domingo, 24 de enero de 2021 Actualizado a las 22:38

OPINÍÓN

Autor Imagen

Gobierno, ANFP y Cerro Chena: menos de un día para la memoria

por 20 diciembre, 2020

Gobierno, ANFP y Cerro Chena: menos de un día para la memoria
Y en un doble ataque, como ya estamos acostumbradas y acostumbrados, hoy se vuelve a hacer patente que el horror dictatorial no solo se presentó con las armas, sino que también en la forja de estructuras diseñadas para friccionar e impedir reales medidas democráticas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No se demoraron ni un solo día entre el anuncio de que empezarían a buscar un nuevo terreno para la nueva “ciudad deportiva Juan Pinto Durán” y el siguiente, en el que se apuntó que -en definitiva-, sería una zona del Cerro Chena. De hecho en la misma página de la ANFP se puede apreciar la nota del 15 de septiembre y la inmediata contraparte, del 16 de septiembre, y en ambas con la presencia del ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, junto al presidente de la Federación de Fútbol, Pablo Milad, agregando la notable incorporación de la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, en la segunda nota.

Este “curioso” hecho da pie para creer que estamos viendo una decisión rápida, fulminante, y profundamente poco pensada. Ojalá. Por que la alternativa es que ya estaba visto de antemano el pisotear un Sitio de Memoria, en el que no solo se cometieron graves abusos y torturas, sino que -por si fuera poco- aún conserva la posibilidad real de albergar restos de familiares de Detenidos Desaparecidos, como señaló en una estremecedora carta Mónica Monsalves, la presidenta de la corporación memorial Cerro Chena.

En la carta Mónica recordó además que en enero del año 2002 se encontraron osamentas en dos fosas comunes en el sector. Todo gracias a las pericias correspondientes a una causa judicial que aún permanece abierta, igual la esperanza, igual que la herida, de todas las familias que aún esperan encontrar los cuerpos de sus seres queridos asesinados por la dictadura cívico-militar.

Este “curioso” hecho da pie para creer que estamos viendo una decisión rápida, fulminante, y profundamente poco pensada. Ojalá. Por que la alternativa es que ya estaba visto de antemano el pisotear un Sitio de Memoria, en el que no solo se cometieron graves abusos y torturas, sino que -por si fuera poco- aún conserva la posibilidad real de albergar restos de familiares de Detenidos Desaparecidos, como señaló en una estremecedora carta Mónica Monsalves, la presidenta de la corporación memorial Cerro Chena.

Y en un doble ataque, como ya estamos acostumbradas y acostumbrados, hoy se vuelve a hacer patente que el horror dictatorial no solo se presentó con las armas, sino que también en la forja de estructuras diseñadas para friccionar e impedir reales medidas democráticas.

En nuestro cargo, electo, de CORES, se nos consulta respecto a la entrega de uso de suelos correspondientes al Gobierno e instancias Estatales, pero es una consulta no vinculante. El ministro Isamit, que ya ha protagonizado polémicas por su poca visión en el tema de preservación de la memoria histórica y de empatía -cómo cuando intentó desalojar a una familia de Concepción en plena pandemia-, tiene en este caso mayor potestad que los CORES, cargos de votación ciudadana y puede fácilmente pasar a llevar la decisión que tomemos en el consejo regional, aunque sea en un tema tan sensible como la recuperación y respeto por la memoria y los DD.HH.

El llamado entonces no es solo al ministro, a que recapacite, ni tampoco es únicamente a la ANFP y al mundo del fútbol, ese que nos representa como país y que -para hacerlo bien- debe escuchar y respetar, como lo hacen siempre al mirar esa histórica y trágica galería en el Estadio Nacional. El llamado en sí, es a todas y todos quienes tengan la esperanza en la Constitución que se aproxima. En ella debemos hacer patente que lo más relevante en la democracia es la representación de la voluntad de la gente, y para ello debemos reforzar las potestades de los cargos directamente electos, lo que irá en directo apoyo de la descentralización, así como crear herramientas de remoción, consultas y fiscalización, y otras instancias que en tanto aumenten la participación directa ciudadana. Quizás así la próxima vez también tome menos de un día deliberar respecto a un Sitio de Memoria y los DD.HH, pero para protegerlos.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV