lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 23:17

Autor Imagen

¿Miente el gobierno?

por 16 septiembre, 2015

"Debo informarle al lector, que antes y después de 1989, los médicos siempre nos hemos preocupado de la vida de la madre, y le hemos dado los tratamientos correctos, aun sabiendo que a veces implica la interrupción del embarazo y eso no es punible".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La ministra del Sernam manifestó su preocupación en relación al Proyecto de Ley de despenalización de la interrupción del embarazo diciendo que “es grave que se diga que el gobierno miente en un proyecto”. Por supuesto, es grave que la opinión pública piense que el gobierno miente y sobre todo en un tema tan sensible como este.

En la página web del Sernam hay un link que dice “Infórmate sobre el proyecto de despenalización # 3 causales”. Como ya es habitual, por ninguna parte se ve la palabra aborto.

¿Qué informa de la primera causal? Dice: “peligro para la vida de la mujer” y menciona que esta causal “cuando la vida de la mujer embarazada se encuentra en riesgo, busca permitir que la mujer tenga acceso a los tratamientos médicos necesarios para preservar su vida, aún cuando la realización de los mismos implique la interrupción de su embarazo”. Quien lea esto se imagina que hoy, en Chile, las mujeres se mueren porque no se hace lo que es médicamente correcto; pero debo informarle al lector, que antes y después de 1989, los médicos siempre nos hemos preocupado de la vida de la madre, y le hemos dado los tratamientos correctos, aun sabiendo que a veces implica la interrupción del embarazo y eso no es punible. Así lo manifestó recientemente la Corte Suprema, mediante una declaración escrita, por lo tanto no se necesita promulgar una ley para evitar las muertes de las embarazadas con riesgo vital.

En la segunda causal se lee “inviabilidad del feto para sobrevivir fuera del útero” y menciona que, en esos casos, la mujer podrá decidir si interrumpe o no su embarazo, porque “forzarla a llevar a término tal embarazo o bien obligarla a que espere la muerte del feto, supone mantenerla en un permanente estado de duelo”. Sin embargo, nada dice respecto del duelo que sufrirá la mujer que opte por un aborto, donde al dolor de la pérdida inevitable del hijo, se suma la conciencia plena de haber decidido hasta cuando iba a vivir ese hijo, con hora y día definidos para su muerte. Como es habitual, no se menciona nunca la palabra madre o hijo, siempre se habla de mujer, embarazo y a veces de feto.

Respecto de la tercera causal que se refiere a “embarazo por violación” menciona que “si la mujer ha sido embarazada producto de una violación y no quiere seguir adelante, no se le puede exigir que lo continúe. Se propone que tenga la posibilidad de decidir y así impedir una nueva negación de su voluntad”. En ninguna parte se menciona que tal decisión implica la muerte de un individuo humano, tan inocente como ella, de la terrible agresión que sufrió y tampoco dice que el aborto no soluciona en nada el hecho inicial que produjo el embarazo. Desgraciadamente, ese acto violentísimo ya ocurrió y la mujer no lo olvidará por interrumpir su embarazo, lo que necesita es apoyo profesional de otro tipo para superar las profundas heridas que deja una violación.

Mentir es no decir la verdad de manera intencionada, ya sea inventando algo falso o entregando información errónea que lleve a una mala interpretación a quién la reciba. En el link mencionado claramente ocurre lo segundo. Me encantaría pensar que lo escrito ahí se hizo con buena intención, pero después de seguir de cerca todo lo que ha pasado con este proyecto de ley, sinceramente me cuesta creerlo. ¿Miente el gobierno? Lo dejo a su criterio, yo tengo clara mi opinión hace tiempo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV