sábado, 17 de agosto de 2019 Actualizado a las 23:32

Autor Imagen

Externalizar el riesgo de huelga

por 23 julio, 2019

Externalizar el riesgo de huelga
Si la huelga ocurre entre trabajadores de su compañía de outsourcing, la empresa mandante no ve interrumpido su servicio o producción porque la ley le otorga la facultad de caducar su vínculo contractual con la contratista que no entrega el servicio, para reemplazarla por otra contratista. Así, la continuidad de operaciones de la empresa mandante o principal queda garantizada y libre de la contingencia de vaivenes laborales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una cadena de supermercados se enfrenta a la masiva huelga de sus trabajadores, lo que obliga al cierre de puntos de venta. La principal minera del país también ha enfrentado huelgas que por su dimensión, impactan en el crecimiento global de la economía.

Detrás de cada huelga, se ve amenazada la continuidad del servicio o la producción, que sufre una interrupción.

Una alternativa para reducir y amortiguar el riesgo que genera la huelga laboral para la continuidad del negocio es la subcontratación u outsourcing.

Este sistema permite a las empresas externalizar en una compañía contratista un proceso productivo o de servicios y, con ello, la contratación de personal. Esto facilita a las empresas flexibilizar la disponibilidad de recursos para reaccionar oportunamente a nuevos negocios, aumento estacional de demanda o su contracción.

Pero además, entre las principales motivaciones que vemos en Chile cuando las empresas externalizan sus procesos en una compañía de outsourcing está reducir el riesgo de perder continuidad del negocio producto de huelgas laborales.

Efectivamente, cuando una empresa deriva la gestión y responsabilidad de un proceso productivo o de servicios en una compañía de outsourcing, aumentan sus posibilidades de dar continuidad a su negocio sin interrupción.

Cuando la huelga ocurre en trabajadores contratados de planta, como hemos visto, la empresa debe interrumpir su trabajo.

Si la huelga ocurre entre trabajadores de su compañía de outsourcing, la empresa mandante no ve interrumpido su servicio o producción porque la ley le otorga la facultad de caducar su vínculo contractual con la contratista que no entrega el servicio, para reemplazarla por otra contratista.

Así, la continuidad de operaciones de la empresa mandante o principal queda garantizada y libre de la contingencia de vaivenes laborales.

De esta manera, en la práctica, el sistema de outsourcing o subcontratación facilita la eficacia, flexibilidad y continuidad operacional de las empresas, que deben mantener su competitividad.

Contrariamente a la imagen estigmatizadora, gran parte de los trabajadores que se desempeñan bajo la modalidad de subcontratación sí tienen continuidad y estabilidad laboral.

Muchos de estos trabajadores con buen desempeño tienen contratos de varios años con empresas de outsourcing y se desempeñan sucesivamente en distintos procesos productivos o de servicios a medida que se van completando los proyectos.

Los trabajadores subcontratados deben contar con contrato, cotizaciones de salud y pensiones y beneficios como vacaciones, colación, equipamiento de seguridad, de todo lo cual se hace responsable la empresa contratista, que lleva la gestión del recurso humano.

El outsourcing aporta inteligencia a la gestión del recurso laboral, trabajo formal y estable a las personas, y una solución eficiente a las empresas que buscar dar flexibilidad y continuidad a sus negocios.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV