jueves, 22 de octubre de 2020 Actualizado a las 13:03

Opinión

Autor Imagen

Consolidarse: el verdadero desafío de emprender

por 8 junio, 2016

Consolidarse: el verdadero desafío de emprender
"Chile es un buen aliado para los emprendedores, pero existen pocos incentivos que impulsen las distintas etapas de un emprendimiento. El foco de las organizaciones actuales está en atraer y retener talento, pero los millennials no gustan mucho de estructuras laborales tradicionales".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las condiciones en un país como Chile están dadas para que emprender sea un proceso relativamente expedito. Tener la determinación para hacerlo no es lo complejo al iniciar un negocio de forma independiente. El verdadero desafío de los tiempos actuales es encontrar las herramientas y aliados para consolidarse.

Para instalar una panadería –por ejemplo–, la idea recorre el siguiente camino: armar una sociedad, ir al Servicio de Impuestos Internos, sacar las respectivas boletas, arrendar un local, comprar un horno y materiales y, como resultado, se emprende. Sin negar que hasta ese momento cada ayuda es clave, lo realmente difícil viene en una etapa posterior: crecer y demostrar que hay un negocio. Aparte de la obtención de recursos, lo más importante a la hora de consolidar un emprendimiento es el aporte del know how en gestión, asesorando la toma de determinadas decisiones en los momentos clave. Si llega un fondo, ¿qué hago? ¿Dónde invierto?

La invitación es ir más allá y reclutar un inversor que además sea un aliado estratégico que permita desarrollar la compañía en otros ámbitos. Y para eso, se hace indispensable involucrarse no solo en aportes económicos o legales, sino también en la estructura de la organización, desde las contrataciones hasta la atracción de inversión extranjera. En el país hay un entorno favorable para el surgimiento de más entidades intermedias que velen por que el emprendedor se enfoque en desarrollar su producto y/o servicio, en vez de salir a venderlo. Sin embargo, la realidad es que pocas empresas privadas están dispuestas a dar ese apoyo hoy en día.

Si bien todo emprendimiento es un riesgo, las empresas deben ser conscientes de que al atreverse e invertir en ellos, le abren la puerta a un innegable aporte en cuanto a estrategias de innovación y desarrollo tecnológico. Aprovechar el talento joven y su capacidad creativa, mientras que los emprendedores obtienen réditos de un gran cliente, capacidad de crecimiento, recursos y un partner en gestión. Un evidente beneficio mutuo, que algunas empresas como Engie, BCI o Masisa ya están capitalizando a través de “Labs” de Innovación que pueden dar una imagen más atrevida o visionaria de cómo puede ser el futuro de ese negocio.

En 1955, GM era la empresa con mayor valor de mercado en el mundo y tenía casi 600.000 empleados. Hoy, Apple tiene 110.000 y Google poco mas de 60.000. ¿Dónde van los dólares que invierten estas empresas?

Chile es un buen aliado para los emprendedores, pero existen pocos incentivos que impulsen las distintas etapas de un emprendimiento. El foco de las organizaciones actuales está en atraer y retener talento, pero los millennials no gustan mucho de estructuras laborales tradicionales. El que se atreva a apoyar nuevos emprendimientos dándoles un lugar en su organización para que desarrollen su negocio, va a recibir beneficios más allá de rentabilidades. Solo hay que atreverse.

Gonzaga Valdés
CEO de iCrossing LATAM y Mentor Endeavor

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV