viernes, 7 de mayo de 2021 Actualizado a las 02:14

Sólo tasa de interés de 40% puede detener caída del peso argentino

por 31 enero, 2014

Sólo tasa de interés de 40% puede detener caída del peso argentino
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La decisión de Argentina de subir las tasas de interés a 24 por ciento no logra convencer a Bank of America Corp. ni a Moody’s Analytics Inc. de que el país puede frenar la demanda de dólares luego de la devaluación del peso.

Argentina tiene que ofrecer 37,5 por ciento para atraer suficientes inversores y detener la caída del peso, según el promedio de cinco pronosticadores que consultó Bloomberg News, incluso después de que la tasa de depósito de referencia del país subiera 2 puntos porcentuales esta semana, al nivel más alto en cinco años. Bank of America dice que hace falta una tasa de 40 por ciento para compensar de manera efectiva el aumento de los precios al consumidor, que se estima es de 28 por ciento anual.

Si bien el objetivo de la devaluación era aumentar las reservas en moneda extranjera del país, que se encontraban diezmadas dado que el banco central vendía dólares para respaldar la paridad oficial del peso, Argentina enfrenta la perspectiva de que los ahorristas se deshagan de una moneda que ha experimentado la mayor pérdida de valor en una década. Un incremento de las tasas de interés coincidiría con los aumentos que han dispuesto países en vías de desarrollo como Turquía, que duplicó su tasa de referencia para apuntalar la lira, en momentos en que la Reserva Federal de los Estados alimenta una caída de las monedas de los mercados emergentes al reducir el estímulo.

“Argentina tiene que hacer algo similar”, dijo Daniel Kerner, un analista de la consultora política Eurasia Group, en entrevista telefónica desde Washington. “Me da la impresión de que no tienen una estrategia clara, de que en realidad no entienden el problema y no creen en los incentivos”.

Kerner dijo que Argentina tiene que aumentar su tasa de depósito a 40 por ciento para alentar la demanda del peso, que este año ha declinado 18,5 por ciento.

Caída del peso

La llamada tasa Badlar que pagan los bancos privados por depósitos a 30 días de más de 1 millón de pesos (US$125.000), ha trepado 2,5 puntos porcentuales, a 24 por ciento, desde que el país empezó a devaluar el peso el 22 de enero.

En el caso de los bancos públicos, la tasa Badlar subió 7,6 puntos porcentuales el 28 de enero, a 25,6 por ciento, el nivel más alto desde abril de 2003.

El banco central usa sus subastas semanales de pagarés en pesos para contribuir a influenciar el rumbo de las tasas de depósito.

En su subasta semanal, el banco central vendió 860 millones de pesos (US$107 millones) de pagarés a 98 días a la tasa más alta desde noviembre de 2002.También retiró 5.600 millones de pesos de la economía al vender 9.000 millones de pesos de pagarés en comparación con los 3.400 millones de pesos en plazo de reembolso.

Jorge Piedrahita, el máximo responsable ejecutivo de Torino Capital LLC, dijo que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner terminará por subir las tasas a entre 40 y 50 por ciento. “Sólo hace lo que se ve obligada a hacer, y sólo cuando está entre la espada y la pared”, dijo Piedrahita.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV