domingo, 16 de enero de 2022 Actualizado a las 19:07

Goldman Sachs ve un Banco Central más agresivo y Moody´s estima Vergara subirá TPM en abril o mayo

por 16 marzo, 2012

Goldman Sachs ve un Banco Central más agresivo y Moody´s estima Vergara subirá TPM en abril o mayo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Goldman Sachs y Moody`s están entre el creciente número de bancos, consultoras y corredoras que ven la amenaza de un brote inflacionario obligará al Banco Central de Chile a tomar una actitud más agresiva en su política monetaria, luego que anoche el Consejo de Política Monetaria acordara mantener la TPM en 5% por segundo mes consecutivo, pero reconociera alza en la inflación.

Moody´s es el más frontal, pidiendo que el banco actué con rapidez: "si el banco central actúa con consistencia con la realidad inflacionaria, entonces debería comenzar a subir la Tasa de Política Monetaria en abril o mayo", fue el consejo de Alfredo Coutiño, director para América Latina para Moody´s. En una nota a clientes publicada anoche, Coutiño dijo que la tasa debería llegar a 6% a final de año. En una entrevista con Bloomberg fue más franco y dijo que Rodrigo Vergara y el Consejo de Política Monetaria del banco cometió un error en cortar la tasa en enero.

Goldman Sachs, el influyente banco de inversión norteamericano, fue menos agresivo, pero el tono de su reacción fue similar. Alberto Ramos, economista senior del banco, escribió que anticipa que el banco central mantendrá la tasa en 5% por el momento, pero que se tornará más agresivo en caso que el ciclo de crecimiento se mantenga fuerte y la recientes presiones inflacionarias persistan y se expandan.

Celfin Capital, en un estudio publicado anoche, dijo que después de leer el comunicado no ve ninguna posibilidad que el banco corte tasas este año, pero sugirió que el Consejo no debería apresurarse en subir la tasa. El pronostico de Celfin es también que la TPM se mantendrá a este nivel por el resto del año.

En su comunicado, el banco central mostró su preocupación por los niveles de inflación de los últimos meses, aunque dijo que esta aun se encuentra en torno a la meta del 3%.

El banco se mostró abierto a hacer cambios si la situación varía, lo que analistas interpretaron como un signo que el banco no dejará que la inflación se escape. "El Consejo reafirma su compromiso de conducir la política monetaria con flexibilidad, de manera que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política".

El banco reconoció la situación externa ha mejorado, especialmente la economía de Estados Unidos y las tensiones financieras en Europa, pero puso especial atención en su comunicado al la situación domestica. "En el plano local, la actividad económica y la demanda interna han evolucionado por encima de lo proyectado en el IPoM. El mercado laboral sigue ajustado y se observa un mayor dinamismo de los salarios nominales. Las condiciones en el mercado del crédito se mantienen estables. La inflación anual del IPC se sitúa por sobre el rango de tolerancia, mientras que las medidas de inflación subyacente se ubican en torno al 3% anual. Las expectativas inflacionarias se han elevado para el corto plazo, pero permanecen en torno a la meta en el horizonte de proyección.

El Banco Central de Chile tiene la tercera tasa de interés más alta entre las economías de la región, después de Colombia y Brasil. La economía se expandió a su ritmo más fuerte en 15 años en 2011, mostrando un crecimiento de 6.3%.

La semana pasada el jefe de estudios del BCI, Jorge Selaive expresaba ya la preocupación del mercado por la amenaza inflacionaria: "La inflación ya no debería ser una preocupación, sino que una ocupación para las autoridades", fue el comentario citado por El Mercurio, en reacción a las cifras de inflación de Febrero.

El mensaje de Selaive -y que representa la visión de muchos economistas de la plaza-, es que es hora que Rodrigo Vergara, el nuevo presidente del Banco Central, empiece a hacer su pega. O sea, se acabó el recreo.

La fuerte caída en la tasa de desempleo, y las sorprendentes cifras de consumo, han despertado preocupación entre economistas de que la inflación podría escaparse. La economía creció un 5,5% en enero, un ritmo mayor al anticipado por el mercado,  forzando a los principales bancos y corredoras a revisar sus pronósticos para este año.

La inflación es un problema político para el Gobierno en un año de elecciones. El ministro de Hacienda Felipe Larraín dijo esta semana que el Gobierno está coordinando esfuerzos con el Banco Central para contener la inflación. Larraín participa en la reunión de política monetaria, pero no vota.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV