sábado, 6 de marzo de 2021 Actualizado a las 13:13

Opinión

Autor Imagen

El Gobierno debe tomar medidas para recuperar confianza en las empresas

por 11 mayo, 2016

El Gobierno debe tomar medidas para recuperar confianza en las empresas
"Se debe apuntar a promover créditos blandos para empresas (préstamos de dinero con una tasa de interés baja), destinados a inversiones productivas. Eso puede hacer que se generen inversiones en el país, repatriar fondos y ser más competitivos en el ámbito internacional".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sobre la base de lo informado por el Banco Central, mediante el Indicador Mensual de Actividad Económica (IMACEC), el crecimiento de la actividad en marzo de 2016 fue del 2.1%, algo levemente por debajo de lo que esperaba la mayoría de los analistas en el mercado. Era de esperar un crecimiento de ese orden, en línea con el contexto internacional que sigue lento, situación con la que deberemos seguir lidiando por lo menos a lo largo de este año.

Esta situación no debería generar preocupación, sino que significa una alerta que debe ayudar a que el Gobierno tome medidas que ayuden al crecimiento, generando confianza, y un contexto de mejoras de las expectativas de las personas y de las empresas. Por un lado, para que la gente demande y reactive el consumo interno y, por otro, para que las compañías inviertan en el país, generando eficiencias y el crecimiento de actividades productivas. Ahora bien, para que se vuelva a crecer con mayor fuerza es necesario también que se resuelvan aspectos del ámbito internacional, como el crecimiento de las economías asiáticas, la economía de Brasil y del precio internacional del cobre –el principal producto exportado de Chile–.

Es importante también que el Gobierno tome medidas para volver a generar confianza en las empresas y en las personas, esto para retornar a la senda del crecimiento. La primera de ellas debe apuntar a promover créditos blandos para empresas (préstamos de dinero con una tasa de interés baja), destinados a inversiones productivas. Eso puede hacer que se generen inversiones en el país, repatriar fondos y ser más competitivos en el ámbito internacional. Lo anterior puede darse, ya que las instituciones financieras cuentan con un exceso de liquidez.

Otra medida que el Gobierno puede tomar es reducir los costos asociados que hoy tienen las instituciones en relación con sus trabajadores, lo que hará que las empresas tengan una menor carga por los empleados que tengan, lo que ayudará a que no se realicen despidos y las compañías sean más eficientes, esperando a que la economía vuelva a tomar su senda de crecimiento cuando se regularicen los temas mencionados anteriormente.

Claro está que estas medidas en general deben estar orientadas a las pequeñas y medianas empresas, ya que deben ajustar el lápiz mes a mes para seguir compitiendo y generando empleos. Una entidad más grande puede ser capaz de resignar ingresos por tener ganancias en otros países, y se orientan más a resultados de largo plazo. Esto, además, demostrará una señal de compromiso por parte de la Administración, la que será bien vista por el mercado.

Es importante destacar que estas dos propuestas son paliativas, de corto plazo y pueden ayudar a contribuir al crecimiento, aunque muchas veces para que se reflejen en la economía habría que esperar un tiempo, ya que no tienen efectos instantáneos. Por otro lado, es fundamental poder demostrar proactividad, que existe la ocupación por parte de las autoridades correspondientes y que se está actuando lo más rápido posible, adaptándose al contexto.

Martín Bianchi
Economista
Magíster en Finanzas Corporativas y experto en Tributación Internacional

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV