera S.A., son garantizados con prendas sobre acciones emitidas por SQM S.A. Ante la eventual caída en el precio de dichas acciones, se podrían ver afectadas el cumplimiento de las obligaciones de mantener ciertas relaciones de coberturas establecidas por contrato. Para tales efectos se debe entregar más acciones en garantía”.

Y agregó que “la Sociedad y sus filiales se encuentran cumpliendo las limitaciones, restricciones y obligaciones contenidas en los contratos de créditos. Lo anterior importa que la Sociedad y sus filiales no han incumplido sus obligaciones contractuales, siendo prueba de ello que ningún acreedor les ha manifestado ni menos notificado acerca de la existencia de algún incumplimiento”.

En el caso de esta misma sociedad con Deutsche Bank, si la razón de sus garantías disminuye de 2,7 a 1, está en la obligación de prendar nuevas acciones de SQM-A. Al cierre de 2014, su cobertura correspondía a una relación de 3,13 veces la deuda, pero al primer trimestre de este año sus prendas disminuyeron a una razón de 3,02 a 1.

Oro Blanco también cerró 2014 con holgura, no así Norte Grande, que en diciembre de 2014 tenía prendas equivalentes al 168% de sus deudas con CorpBanca (US$110 millones), teniendo que restituir acciones para alcanzar el 200%. Lo hizo en el primer trimestre, consiguiendo un 182%, levemente superior al piso de 180% que gatilla los covenants.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV