El país donde a la gente no le gusta decir “no” (literalmente) - El Mostrador

jueves, 21 de enero de 2021 Actualizado a las 05:39

El país donde a la gente no le gusta decir "no" (literalmente)

por 8 febrero, 2017

BBC Mundo
El país donde a la gente no le gusta decir
En esta nación la palabra más cercana a la negación se traduce literalmente como “no sí”. Pero es más que una curiosidad lingüística: refleja mucho de su cultura y su forma de vida.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A los naturales de este país no les gusta decir "no".

Esto se hace evidente hasta en sus respuestas más sencillas. En su idioma, "sí" se escribe chai, y lo más cercano a una negativa se escribe mai chai, que se puede traducir como un "no sí".

Esto es más que una peculiaridad. En buena medida refleja a la sociedad nacional, un rasgo que pasa desapercibido entre los visitantes hasta que pasan cierto tiempo en el país.

Hablamos de Tailandia, "la tierra de las sonrisas".

La primera vez

La primera vez que escuchas mai chai, te parece como una frase mal hecha. La situación empeora cuando escuchas que esas palabras se incorporan a las conversaciones más formales.

Por ejemplo, si es una mujer quien habla, la oración puede incorporar mai chai ka, y si es un hombre, mai chai krub.

Suena menos elegante que un no en francés o un nein en alemán.

Los tailandeses viven en una cultura orientada hacia el colectivismo.

Los tailandeses se sienten orgullosos de ser amables y serviciales.

Como parte de su cultura colectiva, se les enseña a preocuparse por lo mejor para el grupo, en vez de lo que convenga individualmente.

Quizás por eso un no es suavizado con un sí en la misma frase.

"No sí" parece llevar implícito el pesar por no poder acceder a lo que tu solicitaste.

De hecho, las personas suelen pronunciar mai chai con la cabeza baja, haciendo una breve reverencia llamada wai, o colocan una mano sobre el rostro en un gesto que expresar una disculpa.

El bien colectivo

De acuerdo con Rachawit Photiyarach, profesor de comunicaciones interculturales de la Universidad de Bangkok, "los tailandeses evitan la confrontación porque viven en una cultura orientada hacia lo colectivo".

"Demostrar emociones es considerada una actitud inmadura o de mala educación. Por eso, se valora mucho a las personas que pueden manejar con calma las situaciones", explica

Photiyarach agrega que "la sociedad tailandesa en muy conservadora y tradicional".

A Tailandia se la conoce como "la tierra de las sonrisas"

"Es una cultura donde mostrar agradecimiento y controlar tus emociones son reglas enmarcadas en un estricto código social. Incluso, los gestos afectuosos en público entre las parejas, son considerados como irrespetuosos".

Sí puede ser no

Contrario a lo que ocurren en otros países, donde las personas dicen directamente lo que quieren, en la comunicación de los tailandeses las personas que escuchan deben estar atentos al contexto, para poder entender mejor que es lo que les están diciendo.

Los tailandeses suelen andarse con rodeos cuando se encuentran en medio de una confrontación, una situación de alta carga emocional o algo desagradable.

Por eso, cuando un amigo tailandés te dice "sí", puede que en realidad esté diciendo "no". Hay que saber interpretar sus siempre amables frases.

"Las personas no suelen decir no. Quizás lo dicen cuando están con viejos amigos, pero con el resto -incluyendo familiares o colegas- los tailandeses siempre dicen sí, y más tarde puede que expliquen por qué no van a hacer lo que dijeron", señala Photiyarach.

"La gente de Tailandia dice 'sí' porque el protocolo social así lo exige".

Por ejemplo, un empleado en este país rara vez se negará a realizar algo que pida un jefe.

Cuando un tailandés dice "sí", realmente puede que esté diciendo "no".

Si un gerente pregunta "¿puedes trabajar un sábado?", el empleado podría responder:

"Sí, pero mis padres vienen a cenar a la casa, y necesito recoger a mis hijos de las actividades deportivas que hacen durante las tardes en la escuela".

La respuesta está implícita, y depende del oyente si la entendió o no.

La importancia de las relaciones

Los tailandeses creen firmemente en mantener una buena relación. En un país en desarrollo -donde la vida puede ser dura-, las personas permanecen unidas, tratando de ayudarse unos con otros.

Para ellos, es más importante preservar una relación armoniosaque determinar quién tiene la razón, tener acuerdos y desacuerdos, o el progreso profesional.

Los tailandeses evitan decir no para mantener la paz.

Muchas disculpas

Las disculpas son poco comunes en Tailandia.

Los tailandeses prefieren ahorrarse los malos momentos manteniendo siempre una disposición placentera.

Decir "lo siento" es admitir que cometiste un error, y por ende, perder toda credibilidad, lo cual es una de las peores cosas que te pueden pasar en muchas de las sociedades asiáticas.

En una cultura colectiva, la opinión del grupo vale todo.

Los tailandeses prefieren no quedar mal en ningún momento, y por eso siempre tienden disposición a complacer a los demás.

Si alguna vez se equivocan, puede que nunca lo reconozcan.

"Es difícil recuperarte luego de hacer algo estúpido o inadecuado ante los ojos de otros tailandeses. Esto es contrario a lo que ocurre en países de cultura occidental, donde es más probable que la gente te perdone si eres honesto", Photiyarach.

El poder del no

Muchos visitantes en Tailandia deben aprender rápidamente a ser más amables, y a descubrir nuevas formas para decir sí.

En caso de ir a trabajar, suele ocurrir que al principio son los únicos que hablan durante las reuniones, o los que se atreven a contradecir en público a los jefes, porque piensan que así pueden demostrar cuán útiles pueden ser en el equipo.

Algunos tailandeses dicen que las personas que se comportan así "tienen una guerra en el corazón".

Se debe aprender que decir "sí" a alguien -o no decir no- no significa que eres una persona manipulable.

Por eso muchos admiran cómo los nativos de este país dicen tantas veces sí, incluso cuando eso pueda ser a costa de lo que desean o necesitan.

Esa actitud genera una sensación liberadora, por cuanto no importa lo que hayas pedido, la respuesta puede que no sea "sí" -de hecho, puede ser "no sí"-, pero rara vez será no.

Contenido relacionado

El plan de Emiratos Árabes Unidos para convertirse en uno de los 5 países "más felices" del mundo
El país europeo al que le encanta estar triste y en el que nadie te dice que tengas un buen día
¿Cómo es crecer en Uruguay, el país donde la Noche de la Nostalgia es la máxima fiesta nacional?

Guardar

BBC Mundo

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Espiral de violencia

Envíada por Valentina Terra Polanco, Observatorio Niñez y Adolescencia | 16 enero, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV