martes, 23 de abril de 2019 Actualizado a las 12:59

Temor a perder nota credicticia sería principal motivo

BBVA alerta que Hacienda ya prepara el camino para usar los fondos soberanos para financiar parte del presupuesto de 2017

por 6 julio, 2016

BBVA alerta que Hacienda ya prepara el camino para usar los fondos soberanos para financiar parte del presupuesto de 2017
Apunta a que en la sesión del Consejo Fiscal Asesor de la semana pasada Rodrigo Valdés solicitó “realizar una propuesta sobre los criterios que se debiesen tener en cuenta para estudiar la posibilidad de uso del FEES”. Para Jorge Selaive, plantear el estudio del uso del fondo “tan temprano en el año, sería consistente con una utilización ‘planificada’ que podría ir incluso plasmada en la Ley de Presupuestos”. El gerente de estudios del BBVA estima que se podrían utilizar entre cuatro mil a cinco mil millones de dólares en los próximos años. El objetivo sería sustituir parte del endeudamiento soberano, capitalizar empresas del estado y amortizar deuda pública. Las tres alternativos no son excluyentes, aclara el informe.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hay un creciente consenso entre los economistas que en los próximos meses el gobierno tendrá que tomar decisiones difíciles para mostrarle al mercado que efectivamente Chile sigue comprometido con seguir la regla fiscal.

Esa preocupación a que las clasificadoras de riesgo recorten la nota crediticia de Chile es la que tendría al ministro de Hacienda contemplando usar dólares del Fondo de Estabilización Económico y Social para financiar parte del gasto fiscal de los próximos dos años.

Al menos esa es la lectura que hace el BBVA.

Ayer por la tarde publicó un informe en que alerta que Hacienda ya prepara el camino para usar los fondos soberanos para financiar parte del presupuesto de 2017

El documento apunta a que en la sesión del Consejo Fiscal Asesor de la semana pasada Rodrigo Valdés solicitó “realizar una propuesta sobre los criterios que se debiesen tener en cuenta para estudiar la posibilidad de uso del FEES”.

Para Jorge Selaive, plantear el estudio del uso del fondo “tan temprano en el año, sería consistente con una utilización ‘planificada’ que podría ir incluso plasmada en la Ley de Presupuestos”.

El gerente de estudios del BBVA estima que se podrían utilizar entre cuatro mil a cinco mil millones de dólares en los próximos años. El objetivo sería sustituir parte del endeudamiento soberano, capitalizar empresas del estado y por esa vía estimular la demanda interna de manera adicional a la que genera el gasto, o amortizar deuda pública. Las tres alternativos no son excluyentes y ninguna implica un mayor crecimiento del gasto público en 2017, que seguimos estimando en torno a 3%.

“El Gobierno comienza a dejar migas en el camino que parecen conducir a la utilización de dólares del Fondo de Estabilización Económico y Social (FEES), en línea con la norma vigente que rige a este fondo”, dice el informe.

Actualmente el FEES acumula US$ 14.600 millones a mayo. BBVA estima que Hacienda no contempla liquidarlo completamente por la necesidad de dejar recursos para un eventual escenario de crisis. De ahí que llegan a la conclusión que Valdés consideraría utilizar no más de un tercio del total.

El informe dice que no hay barrera legal para que Valdés utilice los recursos del FEES para financiar déficits fiscales. Y concluye que es una opción razonable. “Si pensamos en el costo de emitir deuda externa, versus la rentabilidad que se pierde por no tener los fondos invertidos, es razonable pensar en recurrir a un mix de financiamiento, especialmente en un período en que las Agencias Clasificadoras de riesgo están mirando con especial atención el nivel de deuda soberana”.

Según el BBVA, el uso del FEES para sustituir deuda soberana externa podría tener un impacto sobre el tipo de cambio. “Si se utilizan por ejemplo US$2.000 millones en reemplazo de una emisión por similar monto en el extranjero, podría pensarse que no habría impacto cambiario mayor al que habría si se emitiera deuda en el extranjero por el mismo monto. Sin embargo, eso no es del todo cierto por el canal de señales. En efecto, cabría preguntarse si esta sería la primera vez que se usaría el FEES o se tratará de una estrategia que continuará en el futuro de manera recurrente. El mercado podría pensar que se vienen nuevas liquidaciones de dólares FEES e incorporar aquello sobre el tipo de cambio hoy mismo (el canal de transmisión sobre el tipo de cambio no debería ser muy distinto a un anuncio de intervención cambiaria)”.

Y el informe agrega que “considerando que el mercado no tiene claridad sobre la alternativa que tiene el gobierno para el uso de los fondos, no es descartable que comience a internalizar la mayor disponibilidad potencial de dólares, lo cual por sí solo tendría un impacto apreciativo sobre el peso. Sin embargo, como es habitual, los efectos finales sobre la paridad dependerán también de la evolución de las condiciones externas”.

BBVA dice que probablemente usar los fondos para capitalizar empresas públicas sería “la opción preferida por los sectores políticos de la coalición de gobierno sería esta. Capitalizar empresas públicas permitiría canalizar por esta vía inversiones en infraestructura, entre otras opciones. Cabe recalcar que esta opción no se registraría como parte de la expansión del gasto público contenido en la Ley de Presupuesto que se presente en octubre. De todas maneras, esta operación cuasi-fiscal sería una inyección adicional de recursos a la economía, con impacto apreciativo sobre el peso”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV