sábado, 15 de diciembre de 2018 Actualizado a las 21:11

Oviedo rechaza presunta implicación en conspiración contra Lugo

por 1 septiembre, 2008

La denuncia la hizo a partir del testimonio del general Máximo Díaz Cáceres, enlace de las Fuerzas Armadas con el Congreso, quien presuntamente fue llevado bajo engaño a una reunión en la vivienda del ex comandante del Ejército, la noche del domingo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ex jefe del Ejército paraguayo, el general retirado Lino Oviedo, rechazó tajantemente este lunes su presunta participación en una conspiración denunciada por el jefe de Estado, Fernando Lugo, quien lleva dos semanas en el poder.



En un mensaje a la nación, Lugo denunció un plan golpista en el que involucró también a su antecesor, Nicanor Duarte.



La denuncia la hizo a partir del testimonio del general Máximo Díaz Cáceres, enlace de las Fuerzas Armadas con el Congreso, quien presuntamente fue llevado bajo engaño a una reunión en la vivienda del ex comandante del Ejército, la noche del domingo.



"Desmiento categóricamente y me someto a la mas exigente investigación para demostrar que es una absoluta mentira", afirmó Oviedo, quien admitió que a la misma hora sí recibió en su casa a Duarte "acompañado de sus guardias".



"En mi casa no se conspiró contra él, el que estuvo fue Nicanor durante 25 o 30 minutos", añadió Oviedo, al explicar que la visita del ex gobernante fue para invitarle a un desayuno de trabajo este lunes junto con varios gobernadores del Partido Colorado.



Oviedo aseguró que el ex obispo "está mal informado, no tiene experiencia política y no sabe que está rodeado de las peores víboras".



Lugo dijo que además de Oviedo y Duarte, de la reunión formaron parte el presidente del Senado y del Congreso, Enrique González, del partido "oviedista" Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace), el Fiscal General del Estado, Rubén Candia, y el vicepresidente del Tribunal Supremo de Justicia Electoral, Juan Manuel Morales.



Precisó que el general Díaz Cáceres fue invitado primeramente por el titular del Congreso a su residencia y que finalmente fue llevado a la casa de Oviedo, en donde le preguntaron por la opinión de los militares sobre la crisis por la que atraviesa el Senado.



De acuerdo con el jefe del Estado, el general les dijo que el problema en el Senado era "un asunto político que debía ser resuelto en tal ámbito" y después se retiró para informar inmediatamente de la reunión al comandante de las Fuerzas Militares, general Bernardino Soto Estigarribia.



Éste último notificó a Lugo, quien en su alocución destacó el comportamiento constitucional de los militares y aseguró que no permitirá que "las Fuerzas Armadas sean utilizadas por intereses sectarios".



"Insto a la ciudadanía a estar alerta ante las intenciones golpistas de sectores antidemocráticos y retrógrados", agregó Lugo, cuyos aliados en el Senado denunciaron que el cuestionado acto de juramento de Duarte como senador, rechazado por la mayoría, es parte de un acuerdo con el grupo político liderado por Oviedo.



Oviedo fue absuelto de la condena de 10 años de prisión por la intentona golpista de abril de 1996, recobró sus derechos militares y cívicos, después de que su caso fuera paralizado por años, por lo que pudo participar de los comicios generales de abril pasado como candidato presidencial.



EFE

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV