miércoles, 27 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:04

Autor Imagen

¿Mala ciencia?

por 31 marzo, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Dos columnas en medios electrónicos han respondido a la presentación titulada “¿Tienen los concursos de Fondecyt un trasfondo político?”, que Alberto Mayol y Javiera Araya prepararon. En esta ocasión me centraré en aquella desarrollada por Antoine Maillet, pues hay dos elementos que tanto Mayol como Maillet dejaron a un lado. (En alguna otra me dedicaré a aquella presentada por Salgado, Placencia y Casals).

Antoine Maillet –aun cuando hace una invocación innecesaria para ubicarse respecto de la validez del informe, pues da a entender que representa a la comunidad científica (¿chilena?)– reconoce por una parte la significancia de la pregunta de investigación de Mayol y Araya, pero por otra castiga el trabajo por carecer de rigor metodológico al intentar responder la pregunta.

Maillet sugiere que la unidad de análisis, elegida por Mayol y Araya, es inapropiada (i.e., universidades), ya que el mérito de la propuesta debería ser adjudicado a los investigadores. En otras palabras es lo que es definido como la falacia ecológica.

Comparto parte de la crítica de Maillet, pero también comparto parte de la posición metodológica elegida por Mayol y Araya. ¿Qué hacer? En sociología, que es la disciplina por la cual transito, esta tensión metodológica tiene al menos dos soluciones.

  1. Realizar análisis estadísticos multi-level. Donde es posible introducir dos unidades de análisis de distinto orden, i.e., universidad e investigador. Dicho método permite acercarnos a saber cuánto influye la universidad sobre la variable dependiente, pero también sobre los individuos, y luego, por cierto, cómo las características individuales sobre la variable independiente.

  2. Realizar métodos mixtos. Este método nos permite, tras haber realizado los análisis macro, introducir análisis micro. En muchos casos este subanálisis es de orden cualitativo, el cual nos permitiría identificar los mecanismos sociales que sostienen la relación entre las variables de interés.

¿Son estas dos soluciones siempre satisfactorias? Depende. Pero para el caso al cual nos ha invitado a reflexionar e investigar Mayol y Araya, creo es que lo que debería hacerse como segunda parte de la investigación. A dicha potencial solución solo llegamos, en esta conversación, porque Maillet introdujo una inquietud válida.

 Tengo la genuina impresión de que Mayol y Araya han liberado un trabajo que les permite ir desarrollando su programa de investigación con mayor efectividad, pues optan por someterlo a un escrutinio diferenciado al que ofrecen los trabajos en investigación en revistas indexadas –el cual, por cierto, no es el único que los académicos ocupan–.

Mayol, con su estilo habitual, el cual a algunos incomoda, califica parte de las implicancias de la crítica de Maillet como cobardía. Sin embargo, cuál es el fondo de esta posición: seguir o no seguir con la pregunta de investigación en cuestión. A Maillet, me inclino a pensar, no le interesa seguir con la pregunta de investigación de manera sistemática, lo cual es una posición absolutamente legítima. Mayol, por otra parte, interesado en avanzar en dicho proyecto, nos da a entender que él mismo tiene fondos muy limitados para dar una respuesta metodológicamente más contundente a la pregunta.

Pero la conversación no termina ahí. Uno de los dilemas, que todos los investigadores tenemos, es cómo financiar nuestras investigaciones. El financiamiento por cierto condiciona la calidad del trabajo a ejecutar, pero no necesariamente la pertinencia de la pregunta, que es lo que reconoce Maillet. En dicho dilema, también los investigadores podemos optar por avanzar asumiendo todas las limitaciones, o realizarla toda vez que el financiamiento nos haya llegado. Yo creo que Maillet ha estado en las dos posiciones, y creo también que entiende las siguientes dos implicancias, y con esto concluyo. (Por tanto, me llama la atención el fondo de la segunda parte de su crítica, la que leo como una serie de calificaciones personales que terminan por distraernos de su valiosa posición inicial).

  1. Avanzar sin fondos. En metodología, nos recuerda Lakatos (1978), la noción de programas de investigación nos provee la posibilidad de avanzar en el conocimiento a través de una revisión de los caminos progresivos que las distintas teorías ofrecen al entender fenómenos sociales. El acercamiento limitado, como por cierto también tiene todo paper publicado en cualquier revista indexada, que hacen Mayol y Araya a la pregunta sobre la presencia efectiva de criterios meritocráticos en la construcción de sociedad, tomando como caso la adjudicación de fondos de financiamiento de investigación, es solo un paso más en entender esto. Tengo la genuina impresión de que Mayol y Araya han liberado un trabajo que les permite ir desarrollando su programa de investigación con mayor efectividad, pues optan por someterlo a un escrutinio diferenciado al que ofrecen los trabajos en investigación en revistas indexadas –el cual, por cierto no es el único que los académicos ocupan–. Por ejemplo, presentaciones en Power Point de trabajos en desarrollo frente a miembros de la comunidad científica, es también una opción utilizada en países con comunidades científicas fuertes. En ningún caso, creo, la presentación Power Point de Mayol y Araya debería haber sido leída como una respuesta definitiva respecto de este fenómeno, que pareciera ser es la interpretación que hizo Maillet a este trabajo.

  2. Avanzar con fondos. Se podría, entre otras cosas, desarrollar el programa con las dos opciones de mejoramiento metodológico sugerido más arriba. Como también se podría aumentar la capacidad laboral del mismo y acelerar el conocimiento sobre algunos elementos que han sido sugeridos en este trabajo inicial. La gran diferencia estaría en que la posibilidad de publicar aumentaría de forma significativa y, por tanto, el impacto de dicho trabajo con sus nuevas o confirmadas conclusiones aumentaría. Sin embargo, si los fondos no han llegado, la presentación Power Point puede, aunque Maillet no lo acepte, ser citada en un trabajo indexado, aun cuando esta no haya sido sometida a procesos de revisión de pares.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV