jueves, 12 de diciembre de 2019 Actualizado a las 19:38

Ofensiva a gran escala no provocó el daño anunciado

Anonymous y hackers palestinos no logran “borrar” a Israel de Internet

por 7 abril, 2013

Anonymous y hackers palestinos no logran “borrar” a Israel de Internet
El nombre que recibió la ofensiva virtual es OpIsrael, en donde el integrante del Ejército de piratas internacionales, llamado Fantasma Anon (Anon Ghost), dijo previo a los ataques que “equipos han decidido unirse contra Israel como una entidad... Israel debe prepararse para ser borrado de Internet”, añadiendo que su acción se centra en el “apoyo a la causa palestina y denuncia de la violación de derechos humanos en los territorios palestinos”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El grupo de hackers Anonymous y otras agrupaciones propalestinos intentaron infructuosamente “borrar a Israel de Internet”, según anunciaron los organismos de protección cibernética israelíes. De esta forma, el daño a gran escala anunciado por sus promotores no causó efecto a pesar que algunas páginas fueron intervenidas.

Aunque no lograron su cometido, los piratas cibernéticos no han escatimado esfuerzos en centenares de intentos de penetración y colapso de ventanas virtuales de organismos públicos y empresas privadas.

Según señala el diario español El Mundo, a la hora de mayor tráfico de “entradas hostiles”, antes del inicio del Yom A Shoa, la jornada de recuerdo del Holocausto y los millones de judíos asesinados por los nazis, los hackers intentaron atacar la página web de Yad Vashem, el Museo del Holocausto de Jerusalén, sin lograrlo.

El nombre que recibió la ofensiva virtual es OpIsrael, en donde el integrante del Ejército de hackers internacional, llamado Fantasma Anon (Anon Ghost), dijo previo a los ataques que "equipos de hackers han decidido unirse contra Israel como una entidad... Israel debe prepararse para ser borrado de Internet", añadiendo que su acción se centra en el “apoyo a la causa palestina y denuncia de la violación de derechos humanos en los territorios palestinos".

Eran 1.500 los sitios virtuales como objetivos del ataque, entre los que destacan universidades, escuelas, ministerios, bancos, medios de comunicación o infraestructuras vitales (civiles y militares).

Además, en los pasados días se publicaron las direcciones y contraseñas de unas 19.000 cuentas israelíes en Facebook. Incluso un grupo de hackers musulmanes han informado que lograron penetrar en 600 webs y servicios de internet israelíes.

Entre los sitios virtuales afectados se encuentra la página oficial de la Bolsa de Valores, el ministerio de Defensa o Absorción y de la Asociación “Grandes de la Vida” que ayuda a niños con cáncer.

También muchos usuarios han denunciado una lentitud en la navegación que es superior a la normal como dificultades momentáneas para entrar a determinadas páginas webs. Incluso algunas cuentas de Facebook fueron intervenidas con la modificación de fotografías y nombres.

Asimismo, en otros sitios fueron colocados cráneos y logos de Anonymous acompañados de condenas a Israel, cuyos hackers fueron identificados de países como Indonesia, Malasia, Turquía, Albania o naciones del Golfo Pérsico y el norte de África.

Expertos en seguridad en Internet, la red israelí sufrió un elevado número de ataques pero con daños menores a los previstos, donde algunos sitios como los ministerios restringieron su acceso desde el extranjero limitando temporalmente su servicio online.

Según Yizhak Ben Israel, director del organismo que concentra las actividades defensivas en el ciberespacio israelí, precisaba que "hasta el momento el daño es mínimo. Los hackers de Anonymous no tienen los utensilios necesarios para dañar de forma importante las infraestructuras vitales si es que ese era su intención".

A pesar del intento de ataques, el Ejército israelí posee uno de los sistemas defensivos y ofensivos cibernéticos más importantes y desde hace una semana viene tomando medidas para proteger su infraestructura.

Sin embargo, los hackers israelíes no se quedaron atrás y comenzaron un contraataque, ya que un pirata informático llamado EhIsR se infiltró en una Web identificada con OpIsrael colocando en su espacio 'lista de hechos' sobre Israel, los árabes y el Islam convirtiendo los insultos hacia su país en elogios.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV