lunes, 4 de julio de 2022 Actualizado a las 03:45

Mercado comienza a dudar de las cifras oficiales y castiga bonos brasileños

por 13 marzo, 2013

Mercado comienza a dudar de las cifras oficiales y castiga bonos brasileños
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los inversores castigan a Brasil en el mercado de US$ 33.000 millones de bonos en dólares del país en tanto pierden confianza en los datos gubernamentales que indican que la deuda neta está menos de 1 por ciento por encima de su nivel más bajo en 15 años.

Los costos crediticios internacionales de Brasil han trepado 0,52 puntos porcentuales, a 3,98 por ciento, lo que supera el incremento promedio de 0,37 puntos porcentuales de los países en vías de desarrollo que sigue el índice EMBIG de JPMorgan Chase Co. El costo de proteger los pagarés brasileños contra un impago aumentó 0,12 puntos porcentuales este año, el mayor incremento entre los mayores mercados emergentes.

El gobierno hace préstamos extrapresupuestarios a los bancos estatales y usa maniobras contables para cumplir con los objetivos fiscales que se fijó conforme redobla el estímulo en una economía que en 2011 y 2012 creció al ritmo bianual más lento en más de una década. Mientras las autoridades destacan a los inversores en bonos la declinación de la deuda neta como porcentaje de la economía, crece el temor a que las cifras no muestren la realidad de las cuentas fiscales dado que la deuda bruta creció a su nivel más alto desde febrero de 2010.

La contabilidad del gobierno “no es creíble, no es seria y muchos actores del mercado, además de analistas como yo, no la ven con buenos ojos”, dijo Kathryn Rooney Vera, estratega de macroeconomía de Bulltick Capital Market, por teléfono desde Miami. “En lugar de aumentar la exposición a Brasil cuando no se sabe que va a hacer el gobierno en los próximos meses, hay que invertir en México, Colombia, Perú, Chile”.

Sensatez fiscal

“Brasil tiene uno de los déficits nominales más bajos del Grupo de los 20 y una deuda neta que ha declinado año tras año, lo que demuestra que las bases fiscales del país son sólidas”, dijo el Ministerio de Hacienda en una declaración por correo electrónico.

Durante un viaje a Nueva York para atraer inversión para proyectos de infraestructura de US$ 235.000 millones, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, destacó el mes pasado tanto un creciente superávit primario como la declinación de la deuda pública como porcentaje de la economía desde 2002.

La deuda neta cayó a 35,2 por ciento del producto interno bruto en enero, mientras que era de 37,1 por ciento en igual mes del año pasado. En el mismo período, la deuda bruta alcanzó el 59 por ciento del PIB, en comparación con 55 por ciento de igual periodo el año pasado.



La deuda bruta soberana promedio con calificación BBB de Fitch Ratings es de 40 por ciento, según Shelly Shetty, jefa de deuda soberana para América Latina de Fitch. La deuda gubernamental estadounidense en relación con el PIB fue de 74,2 por ciento en 2012.

Las cifras brutas muestran “el verdadero panorama de deuda” y son una medición mejor de la salud fiscal de Brasil, dijo Gustavo Franco, estratega jefe de la firma administradora de activos Rio Bravo Investimentos y presidente del banco central entre 1997 y 1999.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV