domingo, 16 de mayo de 2021 Actualizado a las 08:41

Calma brasileña no durará ante posible nueva caída del real

por 17 noviembre, 2015

Calma brasileña no durará ante posible nueva caída del real
Los analistas dicen que el optimismo es exagerado y que la calma momentánea no cambia una perspectiva a largo plazo que incluye una posible rebaja de la calificación crediticia y una recesión más profunda. La divisa de peor rendimiento en 2015 entre las principales divisas del mundo continuará devaluándose hacia fines de este año y no rebotará antes de 2019, según los estrategos consultados por Bloomberg.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los estrategos de Wall Street están advirtiendo a los clientes que no se engañen con la repentina calma que impera con respecto al real brasileño.

Una medición de su volatilidad ha registrado la mayor caída entre las principales divisas del mundo en el último mes después de haber alcanzado un máximo en cuatro años en septiembre. Las oscilaciones de precios están disminuyendo en tanto ceden los pedidos de juicio político a la presidenta Dilma Rousseff, reduciendo el temor de caos político en Brasil.

No obstante, los analistas dicen que el optimismo es exagerado y que la calma momentánea no cambia una perspectiva a largo plazo que incluye una posible rebaja de la calificación crediticia y una recesión más profunda. La divisa de peor rendimiento en 2015 entre las principales divisas del mundo continuará devaluándose hacia fines de este año y no rebotará antes de 2019, según los estrategos consultados por Bloomberg.

“El real parece estar caro”, dijo desde Nueva York Christian Lawrence, estratego cambiario en Rabobank. La moneda cerró a 3,8494 por dólar el viernes, después de rebotar desde un mínimo récord de 4,2478 el 24 de septiembre. “Debería superar los 4 por dólar. Los fundamentos para mí son el deterioro económico y una rebaja de la calificación”.

El real brasileño se desplomó 31 por ciento este año en tanto la economía más grande de América Latina se encamina hacia la contracción más prolongada desde los años 1930 debido a una inflación en alza y un escándalo por corrupción cada vez más amplio. El nivel de desaprobación récord de Rousseff intensificó la oposición en el Congreso a medidas de ajuste como aumentos impositivos y reducciones en el gasto. En tanto el gobierno lucha para apuntalar el presupuesto, la calificación crediticia del país sufrió cuatro rebajas desde 2014, incluida una reducción a bono basura por parte de Standard & Poor’s en septiembre.

Es muy probable que la calificación crediticia brasileña vuelva a ser rebajada en los próximos meses a menos que la perspectiva política mejore, según Bernd Berg, director de estrategia de mercados emergentes en Société Générale SA. Sin un avance probable, la moneda podría caer hasta 4,40 por dólar, volviendo a resultar barata, dijo.

“Preveo que los problemas se intensificarán en Brasil, con un crecimiento más bajo y una inflación más alta hacia fin de año”, dijo Berg. “Y no espero ninguna mejora en el impase político”.

Las versiones de que el ministro de Finanzas, Joaquim Levy, podría ser reemplazado a comienzos del año próximo por el ex responsable del banco central Henrique Meirelles, que estuvo a cargo durante un crecimiento más alto y una menor inflación, impulsaron la recuperación reciente del real. La hipótesis es que cuenta con más fuerza política susceptible de obtener aprobación para proyectos de austeridad fiscal que están empantanados en el Congreso.

“La situación se mantiene estancada en este momento en tanto el mercado ve el más mínimo movimiento como una esperanza”, dijo Ipek Ozkardeskaya, analista de London Capital Group en Londres, que ve al real en 4 por dólar para fines de 2015. “Que Rousseff nombrara a Meirelles significaría mejor apoyo político y contribuiría a hacer avanzar las reformas con menos resistencia”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV