domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 16:26

Apunta a potenciar el bloque con la integración de países desarrollados como Canadá o Australia

Scotiabank apuesta por más y mejor mercado para apaciguar crisis como las pensiones, la inmigración y la amenaza del populismo en la Alianza Pacífico

por 21 julio, 2017

Scotiabank apuesta por más y mejor mercado para apaciguar crisis como las pensiones, la inmigración y  la amenaza del populismo en la Alianza Pacífico
Estudio del banco pone sus fichas en mayor integración del grupo, dando como ejemplo las pensiones, en cuyo marco cree que podrán aumentar sus oportunidades de inversión y diversificación de carteras al levantar las barreras. Señala que la integración de otros países al grupo, como Canadá, Singapur, Nueva Zelanda y Australia, podría ser beneficioso para todos los involucrados, por el intercambio de tecnologías avanzadas en la extracción de recursos, mientras que los miembros iniciales aumentarían su productividad mediante la adopción de nuevas tecnologías. Destacan además que, previo a elecciones presidenciales en la región, y a pesar del paso de gobiernos de derecha a izquierda y viceversa, "ha habido continuidad en la macropolítica y el compromiso de una mayor integración dentro del bloque y con el resto del mundo".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ante los problemas que atraviesa Chile y la región, como las pensiones, la incertidumbre, la inmigración o el acecho de liderazgos proteccionistas y populistas, Scotiabank cree que la solución es simple: más mercado.

De acuerdo a un estudio del banco, llamado "Alianza pacífico, los pumas de Latinoamérica", parte de los problemas del grupo liderado por Chile, Perú, Colombia y México podría apaciguarse con mayor integración regional y tratados, así como la posibilidad de integrar a naciones desarrolladas como Canadá, Australia y Nueva Zelanda al grupo de países, a los que se podría sumar también Singapur.

Detalla que la integración macroeconómica entre los países de la Alianza sigue siendo relativamente baja, y que hay potencial para la integración financiera entre los miembros actuales y aquellos que parecen estar en proceso de unirse al grupo, que debería ir "acompañado de sinergias positivas", como señala el informe.

Cabe destacar que el PIB en conjunto de la Alianza del Pacífico es de unos US$1,8 trillones, lo que pondría al bloque como la octava economía más grande del mundo, sumado esto a que los integrantes han estado creciendo a un ritmo promedio anual de 3% desde que el grupo se estableció en 2011.

Scotiabank destaca que "incluso cuando los gobiernos de la región se han desplazado de derecha a izquierda y viceversa, ha habido continuidad en la macropolítica y el compromiso de una mayor integración dentro del bloque y con el resto del mundo".

Ante las elecciones que vienen en Chile, Colombia y México, descartan la posibilidad de que alguna fuerza política contraría al mercado, ya sean proteccionistas o populistas, puedan dar una sorpresa, pues creen que "las características de las economías de la Alianza del Pacífico reducen estos riesgos", luego de que "una gran parte de los puestos de trabajo ya tiene una alta dependencia del comercio y multinacionales".

En ese sentido, le bajan el dedo a la posibilidad de una integración con el Mercosur, al no encontrar compromiso con la integración comercial entre sus miembros que podrían afectar al grupo.

Oportunidades para los fondos de pensiones e inmigración

Desde el Scotiabank creen además que la mayor integración ante la estabilidad de Alianza podría dar paso a mayores oportunidades para los fondos de pensiones, y en particular podría significar una oportunidad para el sistema chileno, que se encuentra en jaque por las bajas tasas de reemplazo.

"Al cruzar las fronteras, los fondos de pensiones de la región podrán aumentar sus oportunidades de inversión y diversificación de carteras", aseguran, agregando que los fondos de pensiones podrán diversificar mejor sus carteras, utilizar economías de escala, confiando en una inversión más amplia, lo que se potenciaría con la adición de los miembros asociados del bloque.

"Países como Canadá y Australia tienen sistemas de pensiones más maduros, y también diferentes áreas de experiencia en inversiones (y a menudo equipos de inversión más grandes). Buscar asociaciones en las inversiones entre los fondos de los diferentes países puede conducir al beneficio adicional que los fondos pueden aprender unos de otros", concluyen.

En cuanto a la inmigración, se indica que la proporción de residentes nacidos en el extranjero en los países de la Alianza del Pacífico es muy baja en comparación con otros lugares. Celebra que el bloque ya ha reducido significativamente las barreras para los viajes de negocios, pero añade que aún falta trabajo para impulsar la inmigración, lo que podría ser beneficioso, poniendo como ejemplo a Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

"Son imanes poderosos para la migración probablemente porque sus ingresos son más altos, pero también son los países que tienen políticas de inmigración relativamente más abiertas. Los actuales países de la Alianza del Pacífico harían bien en aprender de sus potenciales socios anglo-franceses".

Destaca además que la integración de países como Canadá, Nueva Zelanda y Australia en el grupo podría ser beneficioso para todos los involucrados. "En muchos aspectos, los aspirantes podrían ofrecer sus tecnologías avanzadas en la extracción de recursos y los beneficios, mientras que los miembros iniciales aumentarían su productividad mediante la adopción de nuevas tecnologías".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV