viernes, 22 de enero de 2021 Actualizado a las 19:34

Carrera presidencial entra en recta final

Aumenta castigo por riesgo ante incertidumbre de escenario político, aunque mercado definitivamente descarta mito de “Chilezuela”

por 14 diciembre, 2017

Aumenta castigo por riesgo ante incertidumbre de escenario político, aunque mercado definitivamente descarta mito de “Chilezuela”
A solo días de la segunda vuelta presidencial, los instrumentos financieros dan cuenta de que el mercado les está asignando un mayor riesgo ante el empate técnico entre Guillier y Piñera. Pero el discurso de una recesión o de debacles económicas no está en el mapa. ¿Cómo está actuando el mercado financiero? Aquí el "inside".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Si un lector busca en Twitter “#Chile”, verá que el tercer hashtag más utilizado en la popular red social es “#Chilezuela”.

Es que sigue de moda el término que se le atribuye a la deportista Érika Olivera, hoy diputada por RN, después de los resultados de la primera vuelta que reflejaron que Sebastián Piñera –quien también comparó a su rival, Alejandro Guillier, con Nicolás Maduro– no tenía una distancia tan amplia respecto de sus competidores, como sí lo anticipaban las encuestas.

La historia es conocida. El resultado dejó sorprendidos a todos luego de que el Frente Amplio obtuviera un 20% de los escaños, un imprevisto mayor para cualquier oráculo del mundo político e incluso financiero, dejando a las distintas fuerzas de centroizquierda con alrededor de un 55% del total de los votos.

Hoy las distintas mediciones entre Guillier y Piñera hablan de un empate técnico y el mercado –con bancos de inversión cuyas proyecciones consideraban un escenario base con Piñera como Presidente–, hoy parece ver este desenlace con mayor distancia e incluso algunas corredoras les han puesto paños fríos a los efectos que pueda tener el triunfo de cualquiera de estos candidatos. Muy lejos de alguna idea que apunte a un apocalipsis financiero y a la inestabilidad institucional que afecta al país tropical.

Paños fríos

La semana pasada, LarrainVial publicó en su blog que lo óptimo es mantener posiciones en la bolsa local, sin hacer cambios.

En noviembre el IPSA cayó más de un 10%, una de las cinco mayores contracciones mensuales desde enero de 1989 y, sin embargo, a pesar de su recomendación por no mover piezas, sigue manteniendo un sesgo “agresivo” dentro de sus portafolios recomendados.

“Previo a la elección del 19 de noviembre ninguna encuesta pública siquiera esbozaba el escenario dado. Lo que sí sabíamos es que las variables económicas y/o fundamentales, han continuado mejorando. De hecho, el Informe de Política Monetaria de diciembre 2017 publicado por el Banco Central de Chile (al cierre de este informe), advierte que el país seguirá creciendo en los próximos trimestres, y prevé una variación en torno al 2,5%-3,5% para el PIB el año 2018. Por otro lado, el ambiente regional es favorable, y los riesgos en los mercados internacionales importantes han disminuido. Quitando el ‘ruido’ electoral, todas estas variables apuntan a mejores utilidades esperadas y, por tanto, al menos a mantener nuestra exposición neutral al IPSA en los próximos meses”, reflexiona la compañía.

Y agrega: “En los últimos días muchos analistas del mercado han argumentado que un potencial gobierno de Alejandro Guillier significaría una profundización de las reformas, lo que llevaría a una caída no sólo del mercado accionario sino además alza en las tasas –por el mayor premio por riesgo chileno– y caída en la actividad económica. Esta hipótesis si bien es plausible, también se contrasta con aquellos analistas (sobre todo políticos) que argumentan que la fragmentación de los partidos de izquierda (incluido los que componen el Frente Amplio) hará difícil lograr acuerdos en torno a las reformas de índole estructural. Creemos que aún es prematuro afirmar que esa tendencia positiva en los datos económicos, sufrirá un cambio”.

JP Morgan, en tanto, reportó que el crecimiento de Chile no está comprometido si es que sale o no Guillier, solo podría haber diferencias en su ritmo.

El banco norteamericano ha seguido con interés la carrera política del país y, también la semana pasada, sostuvo lo siguiente: “La incertidumbre sobre el resultado de la carrera presidencial no compromete la recuperación futura, pero sí su paso. Después de la primera vuelta electoral, presagiamos una carrera muy apretada para la segunda, y las encuestas muestran un empate técnico entre el ex Presidente Piñera y el candidato oficialista Alejandro Guillier”.

Renta 4, corredora de capitales españoles con presencia en Chile, también efectuó un análisis después de los resultados de la primera vuelta y prevé que, de haber efectos, estos serán necesariamente de corto plazo, aunque sí cree que hay sectores que tienen mayor riesgo económico frente a la posibilidad de que Guillier supere a Piñera.

Brotes de riesgo

A pesar de ciertas ideas que apuntan a reducir aprensiones respecto de quién sea el próximo Presidente de Chile, igualmente en el mercado sostienen que hay brotes de alerta que suponen que el riesgo país ha aumentado después de la primera vuelta.

Desde el 17 de noviembre a la fecha, los CDS de Chile han subido marginalmente, pero llama la atención su tendencia respecto de otros países de la región, pues antes de la primera vuelta estos instrumentos, que se encargan de medir el riesgo país, subieron desde los 52pb a los 55pb, llegando a un peak de 59pb el 6 de diciembre, en circunstancias de que, por ejemplo, países como Brasil y Perú redujeron sus CDS en 14pb y 2pb, respectivamente. CDS son Credit Default Swap o seguros en caso de que la deuda de un país caiga en default.

Diego Torres, de MCC, cree en todo caso que el impacto ha sido marginal. De hecho, si se amplía el rango de tiempo, es posible ver que en el último mes los CDS de Chile subieron solo 1pb desde los 54pb a 55pb actuales. Igualmente, en el mismo periodo Brasil, Perú, más Argentina y Colombia, vieron reducir sus CDS en el mercado.

“Estamos en el rango inferior del promedio del último tiempo”, dice Torres. Y es que el mínimo de CDS de Chile ha rondado los 50pb.

Igualmente hay otras señales, dicen desde el mercado. Las tasas de papeles soberanos chilenos han subido, pues aquellos nominales con plazo a 20 años pasaron desde el 4,95% al 5,23%, en circunstancias de que el interés de los bonos del tesoro de EE.UU. solo subieron 6pb.

Por otro lado, el peso chileno fue la moneda que más se depreció desde el 17 de noviembre, entre casi todas las economías emergentes, con un 3,1%. El real brasileño se depreció un 1,6%, mientras el sol peruano subió 0,25%. A nivel mundial, solo la rupia pakistaní superó al peso chileno, al depreciarse un 3,2%.

“Hay un castigo, cuya magnitud puede ser debatida, moderada o agresiva, pero sí hay castigo a las variables locales tanto en tipo de cambio, CDS, tasas y la bolsa”, dice un economista.

Dicho eso, igualmente hay señales importantes que alimentan este debate.

Esta semana, Banco Santander emitió un bono en EE.UU. por US$500 millones y su tasa fue a niveles muy competitivos, en circunstancias de que son los bonos de la banca los que reflejan de mejor manera el sentimiento respecto de la economía doméstica, sobre todo considerando que su plazo fue a tres años. La demanda alcanzó los US$1.800 millones, con lo cual le permitió ajustar en 23pb su spread, colocándose a un diferencial de 72pb respecto de bonos con el mismo plazo emitidos por el Tesoro de EE.UU.

Otro dato interesante es que, según explican desde el mercado, por primera vez desde la crisis subprime la curva de forwards sobre el tipo de cambio a plazos cortos se invirtió. Es decir, “hoy se pueden comprar y vender dólares a futuro a un tipo de cambio más barato que el precio spot”, dice una fuente, que explica que lo anterior está relacionado con el hecho de que aumentó la tasa local en dólares, producto de que se prevé una escasez de dólares en el corto plazo después que salieron del país alrededor de US$2 mil millones por parte de capitales extranjeros en el último tiempo.

En cualquier caso, si bien para algunos agentes estas señales sí dicen relación con cómo el mercado ha internalizado el factor político, las variables que empujarán a la economía doméstica son principalmente extranjeras y no prevén que Chile se transforme en el país con mayor riesgo de la región. De hecho, si bien sus CDS han subido marginalmente, son los más bajos de América Latina.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV