miércoles, 30 de septiembre de 2020 Actualizado a las 12:56

Regulador podría multarla por hasta UF 3.000

Cartas de AFP Habitat a sus afiliados generan fuerte molestia en La Moneda y Superintendencia de Pensiones evalúa sanciones

por 19 agosto, 2016

Cartas de AFP Habitat a sus afiliados generan fuerte molestia en La Moneda y Superintendencia de Pensiones evalúa sanciones
Ambas violarían la norma que regula la entrega de información por parte de las AFP a sus afiliados, al entrar en terreno político. La super pidió que Habitat informara los fundamentos que respaldan las afirmaciones y conclusiones que se hacen en dichas comunicaciones. El tono y contenido de la carta enviada esta semana es lo que más irrita al Gobierno. En ella hace críticas abiertas a lo planteado por la Presidenta Bachelet para reformar el sistema de pensiones y no contribuye al espíritu de diálogo que Hacienda quiere generar. También molestó que en la reunión del jueves, en que los ministros Valdés y Rincón se juntaron con la industria, Habitat decidiera no participar. La razón habría sido la visita de sus socios de Prudential, que están en Chile y participaron en reuniones del directorio que preside Juan Benavides, las cuales tuvieron lugar en Viña del Mar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

AFP Habitat está en problemas con el Gobierno y el resultado podría ser una multa de hasta UF 3.000.

La razón: dos cartas que envió a sus afiliados en las últimas dos semanas, las cuales generaron una fuerte molestia en Hacienda y La Moneda. La Superintendencia de Pensiones ofició a la administradora de fondos y evalúa sanciones.

Ambas cartas, que firma Cristián Rodríguez, gerente general de Habitat, violarían la norma que regula la entrega de información por parte de las AFP a sus afiliados, al entrar en terreno político. La super pidió que Habitat informara los fundamentos que respaldan las afirmaciones y conclusiones que se hacen en dichas comunicaciones.

La primera la envió el fin de semana del 31 de julio. En ella, Rodríguez hace una serie de propuestas, incluyendo elevar la cotización a 15% y que el empleador asuma todo el costo del alza.

El ejecutivo manifiesta reconocer la molestia ciudadana por el hecho de que las pensiones promedio que está entregando el sistema son precarias. Pero, a la vez, hace una fuerte defensa del sistema de capitalización individual y critica en forma indirecta a los que abogan por un sistema de reparto.

A la carta de Habitat se sumó esa semana una de AFP Provida y AFP Cuprum. Ante eso, con fecha 09 de agosto de 2016, la Superintendencia de Pensiones envió un oficio a todas las administradoras de fondos de pensiones para que, en un plazo de 3 días, remitieran una copia de cada una de las comunicaciones que han enviado a sus afiliados en forma masiva “y que no han sido remitidas a este Organismo fiscalizador para su control, según lo disponen las normas de publicidad vigentes, considerando comunicados o mensajes emitidos desde el 1 de julio de 2016. Asimismo, respecto de su contenido deberán informar los fundamentos que respaldan las afirmaciones y conclusiones que se hubiesen incluido en dichas comunicaciones”.

La normativa actualmente vigente establece que las administradoras de fondos de pensiones tienen que enviar a la Superintendencia de Pensiones, dentro de un día hábil posterior, la publicidad, promoción, auspicio o entrega de información que las referidas administradoras efectúen por cualquier medio a afiliados, empleadores o público en general.

El mismo día que la super ofició a las AFP, la Presidenta anunció su plan para reformar las pensiones y que rompería por primera vez la capitalización individual del sistema, al introducir un pilar de reparto. Bachelet dijo que se elevará en cinco puntos porcentuales la cotización con cargo del empleador, pero que no irá a las cuentas individuales sino que a un fondo de reparto que se usará para subir las pensiones bajas.

Parte de las reformas que planteó la Mandataria coinciden con propuestas que ha venido haciendo Habitat. La administradora de la CChC tuvo una reacción inicial positiva, aunque medida, y manifestó estar dispuesta a avanzar hacia una reforma que sea el fruto de un acuerdo transversal.

Y es precisamente por eso que el tono y contenido de la segunda carta que envió Habitat a sus afiliados irrita tanto a La Moneda y a Hacienda.

El correo electrónico lo hizo esta semana a sus afiliados y allí Rodríguez sale con los tapones de punta a responder a las propuestas del Gobierno. Dice que "un aporte extra de 5 puntos porcentuales a un sistema de reparto, se trataría de una nueva reforma tributaria, cercana a un tercio de la reforma aprobada el 2015, la que afecta fundamentalmente a la clase media trabajadora con sueldos entre $500.000 y $2.000.000".

Rechaza el destino de esos fondos adicionales, reiterando su visión en cuanto a que su destino sea la cuenta de ahorro individual de cada trabajador.

Subraya en que "el anuncio da a entender que ese 50% de mayor cotización irá a un sistema de reparto, donde una parte pagará las pensiones actuales y otra será repartida entre las futuras. Esta medida se convierte en un impuesto al trabajo que impacta principalmente a la clase media, que accede a pensiones que no son lo suficientemente bajas para ser beneficiadas con esta medida".

En la carta, Rodríguez también rechaza licitación de carteras y el cambio a comisiones. “Hay una serie de iniciativas de cambios al funcionamiento de las AFP que estimamos irán en directo perjuicio de los afiliados, como es el caso de las licitaciones de carteras y de modificaciones al equívoco concepto de 'comisiones de intermediación', que no es más que los gastos de administración del emisor de fondos mutuos y de inversión. Ambas iniciativas distraen el objetivo primordial de las administradoras, que es lograr la mayor rentabilidad y seguridad para los fondos de nuestros afiliados”.

En el Ejecutivo tomaron esa carta como un desafío directo a lo planteado por la Presidenta, estimando que hace política con sus afiliados. Además consideran que no contribuye al espíritu de diálogo que el Gobierno quiere generar.

La Superintendencia de Pensiones reveló a este medio que le hizo saber a Habitat y las otras AFP que dicho organismo “cuenta entre sus atribuciones el fiscalizar que las comunicaciones entre las administradoras y sus afiliados no vulneren los fines y fundamentos de los sistemas previsionales y solidario que fiscaliza, ni induzcan a error o confusión a sus afiliados, beneficiarios y público en general”.

Y respecto a la carta enviada por AFP Habitat, “la Superintendencia recibió con fecha 17 de agosto una copia de dicha comunicación y se encuentra analizando su contenido de acuerdo a la normativa que regula estos temas”.

La super puede, desde censurar a la administradora de fondos hasta multar, con un tope de alrededor de UF 3000.

A La Moneda también le molestó que en la reunión del jueves, en que los ministros Rodrigo Valdés (Hacienda) y Ximena Rincón (Trabajo) se juntaron con la industria, Habitat decidiera no participar. La razón habría sido la visita de sus socios de Prudential, que están en Chile y participaron en reuniones del directorio que preside Juan Benavides, las que tuvieron lugar en Viña del Mar.

La AFP díscola

Cabe recordar que, a fines de 2014, AFP Habitat –que ahora tiene como socio a Prudential, gigante de pensiones y seguros de Estados Unidos– ya se salió de la fila del resto de la industria, efectuando un dura autocrítica sobre la tibia actitud del gremio para realizar cambios y haciendo dos propuestas que le significan meterse la mano al bolsillo.

En su momento, Habitat explicó que el objetivo de estas era, por una parte, alinear objetivos de las AFP con los afiliados y, en cuanto a la segunda, mejorar la pensión.

La primera plantea que una AFP deberá devolver un porcentaje de las comisiones cobradas en un año si, en este, los fondos que administra caen. La fórmula al parecer es sencilla: la AFP devolverá un porcentaje de las comisiones cobradas en un año determinado, guarismo idéntico a aquel al que hayan caído los fondos. Es decir, si los fondos bajan 5%, la AFP devolverá el 5% de las comisiones que cobró.

La medida no compensaría todas las pérdidas, pero sí pondría fin a una de las críticas más duras que se le hace al sistema: que aun cuando los fondos pierden plata, las AFP ganan igual.

La segunda propuesta de Habitat consistió en que las AFP voluntariamente agreguen $ 100 mil a la cuenta de cada niño nacido, cuyo padre o madre esté afiliado a dicha administradora.

El cálculo que hace Alejandro Bezanilla –gerente de inversiones de la AFP– es que, con una rentabilidad promedio de 5% anual, ese depósito por parte de la AFP significaría $ 2,2 millones para el afiliado al jubilarse a los 65 años.

La medida tendría un costo para Habitat que va de $ 4.000 millones a $ 5.000 millones anuales, considerando que tiene casi un 30% del mercado en afiliados y que nacen al año 150 mil niños, por lo que –en teoría– la AFP haría depósitos para unos 40 mil infantes.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV