viernes, 21 de enero de 2022 Actualizado a las 11:22

Referéndum escocés puede reabrir puntos de presión para mercados

por 14 marzo, 2017

Referéndum escocés puede reabrir puntos de presión para mercados
Desde 2014, los inversores han utilizado una variedad de instrumentos para evaluar los riesgos uno tras otro: el primer referéndum escocés, las elecciones generales, el referéndum del Reino Unido sobre la Unión Europea. Y ahora la primera ministra Nicola Sturgeon está preparando el terreno para una nueva votación por la independencia de Escocia que se celebrará en la primavera de 2019.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando se trata de fijar el precio del riesgo político británico, el botón de "pausa" prácticamente no existe.

Desde 2014, los inversores han utilizado una variedad de instrumentos para evaluar los riesgos uno tras otro: el primer referéndum escocés, las elecciones generales, el referéndum del Reino Unido sobre la Unión Europea. Y ahora la primera ministra Nicola Sturgeon está preparando el terreno para una nueva votación por la independencia de Escocia que se celebrará en la primavera de 2019.

Si bien la decisión de abandonar la UE ha cambiado drásticamente el panorama de los activos británicos, los puntos de presión de la anterior campaña escocesa pueden volver a surgir a medida que se aproxima una posible votación. Cuando los inversores vuelvan a estimar el riesgo político más reciente, los activos analizados con más atención podrían ser los siguientes:

Moneda

La libra era el principal instrumento que usaban los inversores para mostrar los temores por el resultado del referéndum escocés. La moneda cayó cuando una encuesta dos semanas antes de la votación demostró que la campaña separatista llevaba ventaja, y se recuperó cuando quedó claro que triunfarían los defensores de la unión. En una encuesta de Bloomberg antes de la votación, los analistas pronosticaron que un voto para dividir el Reino Unido podría debilitar la libra un 10 por ciento respecto de su nivel de entonces en alrededor de US$1,6250. El voto por el Brexit cambió ese panorama, con la moneda británica negociándose en este momento a US$1,2140, alrededor de un 25 por ciento más débil desde la votación escocesa.

Acciones bancarias

Así como en la campaña de la UE se conocieron advertencias de que los bancos podrían abandonar su sede en Londres, las preocupaciones antes de la votación escocesa se centraron en que las entidades bancarias se trasladarían al sur de la frontera. Royal Bank of Scotland Group Plc y Lloyds Banking Group Plc, que tienen las mayores operaciones de préstamos en Escocia entre sus pares del Reino Unido, vieron cómo los acontecimientos durante la campaña escocesa castigaban sus acciones, mientras que las acciones de la compañía aseguradora Standard Life Plc, con sede en Edimburgo, alcanzaron su nivel más alto desde mayo de 2013 en cuanto el país votó a favor de seguir siendo parte del Reino Unido.

Volatilidad

En el período previo a la votación, el costo de cobertura contra caídas en el índice FTSE 100 subió hasta su nivel máximo en más de 20 meses, mientras que el índice de referencia repuntó desde un mínimo en casi cuatro meses. Al mismo tiempo, las expectativas en cuanto a la volatilidad de la libra alcanzaron su nivel más alto en casi tres años.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV