jueves, 28 de enero de 2021 Actualizado a las 04:49

MERCADOS

Ikea: el gigante que trae Falabella y que atraviesa su cambio más grande tras la muerte de su fundador

por 19 mayo, 2018

Ikea: el gigante que trae Falabella  y que atraviesa su cambio más grande tras la muerte de su fundador
Las ventas alcanzaron los 38 mil millones de euros el 2017, distribuidos en 49 mercados alrededor del mundo. De ese total, el holding Inter Ikea reportó ganancias por 23 mil millones de euros. La inversión en mejorar su cadena de distribución llegó a 300 millones de euros. Para tener una idea, sus ventas más que triplican las de Falabella.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"El mundo está cambiando, y el negocio de Ikea está cambiando con él. Pero para Ikea una cosa siempre permanecerá: nuestra visión de crear un mejor mundo todos los días para muchas personas". Con esas palabras el CEO de Inter Ikea Group, Torbjörn Lööf, abrió el reporte de resultados de la firma minorista que ha revolucionado mercados alrededor del mundo con su modelo de mejoramiento del hogar a bajos precios. Algo como un HyM, pero de los muebles y decoración.

La compañía atraviesa relevantes procesos de cambios, en dos materias fundamentales: la revolución digital y la sucesión.

La firma ha apostado a nivel mundial por buscar lugares estratégicos para la apertura de sus grandes almacenes y ha preferido abrir bocas de venta más pequeñas, particularmente en Europa. Su gran apuesta ha sido fidelizar el canal digital con una puesta de entrega rápida y fiable. Los números son decidores. En su año fiscal 2017, Ikea registró visitas de 2.3 billones de usuarios en su sitio web, sumando 936 millones de visitas a las tiendas repartidas en todo el mundo, que suman 403.

Catorce de ellas se abrieron el año pasado en una apuesta de la firma por llegar a los lugares donde su holding no tenía presencia: en octubre de 2017 dijo que Sudamérica y Chile estaba en sus planes. No se demoraron poco en confirmar el jueves su acuerdo con Empresas Falabella, para el desarrollo de la marca a nivel local, en Perú y Colombia. Así, los Solari se quedan con una operación apetecida en todo Sudamérica.

Las conversaciones no se iniciaron en octubre cuando el conglomerado escandinavo dijo que quería aterrizar en el cono sur, sino que -según conocedores- Sandro Solari negoció por varios años el acuerdo que se cerró en Holanda.

Los planes de la empresa, contemplan la apertura de 22 nuevas tiendas en 2018, incluyendo los mercados de India y Latvia. El foco tras ello y junto a América Latina, será el Sudeste Asiático.

"Para soportar esta expansión, estamos trabajando con franquicias, para probar y desarrollar nuevos formatos como centro de Ikea y puntos de entrega de órdenes en línea, es decir puntos convenientes donde los clientes de Ikea retiren sus compras digitales. También estamos trabajando en nuevos formatos como Ikea Place, que ayuda a interactuar con Ikea, visualizando los productos en sus casas", dijo Lööf en sus declaraciones anuales.

Las ventas del gigante alcanzaron los 38 mil millones de euros en el ejercicio 2017, distribuidos en 49 mercados alrededor del mundo. De ese total, el holding Inter Ikea reportó ganancias por 23 mil millones de euros. La inversión en mejorar su cadena de distribución llegó a 300 millones de euros. Para tener una idea sus ventas más que triplican las de Falabella.

Entre los datos de a nueva apuesta de la firma se suma que un reporte de Bloomberg en Abril señaló que la compañía está cambiando totalmente de piel. "Ikea Group, el minorista de muebles más grande del mundo, se está preparando para un futuro donde las personas tendrán poco para gastar, tanto en términos económicos como de espacio. El gigante sueco de muebles está abandonando su costumbre de planificar con cinco a 10 años de anticipación, estableciendo una nueva estrategia de tres años para mantener el ritmo de una sociedad en rápida transformación. La estrategia asegurará que la compañía satisfaga a un mundo urbanizado donde las personas "viven en espacios pequeños", tienen "billeteras semivacías" y "poco tiempo", según el máximo ejecutivo, Jesper Brodin.

La investigación de la compañía muestra que para el 2030 alrededor del 60 por ciento de la población mundial vivirá en las grandes ciudades, el doble que la cantidad actual".

El plan de la empresa es redefinir su estrategia de negocios a tres años y la forma en que se enfrentan a sus clientes. "El objetivo es llegar directamente a los hogares de las personas incrementando su enfoque digital, compras en línea y proporcionando un mejor servicio a aquellos que necesitan despacho a domicilio. El enfoque en los grandes almacenes se mantendrá, pero se verá atenuado por otras prioridades".

Los herederos

Las dudas del mercado giran en torno a si la muerte el verano pasado del fundador de Ikea, Ingvar Kamprad (1926-2018), afectará el espíritu de una empresa que vendía muebles de buena calidad a bajo costo.  Tras su fallecimiento, tres herederos quedaron a cargo del buque: Annika, la hija adoptiva de su primer matrimonio, quien está fuera del negocio, Peter Agunnaryd, Jonas y Mathias Stenbrohult.

"¿Pero qué ocurrirá ahora? Con la desaparición de Ingvar Kamprad se pierde esa mítica y le suceden unos hijos que han crecido en un mundo diferente al de su padre. Ni siquiera se han criado en Suecia, sino entre Dinamarca y Suiza. Pese a todo, Peter, Jonas y Mathias comparten con su progenitor la pasión por la invisibilidad. Se conoce muy poco de ellos, a penas aparecen juntos en público y cuando lo hacen, está orquestado.

Solo han concedido una entrevista. Fue en 1998, dentro de un libro (La historia de Ikea) que autorizó su padre. Las respuestas eran conjuntas: nadie sabe quién dijo qué. Ese año Ingvar revelaba su estrategia para la sucesión: "No quiero que mis hijos compitan entre ellos por el derecho a dirigir la compañía. Pronto o tarde, tendré que nombrar a uno". Nunca lo hizo, describe un reportaje del diario español El País.

Así, pese a que el fundador de la cadena diseñó un plan de sucesión y una estructura para evitar conflictos de interés entre sus herederos, es algo difuso el rol que cada uno jugará en la empresa. "Toca decidir. ¿Alcanzarán algún acuerdo con gigantes como Amazon o Alibaba dada su debilidad en el espacio online? ¿Permitirán la entrada de un inversor extranjero?", se pregunta un economista que ha trabajado para la compañía", sentenció El País.

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV