sábado, 28 de mayo de 2022 Actualizado a las 01:49

Mayor crecimiento en un año y repunte en demanda interna no impresiona a Moody's, BCI y Santander

por 19 mayo, 2015

Mayor crecimiento en un año y repunte en demanda interna no impresiona a Moody's, BCI y Santander
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"La recuperación en Chile es inducida e insostenible. La capacidad productiva continúa deteriorándose ante la caída de la inversión".

"Chile continúa sufriendo un proceso de desinversión que inició a finales del 2013 y se ha extendido hasta el presente año, ante la reticencia de la inversión privada ocasionada por el manejo tanto de la política económica como de las reformas. Esto ha detenido la acumulación de capital y consecuentemente erosionado la capacidad productiva potencial del país".

Esa son algunas de las conclusiones de Alfredo Coutiño, Director de Moody's Analytics para América Latina, acerca de las cifras de crecimiento del primer trimestre publicadas ayer por el Banco Central.

Ese análisis no es algo aislado: sus conclusiones son compartidas por varios de los economistas más influyentes de la plaza local, incluyendo los del Banco Santander, el Bci y BICE. Y eso que en los primeros tres meses del 2015 la economía chilena creció a su mayor ritmo en un año y la demanda interna presentó su primer alza desde 2013.

El PIB del primer trimestre de este año se ubicó en 2,4%. La cifra se situó por encima de las expectativas del mercado, que anticipaba un crecimiento de 2,2% para el período.

En comparación con el último trimestre del 2014, el PIB aumentó un 1,0%. El repunte se debió a un alza generalizada en todas las actividades salvo la Pesca, que cayó un 13,5%, y la Industria Manufacturera, que lo hizo en un 0,6%. 

El Banco Central informó que los sectores más dinámicos fueron las Comunicaciones, con un crecimiento del 9,4% interanual, y especialmente la Agricultura, que se expandió un 8,5%.

Pero en el mercado advierten que el sorpresivo repunte en la demanda interna se debe principalmente al fuerte aumento del gasto público del Gobierno, y eso es insostenible en el tiempo. Y además hacen hincapié en que la inversión sigue cayendo y en el primer trimestre se contrajo un 1,7% en su principal componente, la formación bruta de capital fijo.

La caída de la inversión se explica por un retroceso del gasto en maquinaria y equipos, lo que no logró ser compensado por una mayor inversión en la Construcción y otras obras.



El informe que el Bci hizo para sus clientes dice que el crecimiento mostró una "leve mejora en algunos componentes de la demanda interna. Sin embargo, la inversión sigue aportando negativamente a la frágil actividad económica del trimestre y profundiza su retroceso respecto al trimestre previo". Agrega que, mirando el informe en detalles, la cifra de crecimiento "sigue instalando preocupación respecto a un repunte en actividad que posiblemente tardará más de lo previsto en llegar", debido principalmente al "evidente deterioro que aún persiste en la inversión".

El informe estima que, dadas las cifras publicadas, el Banco Central volverá a recortar el rango de crecimiento en el IPoM del mes de junio en 25 puntos base, "dejando como proyección del PIB 2015 un rango entre 2,25% y 3,25%".

Para el equipo del Banco Santander Chile que lidera el Pablo Correa, si bien un crecimiento de 2,4% es una sorpresa positiva, "hay que tener en consideración que se da en un contexto sumamente favorable. En efecto, estamos en un escenario de una política monetaria expansiva desde hace ya varios meses, una ejecución presupuestaria que muestra un política fiscal considerablemente expansiva, un tipo de cambio real depreciado, un aumento de la masa salarial de los asalariados de alrededor de 4,0% (durante el primer trimestre), y muy probablemente con menores precios del petróleo que veremos dentro de este año, que favorecerán así el ingreso disponible de las familias".



El informe dice que la economía sigue mostrando signos de debilidad, en particular la inversión de los bienes de capital y el gasto por bienes de consumo durables (particularmente automóviles).

Los economistas del BICE señalan que no prevén un fuerte repunte de la actividad "por cuanto creemos que las fuentes de dicho crecimiento estuvieron en parte favorecidas por factores puntuales". Añaden que estiman que el impulso proveniente del gasto fiscal no sería permanente en vista del compromiso del Gobierno de alcanzar un presupuesto equilibrado hacia el 2018 y que "los beneficios de los bajos precios del petróleo sobre el consumo de los hogares se irían disipando en la medida en que estos últimos comiencen a exhibir una estabilización".

BBVA optimista

Una conclusión diferente sacó el equipo de economistas del BBVA Research, que sostiene que, consideradas las cifras de crecimiento del primer trimestre, el nuevo ministro de Hacienda "partiría entonces con el pie derecho en términos de actividad".

En su informe, BBVA destaca que la velocidad del crecimiento se incrementó por tercer trimestre consecutivo y resalta el alza del sector construcción. Y agrega que "no es descartable que veamos ajustes moderados" al alza en las proyecciones de crecimiento para 2015 en los próximos meses, lo que se vería reforzado por el IMACEC de abril, que proyectan se ubique entre 2,2% y 2,7%, por sobre las expectativas de consenso (EEE: 2,0%).

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV