sábado, 3 de diciembre de 2022 Actualizado a las 02:06

Autor Imagen

Independientes hoy, dependientes mañana

por 2 abril, 2015

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En Chile, casi dos millones de personas son trabajadores independientes, según cifras del INE. Una minoría de ellos cotiza. De hecho, a septiembre de 2014 había 125.888 cotizantes independientes en el sistema previsional, según datos de la Superintendencia de Pensiones. Es decir, sólo un 6,5% de los trabajadores independientes cotiza. Así lo reconoce el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, y advierte que para elevar las pensiones se necesita que las personas participen más y de manera más permanente en el mercado laboral.

Entre los Trabajadores Independientes, en términos previsionales, se reconocen dos grandes grupos: los Trabajadores Independientes a honorarios y Trabajadores Independientes No honorarios. El primer caso se refiere a aquellas personas que perciben honorarios por actividades independientes, o bien perciban rentas por Boletas de Honorarios. En el segundo grupo se encuentran todas aquellas personas que realizan trabajos por cuenta propia, que ejercen sus actividades laborales de manera libre, sin que exista una relación de dependencia con un empleador y que, además, no emitan Boletas de Honorarios por sus actividades laborales.

Estamos hablando entonces de personas que, por la naturaleza de sus ingresos y por desconocimiento de cómo opera el Sistema Previsional, nunca han cotizado y, si lo hacen, no han mantenido aportes periódicos al fondo de pensiones. Además, entre los independiente que cotizan en AFP, es común ver que lo hacen por el mínimo y no por la renta real que generan.

Son personas que realizan un gran esfuerzo para mantener ingresos constantes y que dependen única y exclusivamente de lo que puedan generarse según el mercado o el medio en que realizan sus funciones… Esto, mientras su salud se los permita.

Con un simple ejercicio se evidencia que el panorama para estas personas es desolador. Una mujer de 60 años de edad sin cónyuge necesita contar con un capital de $ 61.000.000 para obtener una pensión de $240.000. Por su parte, un varón de 65 años con una cónyuge 2 años menor para financiar igual pensión, requiere contar con un capital de $ 52.500.000.

Si sólo un 6,5% de los trabajadores independientes cotiza, y quienes cotizan, no lo hacen por el 100% de sus ingresos, los trabajadores independientes de hoy serán necesariamente personas dependientes mañana. ¿Dependientes de quién? ¿Del Estado, con acceso a pensiones mínimas? ¿Dependientes de sus hijos, cónyuges, hermanos, amigos… de quién?

Más allá del tipo de Sistema Previsional que tengamos, más allá de los cambios que necesariamente deben hacerse al Sistema, más allá de si estamos obligados a cotizar o no, la previsión es un problema de cada uno de nosotros, ya que seremos nosotros quienes vivamos de la pensión. Entonces la pregunta es :¿qué quieres ser en tu vejez, dependiente o independiente?



Loreto Barril 
Líder de Retiro de Mercer Chile

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV