sábado, 16 de febrero de 2019 Actualizado a las 21:58

Dice que controlador de SQM tiene que vender lo suficiente para nunca poder retomar el control y “vender de verdad”

Eduardo Bitran, el hombre que apuesta al litio para revolucionar la economía, dar un salto en productividad y de paso llevarse puesto a Julio Ponce

por 24 abril, 2017

El vicepresidente ejecutivo de Corfo quiere hacer del norte de Chile el centro mundial de las economías solar y de hidrógeno. En una extensa entrevista con El Mostrador TV, plantea que hay que pensar en grande, ya que el mundo nos está mirando. Promete que en este Gobierno se van a dejar instalados todos los elementos básicos para sacarles provecho a las vastas reservas de litio y gatillar una reindustrialización de la economía a partir de una energía limpia y minería verde. Pero advierte que Chile no tiene el capital humano para hacerlo. Desliza críticas a la falta de compromiso del empresariado local y revela que las propuestas para comenzar a dar valor agregado al litio vienen, por el momento, de empresas extranjeras. Y acerca del litigio entre Corfo y SQM, sostiene que “hay un problema de cultura corporativa, que tiene que ver con una percepción de impunidad que puede haber tenido el controlador y eso parece que permeó a la empresa”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Eduardo Bitran no tiene problemas en pelearse con los poderosos.

Durante su paso por el MOP rivalizó con las concesionarias y algunos dicen que eso fue lo que le costó el puesto de ministro durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet.

Ahora su pelea es por el litio.

El vicepresidente ejecutivo de Corfo apuesta al “oro blanco” para revolucionar la economía chilena, dar un salto en productividad y, de paso, llevarse puesto a Julio Ponce, el controlador indirecto de SQM.

El ingeniero industrial de la Universidad de Chile quiere hacer del desierto de Atacama el centro mundial de las economías solar y del hidrógeno.

En una extensa entrevista con El Mostrador TV, afirma que hay que pensar en grande, ya que el mundo nos está mirando. Promete que en este Gobierno se van a dejar instalados todos los elementos básicos para sacarles provecho a las vastas reservas de litio y gatillar una reindustrialización de la economía a partir de una energía limpia y minería verde.

Desliza críticas a la falta de compromiso del empresariado local, al tiempo que revela que las propuestas para comenzar a dar valor agregado al litio vienen, por el momento, de empresas extranjeras.

Y acerca del litigio entre Corfo y SQM, Bitran manifiesta que “hay un problema de cultura corporativa, que tiene que ver con una percepción de impunidad que puede haber tenido el controlador y eso parece que permeó a la empresa”.

El problema de la productividad

Bitran es un férreo defensor del trabajo que está haciendo Corfo en pos de preparar a la economía para retomar el crecimiento a largo plazo. Concuerda con la tesis del ministro de Hacienda Rodrigo Valdés, en el sentido de que la crisis de productividad de Chile viene desde hace tiempo. “En los noventa creció por sobre el 2 por ciento al año, en la década pasada entre el 0,4 y 0,5 por ciento. Y todo este Gobierno y el anterior, cero”.

Señala que no es un tema de los gobiernos de Lagos, Piñera o del actual, sino que “Chile tiene un problema estructural de caída de tasa de crecimiento de productividad que viene del año 2000 y que los factores no se han tocado”.

Explica que por casi 30 años la economía tuvo un crecimiento derivado de 5 a 6 sectores, orientado a las exportaciones basadas en recursos naturales: Forestal, Minero, Vino, Fruta y Acuicola/pesquero (salmones)

Eso sí, sostiene que la minería por sí sola explica el 70 u 80 % de la caída de la productividad en estos últimos tres lustros. Critica que los años de bonanza no se aprovecharon.

Bitran apunta a que el tema central en Chile ha sido la falta de innovación. “Empresas chilenas solo invierten el equivalente al 0,2 por ciento del PIB en innovación e investigación, versus el promedio de la OCDE de entre 1,2 y 1,8 por ciento".

Darle valor agregado al litio

El vicepresidente de la Corfo dice que nuestro ahora está preparado para sacar todo el provecho a las vastas reservas de litio que hay en el Salar de Atacama.

Bitran quiere aprovechar el boom en demanda global para baterías para autos eléctricos, teléfonos celulares y computadoras, a fin de atraer a empresas a manufacturar componentes para sus productos acá en Chile.

En función de eso el Gobierno está invirtiendo millones de dólares para invitar al sector privado a invertir y ser parte de esta “revolución industrial” de la economía nacional.

A las empresas que concursen y ganen el derecho a fabricar, Corfo les garantiza el 25% de la producción de litio del Albemarle al costo más bajo disponible en el mercado.

Explica que en el mercado spot el litio pasa de US$ 6 mil la tonelada a US$ 20 mil. Y es por eso que líderes mundiales de la industria querrán instalarse en Chile para fabricar las componentes acá y aprovechar ese delta. “Y esto va a ocurrir”, asegura.

“Chile tiene el mejor potencial solar del mundo, las mejores reservas de sal del mundo –donde se almacena la energía–, las mayores reservas de litio y eso nos genera una oportunidad extraordinaria”, puntualiza Bitran. “La electromobilidad es la gran oportunidad de Chile”, agrega.

Como ejemplo, detalla que para 2035 el mundo necesitará 1.5 millones de toneladas de cobre adicionales para autos eléctricos. Pero cobre con cero emisiones, precisa. “Chile está en una posición privilegiada. Estamos invirtiendo 70 millones USD para invitar al sector privado a hacer los cambios necesarios”, dice.

Batalla con SQM

Respecto a su disputa con Julio Ponce y SQM sobre la concesión del litio en el Salar de Atacama, Bitran aclara que no es un tema personal. Pero hace hincapié en que Corfo seguirá con el juicio, pidiendo término anticipado del contrato.

Señala que el nuevo pacto de accionistas de SQM es nada más que un acuerdo transitorio y no significa una solución a largo plazo. Dice que la venta de Ponce Lerou tiene que ser sin pactos y, mientras eso no ocurra, no hay nada que hablar con Corfo. “Lo que se propone es un acuerdo transitorio. No es una solución a largo plazo”, sostiene.

Plantea que Ponce tiene que vender lo suficiente para nunca poder retomar el control y “vender de verdad”.

“Uno necesita un socio con las mejores prácticas y transparencia”, sentencia.

Para ver la entrevista completa haga clic en la imagen del inicio de la nota o entre directamente a El Mostrador TV.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV